Saltar

Cómo crear el ambiente perfecto para el descanso

El ruido, la temperatura o la humedad de la habitación son aspectos que debemos cuidar para poder conciliar y mantener el sueño. Así que hemos pensado en pedir algunos consejos a los expertos de la Sociedad Española del Sueño (SES) que te ayudarán a crear el ambiente perfecto para dormir bien en tu dormitorio. ¡Seguro que hay cosas que te sorprenden!

Decoración con cuadros sobre el cabecero de la cama
Decoración con cuadros sobre el cabecero de la cama

1. Temperatura

Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas nos cuesta conciliar el sueño. La temperatura a la que debe mantenerse un dormitorio para descansar bien es de 18 a 21 o 22 grados, aunque depende también de cada persona, de la genética, de la edad o del sexo. Sí, has oído bien, ¿sabías que las mujeres pierden más calor que los hombres debido a las hormonas y a que tenemos menos masa muscular?
Si hablamos de la humedad, los especialistas aconsejan que la habitación se encuentre entre el 50% y el 70%. Otra curiosidad que seguro no conocías es que no se recomienda tener plantas en la habitación porque absorben el oxígeno.

    También tienes que tener en cuenta que la temperatura cambia si duermes en pareja, según el material del colchón o de la ropa de cama. Para evitar problemas cuando compartes dormitorio lo mejor es tener una cama grande, con dos colchones y con textiles individuales. Si el espacio no te lo permite, recuerda que los colchones firmes y de muelles suelen ser más frescos, mientras que los de viscolástica son perfectos para los más frioleros.

    Por su parte, los materiales de fabricación de las sábanas o del relleno nórdico también pueden afectar a la temperatura de tu cama. Los más recomendables son los de algodón o lino porque son transpirables y ayudan a mantener una temperatura corporal constante. En cuanto a los rellenos nórdicos, en nuestras tiendas encontrarás diferentes tipos según tus preferencias. Tenemos edredones nórdicos extra cálidos o “cuatro estaciones”, para que puedas usarlo en invierno, con dos capas, y en verano, con solo una.

      2. Ruido

      Otro aspecto muy importante que debes controlar en tu habitación es el ruido. La contaminación acústica está considerada un problema de salud pública porque afecta a la calidad del sueño. Las personas que viven cerca de carreteras con mucho tráfico donde se superan los 65db o próximas a aeropuertos pueden sufrir más fácilmente de insomnio. Para estos hogares, mantener el ruido aislado es toda una hazaña. En estos casos la recomendación es intentar aislar lo posible el dormitorio con alfombras, cortinas gruesas o materiales que absorban las vibraciones. Por ejemplo, en las puertas de nuestros armarios PAX puedes colocar placas de corcho, un material que amortigua el ruido. Otra opción es colocar paneles de absorción ODDLAUG en ventanas o para dividir espacios abiertos. También puedes colocar estanterías con libros y llenar las paredes de cuadros o espejos para que hagan de barrera en las paredes.

      3. Dispositivos electrónicos

      Aunque en el dormitorio solemos realizar diferentes actividades como leer un libro o ver una serie, la recomendación literal de los expertos es que solo lo usemos para dormir o mantener relaciones sexuales. Incluso afirman que no deberíamos tener la zona de trabajo en la habitación. Por eso, el ordenador, el televisor, la radio, la tablet o el móvil deberían quedar fuera del dormitorio cuando nos vamos a dormir.

      Además de reducir el ruido o mantener una temperatura ambiente templada, también hay otras cosas que tienes que tener en cuenta. En este artículo te contamos qué tipo de iluminación debes escoger para tu habitación.