Saltar

Evita que los muebles se vuelquen

Nadie quiere que ocurran accidentes en su casa. El vuelco de un mueble, como una cómoda, puede provocar lesiones graves o incluso mortales tanto en niños como en adultos. Por eso, lo mejor es fijar los muebles a la pared. A continuación, te damos más información sobre este tipo de accidentes y te explicamos cómo fijar una cómoda a la pared para evitar que se vuelque.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre un niño que ha abierto todos los cajones.

¿Por qué se vuelca un mueble?

A continuación te mostramos algunas causas. Ten en cuenta que los muebles también se pueden volcar debido a la inestabilidad provocada por un suelo inclinado o irregular, por el filo de una alfombra o moqueta, o por el uso de alfombras o moquetas muy suaves o gruesas.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre un hombre que ha abierto todos los cajones.

Abrir varios cajones a la vez para buscar algo. De esta forma, el centro de gravedad de la cómoda se desplaza de la base del mueble, lo que hace que se vuelque.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared, con un televisor y un juguete encima, cayendo sobre un niño que está trepando por los cajones.

Usar los cajones como si fueran una escalera para coger algo. Un niño puede trepar por los cajones para intentar coger un juguete o cualquier otra cosa que haya encima de la cómoda.

El riesgo de vuelco es mayor si el objeto que hay encima es muy pesado.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre un niño que está tirando de un cajón.

Jugar con los cajones, tirando o colgándose de ellos.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre un niño pequeño que se ha sentado en un cajón.

Sentarse en un cajón para jugar.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre un niño que ha abierto todos los cajones.

Abrir todos los cajones a la vez por curiosidad. De esta forma, el centro de gravedad de la cómoda se desplaza de la base del mueble, lo que hace que se vuelque.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared y cayendo sobre una mujer que está agachada sujetándose a un cajón.

Sujetarse a un cajón para apoyarse o levantarse del suelo.


La ciencia del vuelco

Dibujo que muestra el desplazamiento del centro de gravedad de una cómoda sin fijar a la pared, lo que provoca su vuelco.

Cuando desarrollamos los muebles, hacemos todo lo posible para que sean estables y seguros. Pero no podemos superar las leyes de la física. Y es la física la que explica que un mueble sin fijar a la pared se vuelque cuando su centro de gravedad se desplaza. O que un cajón abierto actúe como si fuera una palanca.

Dibujo para ilustrar cómo funciona una palanca. Se ve un balancín con dos niños montados encima, uno más grande que otro.

Al actuar como una palanca, cualquier peso, por muy pequeño que sea, puede desplazar el centro de gravedad en gran medida si se aplica sobre un cajón abierto (o una puerta abierta). Por tanto, si un niño pequeño se pone de pie, se sienta o se sube a un cajón abierto, puede hacer que una cómoda de gran tamaño se vuelque si no está fijada, por poco que pese el niño.

Dibujo de una cómoda sin fijar a la pared, con un televisor y un juguete encima, cayendo sobre un niño que está trepando por los cajones.

Los niños y los accidentes con las cómodas

Los niños son curiosos y creativos por naturaleza, y siempre están aprendiendo y explorando. Esto explica que los niños con edades comprendidas entre 1 y 7 años sean más propensos a sufrir accidentes. Los más pequeños, de entre 1 y 4 años, son los que tienen más riesgo de sufrir lesiones graves. Ese es el motivo por el que una cómoda, sea del tamaño o del modelo que sea, puede suponer un riesgo si no se fija a la pared. Son muchos los casos en los que un niño ha abierto uno o varios cajones y ha trepado por ellos, se ha colgado o se ha subido encima.

Dibujo de dos cómodas sin fijar a la pared y cayendo sobre un hombre y una mujer.

Los adultos y los accidentes con las cómodas

El peligro no solo existe para los niños, ya que los adultos también podemos sufrir percances. A veces abrimos varios cajones a la vez, o ponemos muchas cosas u objetos muy pesados en la parte delantera del cajón. Esto hace que el mueble se vuelque debido al desplazamiento de su centro de gravedad. El mueble también puede volcarse si nos sujetamos a un cajón para apoyarnos o ponernos de pie.


Fija una cómoda de forma sencilla y segura

Cuando compres una cómoda de IKEA, sigue siempre las instrucciones de montaje y fíjala con los herrajes que lleva. Son fáciles de montar e incluyen tornillos y tacos. Si cambias la cómoda de sitio o te mudas a otra casa, solo tienes que rellenar los agujeros con masilla.

Ilustración de un tornillo atornillado a una pared de madera tras atravesar una capa de material que parece pladur.
Dibujo de un tornillo atornillado a una pared hecha de algo sólido, como ladrillo. El tornillo está fijado a un taco.
Dibujo de un tornillo dentro de un taco; el tornillo se ha atornillado a una pared hecha de un material que parece pladur.

Los tornillos y los tacos suministrados con el producto IKEA se pueden utilizar con prácticamente cualquier tipo de pared maciza o hueca. Si se trata de madera maciza, usa solo los tornillos, sin los tacos. Si necesitas más tornillos y tacos, puedes adquirirlos en IKEA. Si tienes alguna duda, pide ayuda a un profesional.

¡Descubre lo fácil que es!

¿Quieres aprender a fijar el mueble a la pared?

Mira este vídeo.

    Si ya has terminado y quieres buscar la cómoda perfecta para ti, usa el siguiente enlace.