Saltar

Visita a un hogar: cómo organizar el almacenaje en un piso pequeño

Cuando vivimos en un piso pequeño o con espacios demasiado angostos, el almacenaje se convierte en una tarea complicada a llevar a cabo. ¿Dónde colocar el armario? ¿Y si no cabe todo? ¿Cómo coloco toda mi ropa y complementos en un espacio tan pequeño?

Es complicado aprender a aprovechar el espacio de un piso pequeño, pero no imposible. Por eso en este artículo vamos a recorrer este diminuto apartamento en el que encontramos diferentes soluciones para sacar partido a todos los rincones como lugar de almacenaje.

Cómo organizar un armario pequeño

Organizar el almacenaje en un piso pequeño comienza por entender cómo podemos organizar el armario. Y, para ello, necesitamos una serie de complementos que nos faciliten esta tarea. ¿A qué nos referimos? A cajas, organizadores, baldas extra y cestas de toda clase y condición. Este tipo de complementos, además de ser muy asequibles, nos ayudan no solo a tener un armario ordenado, sino también a tener un armario estructurado.

Aquí tienes unos cuantos consejos para tener un armario ordenado por muy pequeño que sea:

  • Añade compartimentos para dividir el espacio en el interior de un módulo de almacenaje y aprovecha cada centímetro.
  • Empieza por dividir tu ropa y accesorios por categorías y luego utiliza compartimentos para personalizar el módulo de almacenaje para cada tipo de artículo.
  • Coloca etiquetas o pegatinas para encontrar rápidamente lo que más usas.
  • Aprovecha todo el espacio en vertical: si puedes colocar cajas y cestos en la parte superior del armario (sí, por fuera) ¡hazlo!
  • Coloca más arriba lo que menos uses y más abajo, al alcance de tu mano, todo aquello que uses día a día.
  • Mantén tu armario ordenado con una reorganización semanal.

Cajas con etiquetas en el armario

Como decíamos antes, uno de los mejores trucos para mantener un armario ordenado es etiquetar las cajas que vamos colocando en su interior.

Tienes muchas opciones para hacerlo en función del tipo de caja que hayas elegido: con un rotulador indeleble para las cajas de plástico, con etiquetas pegadas, con pequeñas etiquetas atadas con un cordel e, incluso, sacando una fotografía instantánea de aquello que guardas dentro y pegándola en la caja si quieres una opción más divertida y creativa.

Cómo aprovechar el espacio tras una puerta

No desperdicies el espacio que tienes más a mano con cosas que no sueles utilizar. En su lugar, guárdalas en cajas en el espacio vacío sobre una puerta. Coloca una balda sobre el marco de la puerta si tienes espacio suficiente hasta el techo. Cuando te haga falta algo, tendrás que usar una escalera, así que recuerda: ¡solo cosas que uses puntualmente o de otras temporadas!

Coloca ganchos en la parte trasera de la puerta para las cosas que tienes que coger para salir a la calle habitualmente, de tal forma que las tengas accesibles a la vez que ordenadas sin tener que ocupar espacio en el armario de manera innecesaria.

Si quieres más y más ideas para organizar tu armario con diferentes tips de almacenaje en un pispás, no te pierdas este vídeo.

    Detalles de organización que marcan la diferencia

    ¿Habías pensado que es posible crear una zona de vestidor y una zona de tocador sin ocupar el suelo? Fija un espejo a la pared, coloca tus joyas en un tablero de corcho y organízalas como más te guste, eso sí, evitando enredos de cadenitas y collares entre sí, separándolos bien.

    Por otro lado, la puerta de tu armario puede convertirse en el lugar ideal para almacenar los productos de maquillaje y peluquería en un organizador colgante como el de la imagen, sujeto por unas ventosas: cepillos, gomas del pelo, cintas, coleteros, pañuelos... todo encuentra su lugar en este tipo de accesorios de almacenaje que tanto nos facilitan nuestro día a día en un piso pequeño.

    Organizar bolsos, zapatos y complementos

    Llegamos al final de nuestro artículo presentándote a la dueña de estas soluciones de almacenaje tan chulas y fáciles de "copiar" en nuestros propios hogares.

    «Con los colgadores es fácil guardar todos mis bolsos y bufandas, y además quedan muy bien. Por las mañanas me viene muy bien tener un espejo y todos mis accesorios a la vista», nos cuenta.

    Como verás, seguimos recurriendo a la idea de organizarlo todo a través de cajas y cestas, siempre con etiquetas si son opacas para saber perfectamente lo que hay dentro sin necesidad de abrirlas.

    Los zapatos que más uses, déjalos fuera de las cajas, bajo las baldas o en la parte inferior del armario. Otra opción es contar con un organizador de zapatos colgante como STUK.

    Si quieres algo más de inspiración sobre almacenaje en casa, en el dormitorio o en espacios pequeños, no te pierdas estos artículos.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.