Fundas nórdicas, sábanas y fundas de almohada

¿Fundas nórdicas lisas o estampadas?

Tus sábanas dicen mucho de ti, hagas o no la cama. Con nuestras fundas nórdicas y fundas de almohada, puedes crear una apuesta en colores lisos o impactar con un estampado alegre. Y como muchos contienen lyocell y algodón de fuentes más sostenibles, también cuidas el planeta.

Fundas nórdicas para todos los gustos

¿Tienes que elegir tu funda nórdica pero no sabes por dónde empezar? Con estos sencillos pasos vas a acertar seguro:

  1. Elige la medida de tu funda nórdica

En IKEA tenemos tres medidas de fundas nórdicas:

  • Para cama individual: Las fundas nórdicas de 150 x 220 cm son las recomendadas para camas individuales. Incluyen una funda de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  • Para cama doble estándar: Elige las fundas nórdicas de 240 x 220 cm si tu cama tiene entre 135 cm y 160 cm de ancho. Si te gusta que la funda nórdica cuelgue un poco de cada lado y tu cama mide 160, quizás la mejor opción sería elegir una funda nórdica de 260 x 220 cm. Incluye dos fundas de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  • Para cama doble extragrande: Una funda nórdica de 260 x 220 cm es la mejor opción para una cama de 180 cm de ancho. Incluye dos fundas de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  1. Elige el color o el estampado

¡Que el color no sea un problema! La gama de fundas nórdicas de IKEA incluye todos los colores que te puedas imaginar. Además, tenemos tanto estampados clásicos como estampados con las últimas tendencias en decoración.

Echa un vistazo a los colores que predominan en tu dormitorio y apuesta por colores de la misma gama o que combinen bien.

  1. Completa tu funda nórdica combinándola con otros textiles.

Recuerda que una colcha a los pies de la cama o un conjunto de cojines bien combinados puede hacer que tu dormitorio parezca otro en un pispás. ¡Si combinas todos los textiles con colores de la misma gama acertarás seguro!

  1. Manos a la obra ¡A hacer la cama!

Elige cómo quieres hacer tu cama. Tanto si te gusta que la funda nórdica cuelgue a los lados de la cama como si prefieres que esté metida por debajo del colchón, te recomendamos que veas este vídeo con algunos consejos para hacer la cama y para poner la funda del nórdico.