Saltar

¿Cómo hacer la cama perfecta?

El secreto de los hoteles para causar una buena impresión desde el primer momento son esas camas dignas de ser consideradas una obra de arquitectura. Que levante la mano quien haya descansado mejor que nunca estando de vacaciones en un hotel. Las almohadas esponjosas, las sábanas tersas, y la variedad de cojines para rodearte como si fueras un sándwich... ¡Pues estás de suerte! Porque estas camas no tienen ningún misterio para nosotros, y vamos a compartir contigo todos los tips para saber cómo vestir tu cama como si de un cinco estrellas se tratase.

¡Empezamos!

1. Colchoncillo

Para mantener tu colchón como nuevo y más fresco que una lechuga, el primer paso es agregarle un topper, o colchoncillo, encima. De esta forma sentirás un confort máximo al acostarte y alargarás la vida útil de tu colchón.

Tienes varios rellenos y materiales para elegir entre todo nuestro surtido de toppers y colchoncillos el que mejor se adapte a tu forma de dormir. Además, pueden quitarse fácilmente para lavarlos o ventilarlos y disfrutar de una cama limpia y fresca cada día.

2. Ropa de cama

Las combinaciones en este paso son infinitas, con sábana encimera, sin ella, con colcha, o edredón. La sábana encimera debemos colocarla dejando margen arriba para doblarla por encima del nórdico o edredón. Pero lo más importante es que el conjunto quede lo más tenso posible. ¡No queremos arrugas que perturben nuestro descanso!

Si tienes dudas sobre cuál es la medida correcta de la ropa de cama para tu colchón, echa un vistazo a nuestra guía de talla de ropa de cama.

3. Edredón

Habrá que adaptarlo según la época del año. Ahora que nos adentramos en el otoño, lo ideal es decantarse por un nórdico fresco, que nos puede servir para primavera también. Dejamos los nórdicos más cálidos o extracálidos para el invierno, y lo enrollamos estratégicamente a los pies de la cama para verano.

También puedes hacerte con un edredón 4 estaciones y así tendrás un solo nórdico para cualquier época del año.

4. Cojines y almohadas

Una combinación de cojines y almohadas es la clave para un mejor descanso, además de ofrecernos la posibilidad de cambiar el aspecto de nuestro dormitorio cambiando simplemente estos elementos. El orden para que quede de anuncio es colocar los cojines más grandes y cuadrados, los destinados para la lectura, en la parte de atrás. Pondremos las almohadas alargadas a continuación y si queremos añadir un toque decorativo, en último lugar colocareomos unos cojines cuadrados más pequeños.

5. Colchas y cubrecamas

Este elemento también está condicionado según la época del año. Utilizaremos una colcha ligera en verano y entretiempo a los pies de la cama, para aportar color y calidez a la hora de la siesta (¡a nadie le gusta dormir con los pies fríos!). Y para el invierno nos decantaremos por materiales que abrigan más, como la lana.

6. Textiles

No son un elemento en sí, pero juegan un papel importantísimo, la composición de los tejidos, así como la combinación de colores es esencial para asegurar tu descanso y que tu dormitorio transmita paz y al mismo tiempo personalidad. A continuación, algunos tips sobre textiles para que no te quede ninguna duda.

Número de hilos:

A veces vemos dos productos que parecen iguales, sin embargo, su precio es muy diferente, siendo uno mucho más elevado. En el caso de ropa de cama, esto puede deberse al número de hilos del textil, que es un indicativo de la calidad del mismo. Cuanto mayor el número de hilos, mejor resistencia y densidad tendrá la tela. Para que te hagas una idea, la media de número de hilos de una sábana estándar sería de unos 120 por pulgada cuadrada. A partir de 200 incrementa la sensación de confort al tacto. Así que ya sabes, ante la duda, revisa siempre el número de hilos.

Colores:

Un juego de cama de color blanco, además de ser más respetuoso con el medioambiente por la ausencia de tintes, y mantener intactas las fibras del algodón, aportará una sensación de paz y luminosidad en cualquier dormitorio. Aunque, por otro lado, estaríamos renunciando al juego y la diversión que nos aportan otros colores de la gama cromática. ¡Mezcla colores y diviértete!

Esperamos que después de este minitutorial convirtáis vuestras casas en templos del descanso, dignos de envidia para los hoteles de cinco estrellas, ¡queremos ver los resultados!