Un salón para huéspedes

Salón pequeño con sofá cama con chaise longue en un lado; aparador, solución de almacenaje, televisión, estéreo y piezas de arte en el otro.

Un salón para huéspedes

No importa cuál sea el tamaño de tu casa: algunas veces te hará falta otra cama que sea cómoda. Con el sofá cama adecuado, conseguirás el lugar perfecto para relajarte, trabajar, comer, ver varios capítulos de alguna serie y, claro, dormir.

¡Sí! Me toca dormir en el sofá

Con solo un par de pasos sencillos, el acogedor sofá cama VIMLE se convierte en una confortable cama. Pero ahí no queda la cosa: las mesas anidadas sirven también como mesita de noche, y el foco con pinza es perfecto para leer un rato antes de dormir.

La mayor comodidad para los huéspedes

GRÖNLID es muy fácil de plegar, y cuenta con un colchón grueso que lo hace aún más confortable. Y eso solo si lo usamos como cama para dormir. Al ser extraprofundo, también es perfecto para acurrucarse en esos días de relax.

Sofá, cama y solución de almacenaje: 3 en 1

¿Dónde guardas los edredones de repuesto? Para la mayoría, encontrar el lugar idóneo para guardar las cosas, ya sean grandes o pequeñas, es un auténtico desafío. Al elegir un sofá cama con almacenaje integrado, tendrás el sitio perfecto para guardar la ropa de cama. Además, será todavía más fácil convertir el salón en una habitación de invitados, y viceversa.

Sección de un nórdico con una manta encima

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Ana Rita Jose Mestre, Nina Parkeborn, Maria Halme
Fotografía: Magnus Arnesund, Måns Jensen
Texto: Ina Simonsen