Saltar

Soluciones para distribuir y aprovechar un baño pequeño

¿Te gustaría aprovechar todo el espacio de tu baño? Inspírate con estas soluciones prácticas e ingeniosas y consigue que tu baño parezca más grande y amplio sin gastar una fortuna ni meterte en reformas innecesarias.

1. Planificación del baño

Como cualquier cuarto de baño pequeño, ganar metros es una necesidad. Debemos aprovechar al máximo el espacio disponible para guardar y organizar la gran cantidad de objetos que guardamos en ellos sin que esto signifique renunciar al espacio funcional, ¿verdad? Bien, y, ¿cómo podemos conseguirlo? Te explicamos.

Lo primero que debes hacer, antes de amueblar y llevar todos tus productos a esta habitación, es planificar el espacio. Con una perspectiva clara de todo el hueco que dispones, podrás saber mucho mejor de qué forma aprovecharlo. Mide el hueco de las paredes, las esquinas que quedan vacías, observa las zonas donde necesitarás algo extra y ve anotándolo todo.

2. Almacenaje vertical para tener más espacio

Después de este ejercicio de observación, vemos que una de las primeras cosas que podemos hacer para tener más espacio en un baño pequeño (y, en concreto, en este) es aprovechar el espacio de las paredes. Para eso, nada como el almacenaje vertical.

Por ejemplo, una solución interesante es optar por muebles multifuncionales que te permitan tener el popular "2 en 1". Es el caso de los armarios de baño con espejo, ya que, mientras que el exterior es un espejo al uso, podemos abrirlo y encontrar en un interior un maravilloso armario de pared con baldas para guardar todos nuestros complementos. Además, como quedan ocultos, reforzamos esa sensación de orden.

Pero, ¿y si ya tenemos espejo encima del lavabo? No te preocupes, en el caso de este baño, por ejemplo, hemos recurrido a una estructura con baldas para aprovechar el espacio de la pared y tener más soluciones de almacenaje.

Como verás, este mueble nos permite colocar cómodamente todos nuestros productos de aseo y organizarlos sin problema. Puedes añadir cestas, cajas organizadoras y otros accesorios de baño para que todo quede más agrupado. Son muy económicos y nos aportan una solución súper eficaz para ordenar el baño. ¿Has visto lo que hemos colocado en uno de los laterales? Piensa a lo grande y no te pongas limitaciones. Añade todos los complementos de orden y almacenaje para tu baño que creas que pueden ser de utilidad, como hemos hecho nosotros con este recipiente para el secador.

3. Carritos y estanterías para zonas difíciles

Para tener más espacio en un baño pequeño hay que aprovechar hasta los espacios más estrechos y complicados. Para ello, nosotros te recomendamos que, además de las soluciones para colgar en la pared, te ayudes de otras como, por ejemplo, estanterías estrechas, como la que te mostramos en la imagen. Estas vienen de perlas para el hueco que hay entre el lavabo y la pared o, como vemos en la foto, para colocar el champú, el gel y demás productos en la ducha. Como tiene diferentes alturas, podrás distribuir los objetos como más te convenga.

¿Te has fijado en las ruedas que acompañaban a la estantería de antes? Efectivamente, los carritos también son un truco más para tener en cuenta si queremos tener más espacio en el baño y, a la vez, ganar más zonas de orden y almacenaje.

En esta zona del baño, hemos hecho exactamente lo mismo. Al quedar un hueco vacío, lo hemos completado con un carrito auxiliar de baño algo más ancho.

Con estos muebles, aumentamos el espacio disponible y tenemos todo a mano cuando lo necesitamos. Lo mejor es que podemos apartarlo hacia cualquier dirección. Y, como antes, tenemos la posibilidad de guardar en ellos todos los objetos de nuestra rutina diaria. Toallas, papel higiénico, incluso tendremos espacio para decorarlo con una bonita planta encima.

4. Accesorios de pared con ventosa

Como última idea para aprovechar el espacio del baño, vamos a hablarte de unos maravillosos accesorios. ¿Su secreto? El poder de las ventosas. Los complementos para baño con ventosa son una alternativa estupenda para colocar pequeños objetos en la pared, especialmente si no podemos atornillarla o, sencillamente, no queremos correr el riesgo. Es una opción económica, muy práctica y realmente sencilla de colocar.

Como en este baño pequeño tenemos una puerta corredera, no podíamos colocar un colgador o perchero detrás de la puerta, como habitualmente te recomendaríamos. Así que los colgadores con ventosa han sido la solución perfecta en su lugar. Sin exceder el peso máximo de carga, podemos ganar un montón de espacio en el baño con estos accesorios. Como ves en la imagen, nosotros hemos utilizado unos ganchos de este tipo para colgar de ellos las toallas, pero también puedes ponerlos al lado del lavabo o dentro de la ducha, si se trata de cestas con ventosa.

Y, ¡listo! ¿Qué te han parecido estos consejos? Si te has quedado con ganas de más, nada como esta selección especial de artículos para que aprendas a decorar y organizar tu casa, sea del tamaño que sea y con el presupuesto que tengas.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.