Yoga en casa: cómo crear un espacio para la meditación y la relajación

Yoga en casa

Yoga en casa: cómo crear un espacio para la meditación y la relajación

¿Quieres practicar yoga en casa o sencillamente aprender a relajarte? Te damos unos consejos rápidos para que conviertas el salón de casa en un lugar propicio para la meditación y el bienestar. ¡Que nada te frene!

Aparta los muebles y despeja la habitación

Sabemos que no todas las casas tienen un gran espacio para realizar deporte y continuar con nuestras actividades deportivas rutinarias. Por eso, desde IKEA hemos recopilado esta serie de prácticos consejos para que puedas liberar todo el estrés acumulado desde tu propia casa. Te contamos cómo crear un espacio en casa para hacer deporte. En este caso, un espacio para practicar yoga.  
  
Uno de los aspectos fundamentales del yoga es el entorno. Por eso, tenemos que buscar un espacio que, por pequeño que sea, podamos transformarlo en un rincón de auténtica relajación: sin muebles que nos impidan hacer ciertos movimientos o posturas, lo menos ruidoso posible, ordenado (para que no tengamos distracciones), cálido y con una luz agradable.  

Prepara un pequeño kit

Lo bueno de practicar yoga en casa es que no hace falta un material específico para poder meditar en casa. Si bien es cierto que existen complementos concretos que nos ayudan con ciertas técnicas y diferentes tipos de yoga, no es necesario complicarse demasiado para realizar unos ejercicios básicos en casa.

Nosotros te recomendamos que en una pequeña caja o cesta tengas preparado un kit básico de meditación. Y, ¿de qué se compone? Muy fácil. Nuestra apuesta son unas velas aromáticas con tu fragancia favorita, una toalla pequeña y ropa cómoda, como una sudadera suave y unas zapatillas de estar por casa para calzarte si lo necesitas. 

Puedes aprovechar algunos de los objetos de tu casa para meditar más cómodamente, como, por ejemplo, podemos utilizar la alfombra de casa como la clásica esterilla de yoga o los cojines del sofá como apoyo para proteger las rodillas o como asiento en el suelo, incluso un puf podría hacer esta función. ¿Qué te parece? 

Juega con la decoración: inspírate

Para que no se trate de un mero ejercicio físico, cuida cada detalle que te rodea y convierte cada momento en una experiencia estimulante para tu mente.  
Gracias al orden y la decoración, podemos crear una atmósfera zen perfecta para tu momento de desconexión. Haz que aquello que te envuelve sirva de inspiración y motivación, pero cuidado, no queremos llegar a distraerte.  

Nuestra recomendación es que juegues con los estímulos. Enciende una vela aromática, baja la intensidad del resto de luces, ponte un poco de música ambiental o instrumental y libérate de todo el estrés. 

Beneficios de practicar yoga en casa

Aunque practicar deporte en casa requiere de una mayor fuerza de voluntad para no caer en el peligroso estado del sedentarismo, trae consigo una buena lista de beneficios. Algunos de los más significativos, sin duda, son el ahorro económico y la flexibilidad horaria. Además, ¿dónde vas a estar más cómodo que en tu propia casa?

Si vives en compañía, cuadra los horarios para reservar un rato para estar a solas y aprovecha para meditar tranquilamente

Completa tu sesión con otro hábito saludable

Una vez terminada nuestra sesión de meditación casera, no hay nada mejor para recuperar la energía que una buena bebida revitalizante. ¡Esas vitaminas a tope! Y es que existe una gran variedad de recetas para complementar nuestro ejercicio. Puedes optar por zumos naturales energéticos que te permitan estimular tanto tu cuerpo como tu mente. ¿Te animas?

¿Quieres ver estos consejos llevados a la práctica? No te pierdas el siguiente vídeo y descubre cómo adaptar tu salón para practicar yoga u otros ejercicios sencillos en casa.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.