Sofás con chaiselongue

Chaise longues para todo tipo de salones

Cheslong, Chaiselongue, chaislón… no importa ni cómo lo llames ni cómo se escriba, porque un sofá con chaise longue es una apuesta segura en comodidad y diseño para tu hogar. Aunque el espacio sea reducido, todo el mundo puede encontrar un lugar acogedor en un sofá con chaise longue. Tenemos distintos colores y estilos, además de características como espuma viscoelástica y reposabrazos con acolchado extra. Muchos de nuestros sofás chaise longue tienen fundas extraíbles y se pueden lavar a máquina, por lo que puedes cambiar de estilo muy fácilmente.

Chaise longues con espacio de almacenaje

Si tu salón es pequeño, no tienes por qué renunciar a la comodidad de un chaise longue. Es más, puede ser la mejor opción porque muchos de nuestros sofás chaise longue tienen un espacio de almacenaje oculto debajo del asiento. Sí, tu “cheslong” en el salón puede ser tu baúl de los recuerdos o cofre del tesoro particular.

 En el amplio espacio de almacenaje bajo el chaise longue podrás guardar todo tipo de cosas, como maletas, sillas plegables o la decoración que solo usas para tus fiestas en casa. Echa también un vistazo a nuestros sofás cama con chaise longue... podrás guardar sin problema toda la ropa de cama para tus invitados.

Chaise longues de todos los materiales

Tenemos sofás chaise longue de todos los materiales: de tela, tapizados o desenfundables, sofás rinconera de piel y de piel sintética o polipiel. Tú decides. Aprovecha todos los rincones de tu salón y gana en comodidad y funcionalidad, porque nuestros chaise longues se limpian muy fácilmente. Como ya sabes, algunos de los modelos de tela son desenfundables y lavables a máquina. ¡Con los sofás de IKEA, practicidad, diseño y buen precio van de la mano!