Cómo limpiar un sofá: trucos para facilitarte la vida

El sofá siempre ha sido el lugar preferido por todos. Y cuando decimos por todos, es por todos: mayores, adultos, niños y ¡animales de compañía, por supuesto! El lugar donde siestear, saltar, jugar y merendar.

Por todo esto, es también el lugar donde es fácil que la suciedad se acumule. ¡Una mancha en el sofá! Ante semejante problema hay soluciones muy sencillas de llevar a cabo. Por eso, desde IKEA queremos enseñarte cómo limpiar un sofá, de tela o de piel, sin morir en el intento.

Cómo limpiar un sofá de tela sin morir en el intento

Cómo limpiar un sofá de piel y de tela en un periquete 

Dentro del amplio surtido de sofás que podemos encontrar, es importante que sepas que los hay con fundas que pueden lavarse cómodamente en la lavadora. Y esta es la forma más fácil, rápida e indolora de limpiar un sofá.

Bien, si ese no es tu caso, no te preocupes, te contamos cómo limpiar la tapicería del sofá.

Cómo limpiar sofás de tela que son los preferidos de tu mascota

Limpiar un sofá de tela en 3 pasos

Los sofás de tela son el lugar preferido de toda la familia, pero también de tu perro, estamos seguros. Pelos, babas y restos de barro ¿quizá? La suciedad se apodera de tu sillón o sofá sin que te des cuenta. A pesar de la cara de no haber roto un plato del can en cuestión. ¡Le perdonamos!

Ponte manos a la obra para limpiar el sofá de tela: 

  1. Desempolva la aspiradora y aspira tu sofá sin dejar un centímetro de tela sin aspirar.
  2. Usa un limpiador de tela de sofá que elimine todo tipo de manchas de la tapicería de sofás y cojines: vino, chocolate y salsa de tomate no se resistirán. Recuerda antes, probar el limpiador en una pequeña zona del sofá para ver si funciona y no altera el color de tu sofá de tela.
  3. Frota con un cepillo y deja que se seque.

Ya está, no hay nada más que debas saber sobre cómo limpiar un sofá de tela. No tiene más intríngulis. Si además de limpiarlo quieres darle un nuevo aire a tu sofá, elige entre nuestras fundas de sofá de tela. No lo reconocerá ni el perro. 

Recuerda que si tienes más de una funda para el sofá puedes intercambiarlas de vez en cuando, no solo durante el cambio de temporada sino también mientras las estás limpiando. De esta forma, las dos durarán más tiempo y el sofá parecerá siempre nuevo.

La familia bien seguro estará encantada de volver a sentarse en el sillón de tela y de volver a mancharlo en cualquier momento.

Cómo limpiar un sofá de piel para que siga como el primer día

Limpiar un sofá de piel en 3 pasos

Si lo tuyo son los sofás de piel, debes saber que la piel hay que cuidarla y mimarla. Pero eso no está reñido con que limpiar un sofá de piel sea bastante fácil.

Para limpiar tu sofá de piel y dejarlo como nuevo, sigue estos sencillos pasos:

  1. Quita el polvo del sofá de piel con ayuda de un paño.
  2. Aplica un limpiador sofá piel que además contenga una crema para engrasar. Es la opción más efectiva ¡palabrita!
  3. Retira el resto de jabón con un paño humedecido con agua, y luego aplica la crema para engrasar la piel. Así evitarás que se seque y lucirá más tiempo como el primer día. 

Lo dicho, ahora que ya sabes cómo limpiar un sofá de tela y de piel en solo 3 pasos, podrás afirmar que limpiar un sofá es más fácil de lo que creías.

Si te ha gustado este artículo, no puedes perderte estos consejos de limpieza:

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.