Saltar

Cómo ahorrar agua: cada gota cuenta

¿Sabías que menos del 3% del agua de nuestro planeta es dulce? Es el recurso natural más importante que tenemos y debemos evitar desperdiciarla. Por ello, es fundamental que aprendamos desde pequeños a ser responsables a la hora de cerrar el grifo. Así, para que todos podamos ahorrar agua en casa, queremos daros algunos consejos útiles y fáciles de llevar a cabo. Sin salir de casa y a través de pequeños gestos podemos contribuir a cuidar el medio ambiente y, además, ¡ahorrar dinero en nuestras facturas!

Grifos para ahorrar agua

Podemos comenzar por cambiar todos los grifos de nuestro hogar por otros que nos ayuden a gastar menos agua. ¿Y cómo es posible? Pues, en IKEA tenemos grifos de cocina que reducen el consumo de agua hasta en un 30% y grifos de baño que lo reducen hasta en un 40%. También hemos mejorado la eficiencia energética de muchos de nuestros lavavajillas y lavadoras, para que su consumo de agua sea más reducido.


Accesorios para gastar menos agua en la cocina

Lavar los platos a mano cada día puede ser una de las tareas cotidianas que más agua nos hace desperdiciar. Por eso, en lugar de dejar que corra el grifo, hemos desarrollado la gama GRUNDVATTNET de accesorios para fregadero.
Estos complementos te permiten lavar y preparar los alimentos con mucha menos agua, y después no tienes más que apilar los accesorios hasta la próxima vez que vayas a usarlos.


Consejos para ahorrar agua en casa

Por muchos complementos que ofrezcamos para que ahorres en tu factura del agua, a la par que contribuyes a crear un mundo más sostenible, hay cosas que solo están en tu mano. En las te tuyas, y en las de todos. Con sencillos hábitos, gestos, concienciación y educación, podemos hacer que el ahorro de un bien tan preciado como el agua se convierta en parte de nuestro día a día. ¡Aquí tienes algunos consejos muy sencillos que te facilitarán la tarea de ahorrar agua en casa!

Reutiliza el agua

Aprovecha el agua que utilizas para lavar las hortalizas; después puedes usarla para regar las plantas.

¿Cuándo regar?

A primera hora de la mañana o por la noche, evitando las horas de más calor en las que el agua se evapore y se desperdicie

Dúchate en lugar de bañarte

¡Y duchas cortas! Si pasas más de 15 min duchándote, gastarás 150 litros: más que en un baño.

Educación para un mundo más sostenible

Cualquier buen hábito es fundamental aprenderlo cuando somos niños. Así, cuando vayamos creciendo, formará parte de nuestro día a día. Si tienes hijos o hijas enséñales la importancia de ahorrar agua, de no jugar con ella y de cerrar el grifo cuando no lo usen. Además, si tú también predicas con el ejemplo, será muchísimo más fácil para ellos copiar tus buenas costumbres en materia de sostenibilidad en el hogar.