Saltar

6 soluciones de orden y almacenaje para pisos pequeños

Cuando vivimos en un piso pequeño o una casa en la que notamos que nos falta un poco más de hueco, intentamos aprovechar hasta el último rincón para ganar espacio y tener la casa lo más ordenada posible. ¿Quieres saber qué productos pueden ayudarte a conseguirlo? No te pierdas esta lista de soluciones asequibles y sencillas para organizar y guardar las cosas de casa. ¡Está pensada especialmente para espacios pequeños y zonas complicadas!

1. Una solución para ordenar el salón

Empezamos con un complemento perfecto para organizar una de las estancias en las que, sin duda, pasamos más tiempo, el salón. Y es que en esta habitación se acumulan pequeños objetos que nunca acaban por tener un lugar específico y siempre se mueven de un sitio a otro. ¿Cuántas veces has acabado perdiendo el mando de la tele?

Este práctico almacenaje colgante ocupa poco espacio y te permite guardar en él un montón de objetos diferentes para que los tengas siempre a mano. En este caso, nada como el reposabrazos del sofá para colocarlo. Sus diferentes compartimentos te permiten almacenar objetos tan pequeños como las gafas de lectura, así como otros de mayor volumen, como revistas o alguna tableta. Al ser de fieltro, tiene una textura agradable y resistente. ¿Qué te parece? Lo que más nos gusta, además de su precio económico, es que permite tenerlo todo en un único lugar y sin ocupar espacio útil de la mesa o el mueble de la televisión.

¿Sabes que este producto sirve para mucho más? Prueba a colocarlo detrás de una puerta, en la pared de la entrada de casa e, incluso, en el dormitorio. ¡Se acabó el desperdiciar espacio!

2. Un tendedero plegable para la colada

Muchas casas no vienen equipadas con una habitación exclusiva para la colada e incluso, es probable que no tengas una secadora. Si es tu caso, este objeto te ayudará a tener esa zona de secado sin que tengas que renunciar a un solo centímetro de tu casa.

Los tendederos plegables son excelentes, ya que puedes guardarlos en prácticamente cualquier parte y ocupan el mínimo espacio. Te permiten dejar que la ropa se seque en el interior del hogar, evitando así que absorba malos olores o se llene de polución de la calle. Además, te vendrá de perlas para los días de lluvia. Una vez finalizada la tarea, tan solo tendrás que plegarlo y esconderlo donde quieras, como por ejemplo, detrás de una puerta.

3. El truco para ganar espacio en la cocina

Cuando tenemos una cocina pequeña normalmente intentamos no invadir el espacio útil de la encimera para no quedarnos sin hueco en el que cocinar. Una forma de lograrlo es, como en el consejo anterior, utilizar un poquito el ingenio y la practicidad de objetos pensados específicamente para lugares pequeños.

Por ejemplo, si solo dispones de una pila de fregado, un complemento económico y eficaz es un escurreplatos como este. Al ser plegable, puedes quitarlo y ponerlo tan solo cuando sea necesario. Además, sus múltiples rejillas te permiten colocar cualquier plato o vaso sin que este entre en contacto con la superficie. Coloca una alfombrilla de escurreplatos para absorber el agua que cae y listo.

Otro recurso que te puede ayudar a conseguir más espacio en la cocina y organizarla es algo tan sencillo como el aprovechamiento de las paredes. Te sugerimos que coloques estantes adicionales, rieles con ganchos o cualquier otro tipo de organizador de pared para cocina para almacenar en altura todo lo que quieres tener a mano. Es una solución muy asequible y con unos resultados increíbles.

4. Cómo organizar y guardar los productos del baño

Uno de los grandes retos de esta estancia es ordenar y almacenar todos estos mini productos que acumulamos, como el maquillaje, algunas cremas, incluso los discos o los bastoncillos de algodón. Más allá de la practicidad de las cestas de baño, te recomendamos un producto que te permite organizar esos pequeños objetos y aprovechar mucho mejor el espacio del baño. Se trata de nuestro clásico GODMORGON. Estas cajas con compartimentos están especialmente diseñadas para guardar y clasificar los objetos y tener más espacio tanto en los cajones como en las estanterías del baño.

¿No tienes espacio para los productos de la ducha? Como te hemos comentado, las paredes son las grandes aliadas para los espacios pequeños. Y como en el baño no podemos hacer agujeros en la pared a la ligera, nada mejor que unos estantes y cestitas con ventosa para colocar los objetos. Son resistentes, económicos y muy útiles para ordenar sin complicaciones y aprovechar el espacio del baño.

5. Ideas para guardar la ropa en un dormitorio pequeño

Cuando apenas tenemos espacio en el dormitorio, los cambios de armario pueden ser un quebradero de cabeza. Por eso, una de las mejores formas de guardar la ropa entre estación y estación es aprovechar el espacio que tienes justo debajo de la cama.

Aunque tu cama no tenga integrada una zona de almacenaje, puedes crearla tú mismo colocando unas cajas con tapa en su lugar. Es una opción mucho más económica que te permitirá ahorrar espacio y proteger tu ropa del polvo y la suciedad. Cuando quieras algo, tan solo tendrás que extraerla y hacer el cambio. Sencillo, ¿verdad? También son geniales para guardar zapatos o los diferentes juegos de sábanas y ropa de cama.

6. Un comodín para guardar objetos en cualquier parte

Si algo ha quedado claro es que un espacio ordenado es un espacio bien aprovechado. Y es que, con un poco de imaginación, podemos convertir nuestros hogares en espacios mucho más funcionales y prácticos por muy pequeños que sean.

Ya que nos gusta la creatividad, ¿qué tal un último consejo para ayudarte a ordenar y organizar objetos en cualquier parte de la casa? Este complemento, es una de nuestras últimas novedades y consiste en almacenaje con rieles y saquitos.

NEREBY es una colección muy especial que combina la utilidad de las paredes como espacios de almacenaje y las texturas naturales para un acabado mucho más favorecedor.

Sencillamente, coloca el riel donde lo necesites (ya sea en la cocina, en el escritorio o en el baño…) y haz tu composición de cestas. Verás lo bien que queda y lo útil que es, lo pongas donde lo pongas.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.