Saltar
Menú
Saltar a la lista de productos

Fundas de sofá y sillón

Las fundas adicionales ayudan a mantener el sofá en buen estado durante más tiempo y permiten darle un aspecto diferente sin tener que comprar uno nuevo. El algodón que usamos en nuestras fundas proviene de fuentes más sostenibles, lo que significa que se recicla o se cultiva con menos recursos. Tapicería sostenible y duradera.

Dale un nuevo aire a tu sofá cambiando la funda

Una funda de sofá es práctica, ya que actúa como una capa de protección contra el polvo y los derrames, y es fácil de quitar para lavar. También es una forma sencilla de cambiar el aspecto de tu sofá. Puedes elegir entre un amplio surtido de estilos, materiales y colores: desde un terciopelo impecable y elegante y tonos neutros atemporales hasta estampados divertidos y colores atrevidos.

Un salón con un sofá de tres plazas BACKSÄLEN blanco y un cojín con una funda KUSTFLY en beige y negro.
Cojines y una manta sobre un sofá cama VRETSTORP en turquesa oscuro. Junto a él hay una mesa de centro KRAGSTA negra.
Un sofá de dos plazas KLIPPAN rojo y blanco con lunares y una mesa auxiliar BURVIK junto a una pared azul y blanca llena de obras de arte.
Una persona con un jersey marrón sentada en un sofá de dos plazas FÄRLÖV gris oscuro con una mano tocando su asiento.
Un salón con un sofá cama VIMLE en azul claro y cortinas beige cerradas.
Una niña de pelo rizado sonríe mientras hace volteretas en un sofá GRÖNLID gris con chaise longue.
Sección de un sofá blanco con cojines blancos y mantas beige, junto a una gran ventana en una habitación luminosa.
Una habitación con un sofá cama de dos plazas LYCKSELE LÖVÅS en verde intenso Vansbro, textiles negros y blancos, librerías blancas y un sillón.

Las fundas para sofá ayudan a proteger los muebles de la suciedad y las manchas. Ya sabes que hacemos un montón de actividades en el salón. Y las actividades implican inevitablemente algunos accidentes inesperados.

Una pequeña torpeza hace que algo se derrame de repente. Te despistas un momento y te encuentras las huellas de tu mascota esparcidas por tu mueble favorito. Pero no te preocupa en absoluto, ya que sabes que las fundas de los sofás se pueden lavar. Volverán a estar como nuevas en un abrir y cerrar de ojos. Y si esto no te parece una razón para usar fundas adicionales, no sabemos qué más decirte.

Las fundas de sofá permiten aprovechar los muebles al máximo

La tendencia de utilizar nuestras pertenencias durante el mayor tiempo posible ha venido para quedarse. Por ello, necesitas que tus muebles resistan el paso del tiempo. Deben soportar las reuniones familiares, las noches de cine, las fiestas de pijamas, las cenas con vino, a los niños jugando… Día tras día, año tras año.

Para asegurarte de que tus muebles lo aguanten, puedes usar fundas adicionales. Las fundas de sofá, sillón y similares protegerán tus muebles mejor que ninguna otra cosa. Son duraderas y resistentes, y se pueden lavar. Y después de muchos años de uso, cuando las fundas empiecen a desgastarse, solo tienes que cambiarlas por otras. Tus muebles parecerán como nuevos y estarán listos para usar durante muchos años más.  Más fácil, ¡imposible!

Renueva y rediseña cuando quieras

Gracias a las fundas adicionales, puedes convertir un sofá descuidado en un asiento impecable en un abrir y cerrar de ojos. Basta con cambiar las fundas del sofá. Tu sofá parecerá como nuevo y volverá a ser atractivo a la vista y al tacto en un instante. Es una solución más respetuosa con el medio ambiente, la cartera y la vista, ya que tu sofá quedará muy elegante con su nuevo cambio de look.

Puedes elegir entre un montón de colores y tipos diferentes, así que todo dependerá de tu estado de ánimo. Las fundas de sofá sueltas le darán un aspecto relajado e informal. Las ajustadas, en cambio, aportarán un aire más limpio e impecable.

Según el tipo de sofá que tengas, quizás necesites fundas de cojín para sofás. No hay problema: las fundas adicionales de nuestra selección están disponibles en una gran variedad de tamaños. Si buscas fundas para un sofá de 2 o 3 plazas, un sillón o una chaise longue, te cubrimos las espaldas (y los muebles).