Saltar

Cómo descansar mejor: 4 pasos clave para conseguirlo

Hay muchos factores que afectan a la calidad del sueño. La buena noticia es que muchos de ellos los podemos modificar nosotros mismos de forma positiva. Por eso, si tienes problemas para dormir, te animamos a que tomes nota de estas recomendaciones para conseguir descansar mucho mejor.

1. Cuida la luz y el sonido en tu dormitorio

Pocas cosas influyen más en el ambiente de tu hogar que la luz y el sonido. Y que ese ambiente sea favorable para tu bienestar es importante en todos los sentidos, pero más aún cuando hablamos de dormir. Por eso, la primera recomendación para conseguir un sueño reparador es contar con la iluminación y el sonido adecuados en tu dormitorio, así como hacer un buen uso de ellos, ¡por supuesto! De poco sirve tener una lámpara de mesa que te procure una menor intensidad de luz antes de dormir como SYMFONISK, si siempre optas por encender la luz general de la habitación.

Según los principios básicos de la higiene del sueño, lo mejor es reducir los estímulos un tiempo antes de dormir. Por eso, es preferible que cuando entres en tu habitación, enciendas la luz de la lámpara de la mesilla de noche, cuya intensidad será menor.

En cuanto al sonido, es importante que la habitación esté lo más silenciosa posible. No obstante, hay algunos sonidos de ambiente relajantes que pueden ayudarte a conciliar el sueño. Una idea es poner alguno de fondo en el altavoz que lleva incorporado la lámpara mientras te pones el pijama y durante los primeros minutos que estés en la cama.

2. Utiliza las cortinas para evadirte del mundo

Ya sea porque te vas a dormir pronto, cuando todavía es de día, o porque tienes farolas cerca, las cortinas pueden convertirse en tus mejores aliadas para evitar que la luz externa afecte a tu sueño.

Sobre todo, si optas por cortinas opacas como HILLEBORG, que aislarán totalmente tu dormitorio. Están fabricadas en PET reciclado y el resultado es un tejido que no solo consigue que no se filtre la luz, sino que tiene una caída ligera y uniforme y es mucho más sostenible.

Si quieres que el resultado sea más agradable a la vista y al tacto, puedes decantarte por poner dos capas de cortinas, unas traslúcidas y las otras opacas. De esta forma, además de conseguir beneficios a nivel estético, podrás jugar con ellas durante el día para regular la cantidad de luz que quieras tener en tu habitación.

3. Elige el tipo de cama y el colchón adecuados para ti

Cada persona es un mundo, así que la cama más adecuada para cada uno depende de diferentes factores. Sea cual sea la que elijas, es primordial que esta te proporcione el confort que necesitas para dormir.

Por ejemplo, la que te mostramos en la foto, el modelo SLATTUM, tapizada con tela, es una estructura de cama que combina de forma eficaz un diseño moderno, sencillo y confortable. Su cabecero aporta comodidad extra y si, además, añades una buena almohada y varios cojines, conseguirás que la experiencia sea aún mejor.

No obstante, lo mejor que puedes hacer antes de decantarte por un modelo, es comparar varios y tener en cuenta todas las características que quieres que tenga en función de tu estilo de vida: con o sin canapé, con o sin cabecero, los materiales…

Por supuesto, aparte de la cama, el colchón cumple un papel clave para tu sueño. Por eso, nuestra recomendación es que siempre apuestes por uno de calidad. A continuación te dejamos un vídeo que puede ayudarte a resolver tus dudas y a elegir el que se adapte mejor a tus necesidades. ¡Toma nota!

    4. ¿Frío o calor? Encuentra el equilibrio con la ropa de cama

    ¿Tiendes a pasar frío por la noche? ¿O demasiado calor? Prueba el edredón para todas las estaciones SMÅSPORRE. Está compuesto por un edredón ligero y otro más grueso que se pueden unir o separar, por lo que sirve prácticamente para todo el año. En los meses de más calor, podrás guardarlo y utilizar únicamente una colcha finita.

    Las fundas nórdicas y las sábanas también tienen un papel clave para regular la temperatura en la cama y es importante que elijas un material de calidad como el algodón. ¿Sus ventajas respecto a otros? Es suave, transpira, absorbe la humedad y resulta agradable al tacto, lo que mejora considerablemente la experiencia de arroparse con ellas. Además, en IKEA nuestro algodón es de cultivo sostenible, es decir, que se recicla o produce con menor consumo de agua, de pesticidas y fertilizantes, lo que aumenta el margen de beneficio para los agricultores.

    ¿Has tomado nota? Empieza a poner en práctica estos consejos esta misma noche para dormir a pierna suelta. Pero antes, te animamos a que veas este vídeo con más recomendaciones que pueden serte útiles.

      Y si quieres aprender todavía más sobre el tema, ¡haz clic en el enlace!

      Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.