Saltar
Saltar a la lista de productos

Barras de cortina

Las barras de cortina pueden colgarse de la pared o del techo, y la posición del soporte de barra puede ajustarse para que las cortinas cuelguen más cerca o más lejos de la ventana. Descubre nuestras barras, rieles triples, cables y barras dobles, y encuentra la solución perfecta para ti.

¿Es hora de dar el toque final a las ventanas? En nuestro surtido de barras de cortina, encontrará lo que necesitas. Tenemos de todo, conjuntos de una o tres barras de diferentes materiales, con o sin remates. Así que seguro que encontrarás que te guste en nuestra gama.

Por qué las barras de cortina son una gran opción

En comparación con muchas otras soluciones, las barras de cortina son muy fáciles de montar. Solo tienes que montar los soportes a cada lado de la ventana, luego colocar la barra hasta la longitud deseada y colgar la cortina. Gracias a este diseño inteligente y flexible, puedes ajustar rápidamente su posición a tu gusto. También son muy fáciles de retirar y colocar en otra habitación o en un nuevo hogar.

Una vez que las tengas, ¡es hora de utilizarlas! Los diferentes visillos proporcionarán diversos aspectos en tu hogar. Por ejemplo, las cortinas ligeras y luminosas darán amplitud a una habitación, mientras que las oscuras y gruesas pueden hacer que parezca más pequeña y acogedora.

Pero no hay ninguna regla que obligue a colgar única y exclusivamente cortinas en estas barras. Atrévete y utilízala para colgar macetas u objetos artísticos. También puedes colgar adornos para ocasiones especiales, como globos en fiestas de cumpleaños o guirnaldas en Nochevieja. Puedes utilizar una para colgar cestas y ganchos en forma de S de manera que te sirva como una elegante solución de almacenaje. Solo tienes que dar rienda suelta a tu imaginación.

La propia barra puede ser un elemento decorativo. O también puede ser un elemento discreto si es lo que prefieres. También puedes comprar una barra del mismo color que la pared. Aunque, si lo que quieres es que aporte un toque de distinción, elige una de un color que contraste con remates llamativos.

Cómo medir las barras de cortina para las ventanas

Para empezar, tienes que calcular la longitud de la barra de cortina. Comienza midiendo la anchura de la ventana en el borde superior, de una punta a otra del marco exterior. Añade al menos diez centímetros en cada lado. A continuación, mueve estas posiciones hacia arriba otros diez centímetros. Esta posición es considerada por muchos como la medida mínima recomendada, independientemente del tipo de cortinas, barras o rieles que tengas.

Ajuste de la posición

Una vez que tengas las marcas de lápiz de las medidas, es hora de dar rienda suelta a tu creatividad. La forma en la que utilices las cortinas en la ventana influirá en todo el interior.

Por ejemplo, mueve las marcas de lápiz hacia fuera unos centímetros, tanto a lo ancho como a lo alto. Si luego cuelgas las cortinas en el lado de la ventana al tiempo que te aseguras que cubren los marcos, conseguirás que la ventana parezca más grande. De la misma manera, si colocas la barra demasiado cerca del borde superior de la ventana, esta parecerá más pequeña.

Cálculo del peso

La altura y la anchura de la posición de la barra influyen en las medidas de las cortinas. Cuanto más larga sea la barra, más tela necesitarás. Eso también vale para la altura. Por lo tanto, asegúrate de que la barra de cortina puede aguantar el peso de las cortinas. Si pesan mucho, puede que necesite soportes adicionales.