Saltar

Rituales cotidianos para un mejor día a día

Aunque los cambios pueden resultar abrumadores, nuestros rituales del día a día son todo lo contrario. Porque los pequeños gestos que se repiten son los que tienen la capacidad de cambiar tu vida. Dedica un tiempo a identificar tus rutinas diarias y cómo afectan a tu bienestar. ¿Qué puedes hacer para enriquecerlas? ¿Hay algún ritual que no hagas que pueda aportar más alegría a tu día?

Para lograr grandes cambios, céntrate en las pequeñas cosas.

Reunión de un grupo de amigos en un balcón en torno a una mesa con comida y bebidas.

Rituales para empezar el día de la mejor manera

No hay nada como empezar bien el día con un ritual que te llene de vitalidad y te dé energía, que mejore tu estado de ánimo y que ayude a determinar los objetivos del día. Ya sea nadar en agua fría para despertar todos los sentidos, preparar la taza de café perfecta o disfrutar de un delicioso desayuno, es por la mañana cuando marcamos la pauta de nuestro día.

Rituales por la tarde

Encontrar un momento para recargar las pilas y volver a conectar con uno mismo y con los demás es una práctica muy útil en mitad de un día ajetreado. Puede consistir en disfrutar de un momento a solas con una relajante taza de té casero, reunir a tus seres queridos para aprender una antigua receta familiar o charlar con tus vecinos tomando un café con dulces. Tener un objetivo te aportará bienestar.

Rituales para relajarse y finalizar el día

La noche es un momento para jugar, crear y aprender cosas nuevas. Si no tenemos que trabajar, hay tiempo para comer, socializar y entretenerse. Es un momento para disfrutar de la compañía de nuestros amigos, conectar con nuestras mascotas y jugar con nuestros hijos También podemos dedicar tiempo a nuestras aficiones e intereses y, por supuesto, relajarnos, desconectar y prepararnos para descansar plácidamente.