Emprendedores sociales de IKEA: creamos el cambio juntos

Una diseñadora de IKEA está analizando un cesto tejido a mano junto con artesanas indias y hablando con ellas sobre la técnica empleada.

Emprendedores sociales de IKEA: creamos el cambio juntos

En IKEA, queremos crear un mejor día a día para la mayoría de las personas, incluidos los millones de personas que se encuentran marginadas y apartadas del mercado laboral. Una de las formas de hacer realidad este compromiso es trabajar con emprendedores sociales que se apoyan en las empresas para reducir la pobreza, empoderar a las mujeres y abordar los desafíos sociales y medioambientales en sus comunidades.

Colaborar con artesanos emprendedores sociales (en su mayoría, mujeres) nos da la oportunidad de ofrecer servicios personalizados y productos únicos y maravillosos a nuestros clientes al tiempo que contribuimos a emplear a refugiados y grupos vulnerables. Los productos hechos a mano se venden en todo el mundo o en países determinados, así como de manera local, y estamos ampliando nuestro apoyo a empresas sociales que no forman parte de IKEA. Todas estas colaboraciones forman parte de nuestra iniciativa general, llamada Emprendedores sociales de IKEA.

Una refugiada palestina artesana sostiene un cojín azul con grandes ojos que ha hecho para la colección de IKEA.

Crear un futuro mejor con empresas sociales

Las empresas sociales con las que colaboramos son sociedades anónimas de artesanos, fundaciones y otras compañías que abordan desafíos sociales. Mejorar el nivel de vida de los artesanos es un paso muy importante para ayudarles a obtener respeto y a crear un futuro mejor para sus familias y comunidades.

"La artesanía no es solo una profesión, o una forma de ganarse el sustento, es un salvavidas".

Tahani Al Khatib, artesana de Palestina que trabaja para IKEA y Jordan River Foundation
Dos diseñadoras de IKEA están sentadas junto a dos artesanas indias hablando sobre la colección que están creando juntas.

Desarrollo conjunto de ideas

Los diseñadores de IKEA trabajan directamente con artesanas para desarrollar juntos los productos que componen cada colección, usando técnicas de artesanía tradicionales como el bordado, el tejido y la alfarería.

Juntos creamos productos únicos utilizando métodos y materiales artesanales tradicionales. El resultado son las colecciones de edición limitada que están disponibles en las tiendas IKEA de determinados países, así como los productos vendidos durante todo el año en el mundo entero, como los cojines INNEHÅLLSRIK y el café PÅTÅR.

Una artesana india está bordando la funda de un cojín con un estampado moderno y abstracto en turquesa, gris y negro.

Más de 1000 mujeres indias del colectivo de artesanos Rangsutra participan en la creación conjunta de hermosos productos textiles hechos a mano para IKEA.

Artesana rematando a mano con un cuchillo un cuenco irregular de cerámica hecho de arcilla marrón.

Nuestra colaboración con Doi Tung DP (Tailandia) ha dado como fruto hasta el momento colecciones únicas de productos textiles, de alfarería y de papel hechos a mano.

Dos jarrones de cerámica hechos a mano en gris claro y un cuenco ancho y bajo de la colección IKEA HANTVERK.

Productos diseñados para dar trabajo

HANTVERK, que significa "artesanía" en sueco, es una colección hecha a mano de cestos, productos de cerámica, textiles y mucho más, creada por emprendedores sociales en la India, Tailandia, Jordania y Rumanía. Sus ideas empresariales se basan en crear empleos allí donde más se necesitan.

Hechos con las manos y con el corazón

La ceramista tailandesa Kiang Aitao, la tejedora de cestos india Kavitha Nagaraj y la costurera siria Abeer Almnajed son tres de las talentosas artesanas detrás de los artículos de la singular colección HANTVERK, hecha a mano.

Kiang Aitao

Kavitha Nagaraj

Abeer Almnajed

"Más personas tienen la oportunidad de ganarse la vida dignamente, e IKEA puede ofrecer a nuestros clientes productos y servicios únicos. Aquí sí que se puede decir que todos ganamos".

Vaishali Misra, líder de negocio, Emprendedores sociales de IKEA

Café de origen único PÅTÅR con un objetivo

Para ayudar económicamente a los productores de café de la región del Nilo Blanco de Uganda, IKEA se ha asociado con un proyecto empresarial social que compra los granos de café directamente a unos 13 000 pequeños agricultores. Esta colaboración les permite recibir unos ingresos estables mientras aprenden prácticas agrícolas más sostenibles. Esto significa que puedes contribuir a mejorar las condiciones de vida de la región del Nilo Blanco con solo disfrutar de una taza del café de alta calidad PÅTÅR de edición especial.

Conoce a los productores de café de la región del Nilo Blanco que cultivan los granos de nuestro café PÅTÅR edición especial.

"¡Es obra nuestra!" : conoce a las artesanas que han impulsado el cambio a través de empresas sociales

En este breve vídeo conocerás a algunas de las mujeres que están mejorando la vida cotidiana en sus comunidades mediante la creación de bonitos productos para nosotros.

Una gran sala de una fábrica india donde un diseñador sueco de IKEA está hablando con una artesana india sobre las fibras de banano.

Empoderar a las mujeres mediante el trabajo

Deseamos crear relaciones duraderas con nuestros socios y apoyar su desarrollo, por eso trabajamos juntos para compartir el conocimiento sobre diseño, producción, gestión medioambiental, exportación y más.

Con nosotros, los emprendedores sociales pueden acceder a un mercado global y disponer de una sólida base para seguir trabajando por su cuenta, mientras que los clientes de IKEA obtienen acceso a productos artesanales únicos. Únete a nuestro movimiento por un cambio positivo decorando tu casa con ellos.

Tres refugiadas ofrecen sus servicios de costura a unos clientes de la tienda IKEA que están mirando un estampado textil.

Creación y venta locales

Trabajar con emprendedores sociales es algo que hacemos tanto de manera internacional como local, y juntos creamos oportunidades de empleo para personas con dificultades para incorporarse al mercado laboral, como mujeres inmigrantes y refugiadas.

Estas mujeres crean nuevos productos a partir de retales textiles o prestan servicios personalizados a los clientes de IKEA, entre otras funciones. Yalla Trappan en la tienda IKEA Malmö (Suecia) y Open Arms en Austin (Texas) son ejemplos de empresas sociales que empoderan a las mujeres dándoles empleo con salarios justos.

«Aprenden los conocimientos y obtienen los recursos para un cambio duradero en sus vidas. Y no dependen de la caridad».

Sumita Ghose, fundadora y directora gerente, Rangsutra

La iniciativa Emprendedores sociales de IKEA lleva nuestra ambición un paso más allá

Hasta ahora, solo habíamos trabajado con emprendedores sociales que pudieran ofrecer sus productos y servicios a nuestros clientes. Al ver el impacto positivo de estas colaboraciones, quisimos hacer algo más, por lo que ampliamos el alcance dándole un nuevo enfoque. Desde ahora, la iniciativa Emprendedores sociales de IKEA ayuda a las empresas sociales a crecer tanto dentro como fuera de IKEA.

Dos agricultores africanos en el campo, hablando sobre la calidad del cultivo con la mujer que creó la aplicación de previsión del tiempo.

Liisa Smits, fundadora de Ignitia, una empresa de previsión meteorológica para climas tropicales que ayuda a los agricultores de África Occidental a reducir los riesgos y a aumentar la adaptación de sus cultivos. Ignitia recibe el apoyo de nuestro nuevo programa de aceleración.

Inversión social: ventajas compartidas por todos

Los emprendedores sociales suelen hacer frente a desafíos tales como el acceso limitado a la financiación, las redes empresariales y las cadenas de suministro, y ahí es donde entra en juego la iniciativa Emprendedores sociales de IKEA. Al compartir nuestras redes y nuestro conocimiento empresarial, respaldamos a los nuevos emprendedores sociales y facilitamos el crecimiento de aquellos que ya están consolidados. También les damos una mejor oportunidad para crear soluciones sostenibles. De esta forma, podemos tener un mayor impacto sobre las personas, la sociedad y el planeta.

"Apoyar a los emprendedores sociales con sus planes de expansión no solo les permite tener una mayor impacto, sino que también nos da la oportunidad de aprender de ellos".

Åsa Skogström Feldt, mando, Emprendedores sociales de IKEA

Impulsar un cambio duradero mediante el crecimiento conjunto

Nuestras primeras colaboraciones dieron como resultado colecciones pequeñas y limitadas que se vendieron en ocho tiendas de tres países. Hoy, los mismos emprendedores crean colecciones que se venden en 180 tiendas de 27 países diferentes.

Crecer junto con los emprendedores sociales con los que colaboramos fomenta el desarrollo económico y social positivo e impulsa un cambio sostenible a largo plazo. Además de contribuir a la igualdad, la inclusión y los niveles de vida dignos, también aprendemos a ser una empresa más sostenible y circular.

Diseñadores de IKEA y artesanas indias hablando sobre técnicas de tejido en la fábrica.

Los prototipos de la colección BOTANISK se crearon conjuntamente durante un taller de diseño en la fábrica de Madirai (India). BOTANISK estará disponible en marzo y junio del 2020 en determinados países.

En la actualidad, estamos asociados con cerca de treinta emprendedores sociales que proporcionan productos y servicios de manera global y local. También colaboramos con doce emprendedores sociales ajenos a nuestra empresa con el objetivo de crear puestos de trabajo y salarios dignos para más de 20 100 personas en todo el mundo.

Datos y cifras

  • 28 asociaciones con emprendedores sociales que crean productos y servicios de IKEA de manera local y global
  • 12 emprendedores sociales ajenos a nuestra empresa reciben nuestra ayuda para sus planes de expansión comercial
  • 8 tiendas de 3 países vendieron las primeras colecciones de emprendedores sociales; en la actualidad, se venden en 180 tiendas de 27 países
  • 20.100 personas tienen empleos y salarios como resultado de nuestras colaboraciones con emprendedores sociales, lo que ha generado un impacto social positivo en más de 120.000 personas