Saltar
Niña jugando con cojines en el salón de casa.

3 ideas para jugar con tus hijos con básicos de casa 

¿Tus hijos se aburren fácilmente de sus juguetes? ¡No te preocupes! Con estas ideas vamos a demostrarte que hasta el objeto más cotidiano del hogar puede convertirse en un juego, si le echas un poquito de imaginación. Ficha estas ideas para jugar con tus hijos con cosas que seguro que tienes por casa.

Es probable que más de una vez hayas visto a tus hijos entretenidos con cualquier cosa que han pillado por casa en vez de con sus juguetes, ¿verdad? Si hay algo que les sobra a los niños es imaginación, pero de vez en cuando también viene bien que tú les ayudes un poco con ideas de juegos con objetos de casa para que no se aburran. Por eso, desde aquí queremos darte diferentes opciones con las que lo pasaréis genial. ¡Toma nota!

1. Pescando dulces

Para este juego vas a necesitar lo siguiente:

  • Una barra
  • Una cortina de ducha
  • Un palo
  • Una cuerda o un hilo
  • Una pinza de tender la ropa
  • Sobres o bolsas
  • Chucherías o dulces

Lo primero que tendrás que hacer será colocar la barra con la cortina en el hueco de una puerta. Después, prepara tu caña improvisada atando una cuerda al palo y al final de éste, una pinza. Tras esto, llena varios sobres con las chucherías o dulces preferidos de tus hijos y alguna que otra sorpresa especial en cada uno. Colócalos detrás de la cortina separados unos de otros.

Para empezar a jugar los peques tienen que colocarse en fila al otro lado y tú junto a las chucherías. Cada uno tiene una oportunidad de “pescar” uno de los sobres desde el otro lado. Nuestro consejo es que elijas el orden a suertes para que no haya conflictos. Tú estarás cerca de los sobres o bolsitas y engancharás la cuerda al que más se acerque cada uno.

2. El baile del limbo

Si buscas un juego en el que tus hijos tengan que estar más activos, este es perfecto. Con el baile del limbo, aparte de pasárselo en grande, trabajarán el equilibrio y la agilidad. Por supuesto, los mayores también podéis participar y disfrutar de un rato divertidísimo en familia. ¿Qué vais a necesitar?

  • Una barra
  • Tiras de colores a modo de cortina
  • Vuestra música favorita

Por supuesto, aparte del material, las ganas de bailar y pasarlo bien no pueden faltar para que este juego sea un éxito.

Cuando lo tengáis todo, el primer paso será colocar la barra con la cortina a tiras en una puerta. Es importante que delante y detrás de la misma tengáis espacio suficiente para moveros libremente.

El siguiente paso será poneros en fila e ir pasando uno a uno al ritmo de la música, intentando inclinaros lo máximo posible. Para que se ponga más interesante todavía, podéis poner pegatinas con nombres que indiquen a la altura a la que pase cada uno y hacer una pequeña competición entre todos. ¡Y que gane el mejor!

3. Regalos colgantes

Este juego es ideal para esos días en los que tus peques te piden un regalito o vas a preparar una fiesta en casa con varios amigos suyos. La idea es convertir el hecho de darles un pequeño detalle en un proceso más especial y emocionante para ellos. Para prepararlo vas a necesitar lo siguiente:

  • Una barra
  • Lazos de colores
  • Peluches pequeños u otros muñecos
  • Una tela para cubrir los ojos
  • Unas tijeras infantiles
  • Papel y lápiz

Una vez tengas todo, coloca la barra en una puerta o entre un armario y una pared. Anuda los lazos a la barra y en el extremo final ata los peluches.

Tras esto, prepara varias preguntas sobre sus películas favoritas (o el tema que prefieras) y anótalas en papelitos con la respuesta correcta.

Haz una pregunta a cada uno y, cuando acierten, llegará el momento de recoger el premio. Para que sea más divertido, les taparás los ojos y, con mucho cuidado, tendrán que cortar uno de los lazos para poder llevarse uno de los peluches.

¿Cuál de estos juegos crees que les gustará más a tus peques? Si necesitas más ideas, aquí te dejamos un par de artículos con más juegos para que en tu casa no haya un solo minuto de aburrimiento.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.