Saltar

Cómo hacer un vestidor en pocos pasos

¡Un buen vestidor! ¡Quién no desea uno! El espacio que tengamos en casa, eso es otra cosa. Pero podemos crear un vestidor cómodo y bonito, por poco dinero y sin hacer grandes obras. La idea es que sepas cómo hacer un vestidor en pocos pasos y, que al final, puedas alardear de vestidor entre tus amistades y demás familia.

A parte de ser una opción realmente decorativa, es muy práctica y es que tendremos toda nuestra ropa organizada en armarios a modo de vestidor, y distribuida en cajones, bandejas o perchas. Te mostramos diferentes ideas para que te inspires con nuestros vestidores y armarios. ¡Vamos! 

Paso a paso: Cómo se planifica un vestidor 

1-Elegir la habitación para ubicar un vestidor

Lo que el sentido común nos dice es que cuando pensamos en cómo hacer un vestidor, primero decidamos dónde. 

La mejor opción es colocar el vestidor en la misma habitación donde duermes, si es que tiene el espacio necesario, o en una habitación contigua. Para armar tu vestidor, puedes optar por la estructura de armarios para puertas abatibles si lo que deseas es un vestidor con puertas. 

Aunque no siempre tendremos la suerte de contar con mucho espacio para almacenar ropa en nuestro vestidor. En esos casos, también tenemos opciones tan resolutivas como esta.

2- Medir el espacio disponible para el vestidor

¿Cuánto puede medir tu vestidor o armario de ancho? Esta es la primera duda que tendremos. Por otro lado conviene que tengas en cuenta el espacio que debe quedarte para moverte dentro del vestidor. 

Como orientación debes saber que el mínimo para colgar prendas son 60 cm de fondo, 140 cm de ancho y el largo, dependerá de la distribución que necesites, si es a lo largo, en esquina o en U.

3- Diseñar los módulos del vestidor

Tener la ropa colgada en perchas permite tenerla a la vista y es más fácil identificarla. Por otro lado, tener la ropa doblada en cajones o bandejas ocupa menos espacio y nos permite almacenar ropa en mayor cantidad. También, el diseño del interior de tu vestidor dependerá de tus gustos y tipo de ropa o complementos. Puedes ayudarte del organizador de interiores de armarios de IKEA para conseguirlo. 

Generalmente la fórmula que mejor funciona en diseño de vestidores es la combinación de perchas, cajones y estantes. Si quieres puedes diseñar y planificar tu vestidor modular.

4- Elige los acabados y los materiales

Los acabados de tu vestidor o armario deben seguir la línea del estilo y decoración de tu habitación y de tu hogar. Prueba con acabados en blanco, dan mucha luminosidad. 

Elegir puertas con bisagra, con espejo o sin él, acabados en madera...Elige también los tiradores y pomos de tus puertas o cajones. Decidir hasta el último detalle, hará que tu vestidor sea realmente único. 

5- Elegir la iluminación adecuada

La iluminación de tu vestidor es uno de los pasos más importante cuando quieres aprender cómo hacer un vestidor.

La iluminación para vestidores integrada te sorprenderá gratamente con sus múltiples opciones. Por ejemplo, la iluminación controlada con mando a distancia TRÅDFRI, te permitirá encender tu vestidor mientras te desperezas desde la cama.

6- Añade espejo, tocador y silla

Los espejos en un vestidor son casi imprescindibles. Los encontrarás tan útiles como los que te permiten colgar ropa detrás, por si quieres dejar la ropa preparada el día antes.

Lo que ya no lo es tan habitual es tener un tocador y la silla para sentarte. El espacio manda y si puedes permitirte colocar un tocador, ¡eres un afortunado! 

Además, no te olvides de colocar tus joyas y complementos del día a día siempre a la vista y bien ordenados.