Saltar
Saltar a la lista de productos
Recibe tus accesorios en casa a partir de 48 horas laborables, desde 4€

Sábanas

Sábanas para tu mejor descanso

Cuando se trata de dormir, la comodidad es lo que cuenta. Comienza con lo básico: unas sábanas bajeras suaves que te harán quedarte en la cama un poco más de lo que deberías; sigue con lo importante: la sábana encimera para acurrucarte.

Nuestras sábanas están disponibles en un montón de colores, y muchas de ellas también están hechas de materiales ecológicos, por lo que podrás dormir el doble de bien esta noche si te llevas unas sábanas de algodón. Elige entre nuestro surtido de sábanas encimeras y sábanas bajeras y haz de tu cama tu fuerte, un lugar de donde no querer salir.

¿Necesitas ayuda para elegir la medida?

Elige las sábanas que se adaptan a la medida de tu cama:

Sábanas bajeras ajustables

Sábanas encimeras

Las sábanas tienen una tarea más importante de lo que la mayoría de la gente piensa. Las sábanas están en contacto directo con tu piel todas las noches. Y pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida en la cama, encima de una sábana. Esto significa que las sábanas deben ser suaves y agradables al tacto, así como fáciles de cuidar.

Las sábanas cómodas ayudan a mantener la temperatura corporal, puesto que absorben la humedad. Pero las sábanas de calidad tienen aún más ventajas: no se arrugan, son fáciles de lavar y secar, y también pueden ayudarte a dormir con la conciencia tranquila al estar hechas de materiales ecológicos.

Sábanas bajeras

La sábana bajera es una sábana con un borde elástico que colocas en el colchón para estirarla y conseguir que se quede en su sitio. Las sábanas bajeras tienen ventajas naturales, como que se arrugan menos que una sábana normal. Y también se queda en su sitio aunque no pares de dar vueltas mientras duermes.

¿Sábanas de satén u otros materiales?

Los materiales tienen un tacto distinto y se comportan de manera diferente. El satén de algodón/lyocell, por ejemplo, es muy suave y agradable al tacto, y tiene un brillo distintivo. En cambio, una mezcla de algodón y poliéster se arruga menos y es fácil de cuidar y lavar sin encogerse.

Si lo que quieres es dormir con la conciencia tranquila, te ofrecemos una amplia variedad de sábanas de materiales sostenibles que son mejores para el medio ambiente. Son una gran opción que aporta tranquilidad.

La elección del material depende de la comodidad que busques y lo que valores. Todos los materiales que utilizamos transpiran bien y te ayudan a mantener una temperatura corporal uniforme, puesto que absorben la humedad. Además, tienen un tacto agradable pero de diferente forma. En nuestra amplia selección siempre encontrarás unas sábanas que se adapten a tu gusto. Y no te olvides de comprar ropa de cama que te ayude a dormir plácidamente y que vaya a juego con tus sábanas.

Y tú, ¿qué prefieres sábanas blancas o con estampado?

A la hora de elegir tus juegos de sábanas existen muchos factores: las medidas, el número de hilos, los materiales... pero hay uno determinante, que es el color. Las sábanas blancas ofrecen algunas ventajas sobre las de estampado, aunque es verdad que estas últimas brindan unas posibilidades decorativas enormes.

El tejido blanco, al no estar tintado o estampado, mantiene mejor las fibras naturales del algodón. Y, además, son más respetuosas con el medio ambiente pues el ciclo de producción es más ecológico, al necesitarse menos agua pues solo se lleva a cabo un tratamiento leve de blanqueado.

¿Cuántos juegos de sábanas necesitas?

Esta decisión no es nada fácil. En IKEA, para camas infantiles o personas con fugas, recomendamos al menos tener tres juegos de sábanas. Especialmente si la zona donde vives no es de mucho calor. Tampoco está de más contar con una funda de colchón.

Tendrás que cambiar las sábanas infantiles con más frecuencia que la cama de un adulto y, mientras las quitas, las lavas, se secan y las vuelves a poner, puede pasar algo de tiempo. Es por eso que te recomendamos comprar como mínimo tres juegos de sábanas.

Para otros casos, es posible que dos juegos sean suficiente, si vives en una zona de clima templado o caluroso, pero creemos que tres es el número idóneo para zonas frías en otoño e invierno.