Saltar
Saltar a la lista de productos
¿Necesitas una cama? Te atendemos en el teléfono 900 909 190 de lunes a sábado, no festivos, de 8h a 22h. Domingos y festivos de 10h a 20h.

Patas de somier y cama

Queremos que tengas una cama que sea realmente la mejor para ti y las patas del somier pueden influir en el descanso. Por ello, tenemos muchos tipos distintos de patas y soportes de cama para elegir. Usa tus patas para somier y tus patas para cama con todas las bases tapizadas de IKEA. Además, estas superficies de descanso son el complemento ideal para cualquiera de nuestros colchones. Solo tienes que elegir el tamaño, el material y el estilo que más te convenga. Descubre toda la gama de patas de somier y patas de cama de IKEA.

Las mejores patas de somier para descansar con estilo

Cuando pensamos en comprar un somier elegimos el que nos va a proporcionar un mejor descanso y un mejor apoyo para nuestro colchón. A su vez, no debemos descuidar aspectos como el diseño y conviene tener en cuenta el estilo que mejor nos represente, porque elegir entre unas patas para somier de estilo moderno o unas de estilo más clásico cambiará totalmente el aspecto de tu cama.

En IKEA tenemos patas de somier muy resistentes y robustas en materiales de alta calidad, como la madera maciza o el acero inoxidable. De esta manera, se garantizan la estabilidad y la durabilidad de tu cama. ¡Larga vida a tu somier!

¿Qué altura deben tener las patas para somier?

La altura de las patas de somier es una decisión importante. Debes pensar en aspectos como tu propia altura corporal, o si quieres crear un espacio extra de almacenaje entre el suelo y el somier con uno de nuestros cajones para cama. Si necesitas unas patas de somier que te permitan guardar objetos, ropa y todo lo que quieras debajo de la cama, debes elegir las patas de 20 cm.

En función de tu altura, es recomendable que elijas unas patas que te permitan incorporarte cómodamente cuando te levantes por las mañanas, o a la hora de la siesta. Para ello, también es importante que tengas en cuenta la altura de tu colchón y el grosor de tu somier. Teniendo en cuenta estos factores, puedes elegir entre unas patas de 10 cm o de 20 cm.