Saltar
Saltar a la lista de productos
Envío GRATIS de accesorios si eres IKEA Family, 2€ si no eres del club. Tu compra en casa a partir de 48h laborables.

Fundas nórdicas, sábanas y fundas de almohada

¿Fundas nórdicas lisas o estampadas?

Tus sábanas dicen mucho de ti, hagas o no la cama. Con nuestras fundas nórdicas y fundas de almohada, puedes crear una apuesta en colores lisos o impactar con un estampado alegre. Y como muchos contienen lyocell y algodón de fuentes más sostenibles, también cuidas el planeta.

Cuando tus almohadas necesitan un poco de cariño

Con esta nueva funda de almohada siempre habrá amor al final del arcoíris. El divertido diseño en blanco y negro está hecho de algodón puro, por lo que combina con muchos estilos de ropa de cama diferentes para ofrecer cariño (y comodidad) donde quiera que vayas.

Ver todas las fundas de almohada
Una cama tapizada blanca en una habitación blanca cubierta con ropa de cama PURPURBRÄCKA y TAPETMAL, además de un cojín con forma de corazón.
El cabecero de una cama cubierto con ropa de cama PURPURBRÄCKA y una almohada con una funda TAPETMAL y un cojín en forma de corazón encima.
Ver todas las fundas de almohada

Ropa de cama para alegrar la temporada

¿Lunares atrevidos o florales delicados? Sean cuales sean tus preferencias, nuestro surtido de ropa de cama de algodón tiene todo lo que necesitas para darle a tu cama un plus de estilo y suavidad, preparada para noches acogedoras seguidas de mañanas soleadas y tranquilas.

Ver todos los juegos de fundas nórdicas
Una cama BJÖRKSNÄS en una habitación soleada, cubierta por la ropa de cama KLYNNETÅG con estampado de lunares, con una alfombra VEJSTRUP en el suelo.
El lado de una cama con ropa de cama TIMJANSMOTT floral, una manta rosa y un cojín verde encima, frente a una ventana luminosa.
Ver todos los juegos de fundas nórdicas

Textiles para retocar el dormitorio

El verano no solo nos brinda días con más luz, sino también tardes y noches más relajadas. ¿Por qué no aprovechas la ocasión para renovar tu dormitorio? Otros toques de color, ropa de cama fresca y nuevas obras de arte de pared le darán otra luz a la habitación durante todo el día.

Ver todos los juegos de fundas de edredón
Una habitación con un techo inclinado con una cama hecha con ropa de cama JUNIMAGNOLIA estampada en azul y blanco, y accesorios textiles rosas.
Un perro de pelo rizado marrón sobre una cama con ropa de cama JUNIMAGNOLIA con un estampado azul y blanco.
Ver todos los juegos de fundas de edredón

Fundas nórdicas para todos los gustos

¿Tienes que elegir tu funda nórdica pero no sabes por dónde empezar? Con estos sencillos pasos vas a acertar seguro:

  1. Elige la medida de tu funda nórdica

En IKEA tenemos tres medidas de fundas nórdicas:

  • Para cama individual: Las fundas nórdicas de 150 x 220 cm son las recomendadas para camas individuales. Incluyen una funda de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  • Para cama doble estándar: Elige las fundas nórdicas de 240 x 220 cm si tu cama tiene entre 135 cm y 160 cm de ancho. Si te gusta que la funda nórdica cuelgue un poco de cada lado y tu cama mide 160, quizás la mejor opción sería elegir una funda nórdica de 260 x 220 cm. Incluye dos fundas de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  • Para cama doble extragrande: Una funda nórdica de 260 x 220 cm es la mejor opción para una cama de 180 cm de ancho. Incluye dos fundas de almohada a juego de 50 x 60 cm.
  1. Elige el color o el estampado

¡Que el color no sea un problema! La gama de fundas nórdicas de IKEA incluye todos los colores que te puedas imaginar. Además, tenemos tanto estampados clásicos como estampados con las últimas tendencias en decoración.

Echa un vistazo a los colores que predominan en tu dormitorio y apuesta por colores de la misma gama o que combinen bien.

  1. Completa tu funda nórdica combinándola con otros textiles.

Recuerda que una colcha a los pies de la cama o un conjunto de cojines bien combinados puede hacer que tu dormitorio parezca otro en un pispás. ¡Si combinas todos los textiles con colores de la misma gama acertarás seguro!

  1. Manos a la obra ¡A hacer la cama!

Elige cómo quieres hacer tu cama. Tanto si te gusta que la funda nórdica cuelgue a los lados de la cama como si prefieres que esté metida por debajo del colchón, te recomendamos que veas este vídeo con algunos consejos para hacer la cama y para poner la funda del nórdico.

Envolverse en ropa de cama limpia y suave… ¿hay una sensación mejor? Pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas durmiendo, lo que significa que estamos mucho tiempo acurrucados en el edredón. Por eso es tan importante la elección de la ropa de cama. Todas nuestras fundas nórdicas tienen un tacto suave, ya que toda comodidad es poca para disfrutar de un sueño apacible. Nuestra ropa de cama está disponible en varios estilos para adaptarse a tu dormitorio. También es "transpirable", algo que ayuda a mantener una temperatura corporal constante durante toda la noche.

Fundas nórdicas de diferentes materiales

En nuestra selección de fundas nórdicas, puedes elegir entre diferentes materiales y estilos. Todos los materiales que utilizamos en las fundas de edredón tienen un tacto agradable para que duermas plácidamente, pero algunos de los materiales tienen ventajas específicas que pueden ser ideales para ti.

Fundas nórdicas de algodón

Las fundas nórdicas de algodón puro tienen un tacto increíblemente agradable y se vuelven más suaves con cada lavado. Esto hace que la ropa de cama de algodón sea especialmente duradera. Las fundas nórdicas de algodón también transpiran bien, lo que significa que absorben la humedad y te mantienen seco o seca. También tenemos fundas nórdicas con corchetes a presión ocultos para mantenerlas en su sitio, lo que es genial si no paras de dar vueltas al dormir.

Mezclas de poliéster y algodón

¿Quieres una funda de edredón que sea fácil de cuidar? En ese caso, una mezcla de poliéster y algodón podría ser una gran elección. La ropa de cama hecha con esta mezcla tiende a arrugarse menos y no se encoge. Comodidad en la cama y seguridad en la lavadora: las fundas nórdicas de poliéster y algodón seguirán teniendo un aspecto elegante y alegre durante mucho tiempo.

Fundas nórdicas en satén hecha de lyocell y algodón

La ropa de cama en satén confeccionada con una mezcla de lyocell y algodón es extremadamente suave y sedosa al contacto con la piel, pero también tienen un aspecto brillante. Esta mezcla de materiales absorbe la humedad del cuerpo y te mantendrá seco toda la noche. Las fundas nórdicas en satén lleva el lujo a un nivel superior, lo que garantiza que disfrutes de un sueño placentero.

Fundas de edredón de lino

El lino tiene fibras naturales que crean leves variaciones en la superficie. Esto distingue la textura de la funda con un brillo mate. Además de su aspecto distintivo, el lino también absorbe la humedad y transpira bien, por lo que dormirás cómodamente con una temperatura corporal constante. La ropa de cama de lino es la opción ideal si lo que quieres es tener una sensación fresca y única.

Número de hilos

Para elegir la mejor ropa de cama para ti, hemos compartido el número de hilos de cada ropa de cama. El número de hilos indica la cantidad de hilos por pulgada cuadrada de tela. Cuanto mayor sea el número de hilos, más denso será el tejido. Y esto hará que la sensación sea más agradable. Algunas personas son muy sensibles al número de hilos y necesitan un número mayor para conseguir una comodidad superior.

Fundas nórdicas para darle un toque elegante a tu cama

Utilizar edredones nórdicos es una forma ideal de abrigarse por las noches, pero no te olvides de que todo edredón tiene que llevar su funda nórdica para protegerlo de los ácaros y el polvo. Tenemos dferentes estilos de diseños de fundas nórdicas así que solo tienes que elegir aquellas que más te gusten para tu dormitorio. ¡Tener una cama bonita nunca ha sido tan sencillo! ¡Elige la la funda nórdica y sábanas que más te gusten! 

Viste tu cama a partir de unas fundas nórdicas básicas

Para que la decoración de tu hogar esté acorde con la decoración de tu cama solo tienes que usar unos textiles que vayan a juego. Si no sabes por donde empezar, solo tienes que empezar eligiendo una ropa de cama de colores básicos a partir de la cual puedas construir la decoración que quieres para tu cama. Solo tienes que añadir otros textiles a tu ropa de cama básica como mantas y fundas de cojín estampadas.