Saltar
Saltar a la lista de productos
¿Necesitas una cama? Te atendemos en el teléfono 900 909 190 de lunes a sábado, no festivos, de 8h a 22h. Domingos y festivos de 10h a 20h.

Cabeceros de cama

Cabeceros originales en perfecta armonía con tu dormitorio

A la hora de decorar tu dormitorio siempre pensamos en los elementos esenciales, la cama, el colchón, la cómoda, el armario... y damos por sentado el cabecero de la cama. Estas piezas, además de prácticas, ya que evitarán que se caigan los almohadones y cojines de la cama, son de gran utilidad y tienen una función decorativa.

En IKEA tenemos cabeceros de cama con cavidades donde almacenar muchas cosas, para dar a tu dormitorio un aspecto más minimalista aún. O, por lo contrario, puedes elegir un cabecero original que le de ese aspecto tan personal que estás buscando. Elige entre la gran variedad de cabeceros de cama y añade valor a tu dormitorio sin casi esfuerzo.

Cabeceros tapizados para vestir tu dormitorio

En IKEA estamos convencidos de la importancia de tener un dormitorio que invite al confort, a la ensoñación y al descanso. Para ello, además de la temperatura, la luz, la firmeza de la cama... es importante la estética. Una de las piezas que dará esa función decorativa a tu dormitorio y a tu cama es el cabecero. Así, en nuestro catálogo te ofrecemos cabeceros tapizados, metálicos, de madera, ratán… ¡Un mundo de posibilidades para que tu cama presida la estancia!

Además, ten en cuenta que el cabecero no sólo será útil para evitar que se caigan las almohadas hacía atrás sino que, además, evitará que se manche la pared cuando te sientes a leer o te apoyes sobre la pared mientras estás en la cama. Pon un cabecero IKEA en tu vida y prepárate para presumir de dormitorio.

Cabeceros que lo aguantan todo

Es importante que dejes espacio en tu dormitorio para circular bien por él. Y esto implica almacenar sabiamente. Un consejo que te damos en IKEA es que elijas cabeceros de cama de doble función. Tenemos modelos de cabeceros que tiene las mesillas de noche incorporadas. Con esto, además de evitar tener que invertir en otras dos piezas para el dormitorio y conseguir ahorrar unos centímetros muy valiosos, tendrás una decoración más homogénea.

También tenemos cabeceros con compartimentos para que puedas guardar tus libros, tus revistas, tus cajas llenas de fotos... y así ahorrar espacio.