Saltar

Incrementa la calidez con pequeños cambios

¿Hace frío fuera? Con unos sencillos cambios convertirás una habitación fría en un espacio más cálido y cómodo sin pagar más en las facturas de la luz.

Una madre en un sofá FÄRLÖV y un niño jugando en el suelo. Las lámparas GRINDFALLET cuelgan del techo.
Una madre en un sofá FÄRLÖV y un niño jugando en el suelo. Las lámparas GRINDFALLET cuelgan del techo.

Las alfombras aportan calidez y color

Puedes pasar frío con el suelo de madera durante el otoño y el invierno. Una alfombra de lana gruesa hecha a mano te aísla del suelo para que no pases frío y te permite cambiar el aspecto y el ambiente de una habitación.

Descubre todas las alfombras
Una niña juega con una trompa de juguete mientras está sentada en una alfombra de lana AVSKILDRA verde oscuro y apoyada contra un sofá FÄRLÖV.
Descubre todas las alfombras

Opta por varias cortinas

¿Entra frío por la ventana? Elige varias cortinas gruesas en lugar de cortinas ligeras. Se llevan mucho esta temporada y te ayudan a conservar el calor.

Ver todas las cortinas
Una ventana con cortinas opacas TIBAST en verde oscuro sobre cortinas HANNALILL. Hay libros en el alféizar.
Ver todas las cortinas

Las velas pueden marcar la diferencia

Con las velas conseguirás levantar el ánimo de manera sencilla y hacer que una habitación resulte más acogedora y agradable.

Ver todos los portavelas y velas
Soporte para velas BEGÄRAN en gris oscuro con tres velas perfumadas BEHJÄRTAD encendidas sobre una mesa de centro KRAGSTA en un salón.
Ver todos los portavelas y velas

Iluminación elegante y de bajo consumo

¿Quieres aportar una luz cálida a una habitación? Cuelga lámparas de techo y pásate a las bombillas LED decorativas. Consumen menos energía que las bombillas incandescentes.

Ver todas las lámparas de techo
Tres lámparas de techo GRINDFALLET con bombillas LED decorativas en un salón en una tarde de otoño.
Ver todas las lámparas de techo

Relájate con una manta cálida y cómoda

Pasar una tarde jugando con tus hijos puede ayudarte a no pasar frío. Cuando llegue el momento de descansar, ponte una cómoda manta sobre los hombros y relájate sin pasar frío.

Ver todas las mantas
En un salón, una madre se relaja en un sofá FÄRLÖV envuelta en una manta VALLKRASSING y sonríe mientras su hija juega.
Ver todas las mantas