Saltar

5 ideas para reutilizar cajas de cartón

¿Tienes un montón de cajas por casa y no sabes qué hacer con ellas? ¡Ni se te ocurra tirarlas! Cuando descubras todas las posibilidades que tienen, querrás aprovecharlas. Y lo mejor es que con estas ideas para reciclar cajas de cartón saldrás ganando tú y también el medio ambiente.

El camino para ser más sostenibles se inicia a través de la consciencia de lo que implican nuestros pequeños actos diarios y los cambios que podemos hacer para que nuestro impacto sea menos negativo para la Tierra.

Uno de los pasos más sencillos y prácticos es apostar por la reutilización, es decir, dar una segunda vida a las cosas que tenemos en casa. Nos referimos a esos elementos, como las cajas de cartón, que se acumulan en nuestro hogar y que solemos tirar sin miramientos. Sin embargo, si somos capaces de ver un poco más allá, pueden tener muchas utilidades. ¿No te lo crees? Te animamos a que sigas leyendo para descubrir todo el partido que le puedes sacar a una simple caja de zapatos.

1. Caja sorpresa para un amante de la música

Unas entradas de concierto son, de por sí, todo un regalazo para un amante de la música, pero si además se las haces llegar de una forma tan especial como esta, se quedará sin palabras. De hecho, más allá de lo puramente estético, presentar las entradas como si estuvieran dentro de un piano, formará parte del obsequio y, al estar hecho a mano, mostrará lo importante que es esa persona para ti.

Para prepararla vas a necesitar lo siguiente:

  • 1 caja de zapatos blanca
  • Rotulador negro
  • Regla
  • Cinta adhesiva negra
  • Papel de seda o papel de regalo

Una vez que tengas todo, el primer paso será dibujar las teclas blancas del piano. Para ello, lo ideal es que midas la tapa de la caja y lo dividas con rayas negras, de tal forma que todas las teclas tengan el mismo tamaño. Después, con la cinta adhesiva, colocarás las teclas negras. También es importante que todas midan lo mismo para que tenga un aspecto mucho más profesional.

El siguiente paso será colocar el papel de seda en el interior de la caja, las entradas y cualquier otro detalle que quieras incluir (una fotografía vuestra, una carta, chucherías…). Por último, también puedes decorar el exterior de la caja con alguna pegatina en la que pongas un mensaje bonito. ¡Recordará este regalo siempre!

2. Juego “jenga” a lo grande

Los peques cuyos papás hayan acumulado muchas cajas de cartón en casa están de suerte. Con ellas pueden pasar un rato muy divertido tanto decorándolas como jugando. En este caso, te proponemos que montes un juego jenga a lo grande, es decir, una torre de cajas en la que cada jugador tendrá que retirar las piezas procurando que se mantenga en pie.

Para hacerlo vas a necesitar lo siguiente:

  • Cajas de zapatos (cuantas más, mejor)
  • Pinturas de colores

Una vez tengas todas las cajas, la primera parte del juego será decorarlas para que el jenga sea mucho más bonito. Si quieres conseguir que la actividad sea más divertida y especial para los peques, procura que se involucre toda la familia y cada uno de vosotros decore varias cajas. ¡Dad rienda suelta a vuestra imaginación!

Cuando estén listas solo quedará montar la torre y empezar a jugar por turnos a sacarlas hasta que alguien tire la torre y pierda. Parece fácil, pero requiere concentración retirar la pieza adecuada. ¡Seguro que lo pasáis genial!

3. Caja de bombones personalizada

Regalar bombones es todo un clásico que nunca falla, sin embargo, puede dar una impresión de regalo poco pensado o cuidado. Una forma de evitar esto es personalizar la caja. Puedes hacerlo con la caja en la que compres los bombones o con cualquier otra que tengas en casa.

¿Qué vas a necesitar?

  • 1 caja
  • Papel de regalo
  • Cintas decorativas
  • Pinturas
  • Pegamento

Antes de empezar con la decoración de la caja, es importante que pienses en la persona a la que vas a regalárselos, cuál es su estilo y sus gustos. De esta forma, será mucho más fácil acertar con los colores y la estética general. Además, notará que has pensado en ella. Una vez que tengas claro eso, será el momento de empezar la personalización de la caja.

Puedes cambiar por completo la caja pegando sobre ella papel de regalo con algún diseño que te guste o bien papel de un color neutro, como el blanco, sobre el que dibujes algunos detalles tú mismo. Puedes, incluso, poner algún mensaje.

Lo siguiente será colocar una base de papel sobre el que pondrás los bombones, procurando que el resultado sea estético. Por supuesto, evita manipularlos con las manos y hazlo con unas pinzas para que sea lo más higiénico posible. Puedes poner el toque final a esta cajita tan dulce con una tarjetita enganchada con una cinta o cuerda decorativa a modo de cierre.

4. Juego “adivina mi sueño”

Ya sea para un cumpleaños o para cualquier otro tipo de celebración en casa, una caja de cartón y un poquito de imaginación pueden ser las claves para montar un plan de lo más divertido cuando se os han acabado las ideas. Además, en este juego en concreto, os conoceréis mejor unos a otros.

Para prepararlo necesitarás lo siguiente:

  • 1 caja de cartón grande
  • 1 caja de cartón pequeña
  • Cartulinas de colores
  • Pintura de colores
  • Rotuladores
  • Lápiz
  • Tijeras

Con la primera caja lo que vas a hacer es la decoración del juego, es decir, las letras ‘dreams’ o ‘sueños’ para crear ambiente y que el momento sea más especial. Para ello, lo más sencillo es que dibujes las letras sobre el cartón a lápiz y las recortes. Una vez hecho esto, llegará el momento de pintarlas con vuestros colores favoritos.

Después tendrás que decorar la caja de cartón pequeña, que será el lugar en el que cada participante depositará un papel. El siguiente paso será recortar los papeles de diferentes colores, dar uno a cada participante y que escriba un sueño que quiera cumplir. Tras esto, la dinámica del juego será adivinar quién ha escrito cada uno de ellos. Cuantos más participéis, ¡mejor! Puede que más de un sueño os sorprenda…

5. Caja para guardar recuerdos

Otra opción perfecta para dar una segunda vida a una caja de cartón es decorarla y utilizarla para guardar recuerdos o cosas importantes para ti.

Para empezar, necesitarás lo siguiente:

  • 1 caja de cartón
  • Rotuladores
  • Pinturas de colores
  • Lápices
  • Tijeras

El resto será echarle imaginación y decorarla a tu gusto. Una opción es hacerlo de forma tematizada en función de lo que vayas a guardar en ella. Por ejemplo, si vas a guardar recuerdos de algún deporte que hayas practicado, la decoración puede girar en torno a este deporte. Si vas a recopilar cartas de amor, puedes apostar por customizarla con un estilo más romántico. ¡Tú decides!

¿Cuál de estas ideas te ha gustado más? Como ves, una simple caja puede dar mucho más juego del que parece en un principio. Si quieres aprender más formas de dar una segunda vida a distintos materiales y ser más sostenible, no te pierdas estos artículos.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.