Saltar

Cómo decorar con almacenaje abierto y cerrado

El salón es una de las estancias más multifuncionales del hogar. Es un espacio de socialización, una zona de relax e, incluso, un lugar en el que trabajar desde casa. Por eso, no es de extrañar que acaben en él cientos de objetos y, en muchas ocasiones, no sepamos muy bien cómo distribuirlos para no abrumarnos.

¿Quieres unas ideas para decorar y organizar el salón? No te pierdas estas sencillas soluciones y diseña un espacio inteligente gracias a las diferentes opciones de almacenaje abierto y cerrado. ¿El resultado? Un salón ordenado, práctico y con un ambiente mucho más relajado.

¡Empezamos!

1. Busca mobiliario inteligente y multiusos

Guardar tus objetos en el salón y organizar la casa es más sencillo de lo que piensas. Tras una limpieza y descarte de aquellos objetos que no quieres tener realmente, busca muebles multifuncionales que se adapten a tus necesidades.

Empieza por esconder las cosas que no quieres que se vean con sistemas de almacenaje cerrado, como un par de armarios bajos que, además, sirven como separadores de ambiente. La parte superior es totalmente aprovechable y puedes usarla para colocar, por ejemplo, alguna pequeña colección de libros o un par de plantas. Es una forma muy sencilla y asequible de ordenar, diferenciar zonas en una misma habitación y decorarla.

2. Muestra tus piezas favoritas

Al igual que el almacenaje cerrado nos ayuda a ordenar el salón y potenciar esa sensación de organización y limpieza, las soluciones de almacenaje abierto, como las vitrinas, ofrecen un extra decorativo a nuestro salón y nos ayudan llenarlo de personalidad con nuestras piezas favoritas.

Coloca las cosas que quieras mostrar y proteger al mismo tiempo dentro de vitrinas con puertas de cristal. Son estupendas si quieres lucir tus colecciones sin riesgos de caídas fatales o, sencillamente, si quieres mantenerlas alejadas del dichoso polvo. Las baldas ajustables, además, te permiten adaptar la altura de cada piso. Así que son súper camaleónicas.

¿Nos permites una última idea? Si quieres que tus vitrinas destaquen tanto de día como de noche, instala unas tiras de iluminación LED en su interior para que toda tu colección brille con un toque mágico.

3. Utiliza unidades a juego

Para decorar el salón con tus sistemas de almacenaje, asegurate de que todos los muebles estén en sintonía. Es decir, procura que todos los muebles sean de los mismos tonos para que reine la armonía y te asegures un resultado final de lo más favorecedor.

En este caso, hemos utilizado varios juegos de cajoneras negras para guardar el material de trabajo. ¿Te gusta?Puedes usarlas para guardar papeles como facturas, cartas, materiales o suministros. Además, al tener ruedas, podemos moverlas fácilmente y ayudarnos cada vez que tengamos que sacar y guardar el material en la mesa de comedor. ¡Es muy cómodo!

4. Esconde las estanterías abarrotadas

Puede que, incluso con la ayuda que te da organizar tus objetos en una estantería, no queramos ver constantemente el contenido de cada balda abarrotada, especialmente si estamos en uno de esos momentos de relax en el salón. Por eso, si no dispones de sitio extra para despejarla un poco, te proponemos una solución muy económica y sencilla: engaña a tus sentidos con el poder de una cortina.

¡Ojo! Esto no sirve de excusa para no tener ordenada tu estantería. Sencillamente, es una forma de camuflar los objetos para ayudar a despejar la mente y decorar el espacio con una alternativa más. Para ello, elige un esquema de colores que vaya tono sobre tono. Nosotros hemos apostado por matices de tonos naturales en contraste con detalles en rosa empolvado. Las capas de textiles también ayudan a crear contraste y, además, mejoran la acústica en tu espacio. Así que es perfecto para ponerte un poquito de música con calidad mientras descansas.

¡Ey! Antes de marcharte, te dejamos en este vídeo unas ideas rápidas para que aprendas a decorar cualquiera de tus estanterías. ¡Verás qué bien quedan!

Y por si acaso te quedas con ganas de más ideas sobre decoración y orden en el hogar, te hemos preparado una selección especial de artículos para que tu inspiración no tenga fin. ¡Que la disfrutes!

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.