KUNGSBACKA: frentes de cocina fabricados con botellas de plástico recicladas

Botellas de plástico PET (residuos) a la espera de ser recicladas y usadas como material para los productos IKEA.

KUNGSBACKA: frentes de cocina fabricados con botellas de plástico recicladas

Evitar los residuos y usar los recursos de manera eficiente es parte de la forma de trabajar de IKEA. Con la ambición de encontrar métodos para crear diseños de interior más sostenibles, uno de nuestros equipos de desarrollo se formuló esta pregunta: «¿Sería posible utilizar residuos reciclados en lugar de materiales nuevos en nuestros frentes de cocina?».

Y la respuesta es: sí. Presentamos los frentes de cocina KUNGSBACKA, fabricados con madera y botellas de plástico PET recicladas.

Frentes de cocina KUNGSBACKA en negro fabricados con madera reciclada recubierta con una lámina obtenida del reciclaje de botellas de plástico PET.

«Son muchas las personas que compran nuestros productos, así que, si ofrecemos alternativas más sostenibles, tenemos la oportunidad de contribuir al cambio».

Anna Granath, desarrolladora de productos, IKEA of Sweden

Del problema a la posibilidad

¿Sabías que cada año se usan unos cien mil millones de botellas de plástico PET en todo el mundo? Un tercio de esas botellas se reciclan, pero el resto se tiran a la basura o directamente al mar o los vertederos.

Esto no es sostenible para el planeta. El plástico se crea a partir del petróleo, un recurso natural que se agotará algún día, y una botella de plástico PET tarda mil años en descomponerse.

Junto a uno de nuestros proveedores, nuestro equipo dio con la idea de convertir las botellas de PET en una lámina de plástico. Esta lámina se utilizaría para recubrir un tablón de conglomerado fabricado con madera reciclada.

El resultado final es KUNGSBACKA, un frente de cocina que dará una nueva y larga vida a unas cuantas botellas de plástico PET. Se usan unas 25 botellas de medio litro en cada frente.

Pero KUNGSBACKA es mucho más que un producto sostenible, ¡también es bonito! Su acabado mate y las esquinas redondeadas le dan un aspecto limpio y elegante. Y, por supuesto, es un frente duradero y tiene una vida útil garantizada de 25 años, al igual que el resto de nuestros frentes de cocina.

«Hemos trabajado duro para no poner nada en riesgo. No hemos renunciado al diseño, la calidad, la funcionalidad ni al precio, ni tampoco a los aspectos sostenibles».

Anna Granath, desarrolladora de productos, IKEA of Sweden
Una cocina con frentes de cocina KUNGSBACKA de IKEA en negro fabricados con madera y botellas de plástico PET recicladas.

Frentes de cocina con buen karma

La innovadora producción de los frentes de cocina KUNGSBACKA nos permite reciclar botellas de plástico PET en grandes cantidades. Pero la vida de estas botellas de plástico camufladas no termina aquí: los frentes de cocina KUNGSBACKA sostenibles pueden volver a reciclarse cuando hayan cumplido su propósito en la cocina y convertirse en un producto nuevo.