Saltar

5 ideas para decorar terrazas pequeñas

Quien tiene una terraza tiene un tesoro, ¡aunque sea pequeña! Sobre todo, si sabes cómo sacarle partido. Por eso, desde aquí queremos ayudarte con diferentes ideas de decoración, según lo que quieras hacer en ella: quedar con tus amigos, hacer deporte, tomar algo… ¡Apunta!

Lo ideal es que la decoración, aparte de cumplir una función estética, cubra tus necesidades. Por eso, en esta ocasión vamos a centrarnos en ideas de decoración para terrazas pequeñas según el uso que le des (o le quieras dar) a la tuya. No se trata de decorar por decorar, sino de que te sirva para aprovecharla al máximo y disfrutar al aire libre. Sigue leyendo y elige la opción más adecuada para ti.

1. Decoración para invitar a los amigos

¿Te gustaría aprovechar tu terraza para invitar a tus amigos o familiares? Aunque sea pequeñita, puedes lograrlo. En este caso, tendrás que dedicar la mayor parte del espacio a colocar un sillón de exteriores que sea cómodo. También necesitarás una mesa que no sea muy grande en la que podáis colocar las bebidas y el picoteo.

Para que quepáis más personas, puedes poner uno o dos puffs en los huecos que tengas. Una vez se hayan ido, será fácil ubicarlos en otra estancia de tu casa para dejar más espacio despejado en la terraza.

No te olvides de colocar cojines en diferentes colores y alguna mantita sobre el sillón para que tus invitados estén cómodos mientras charláis u os tomáis algo. Y, si quieres que sea todavía más agradable estar en tu pequeña terraza, coloca algunas plantas y flores en la zona de la barandilla y un par de farolillos para velas para conseguir un ambiente más romántico y chill out cuando se haga de noche.

2. Decoración para hacer deporte

Si lo tuyo es el deporte y te gustaría dedicar este espacio exclusivamente a la práctica de ejercicio, también tenemos ideas para ti. Por supuesto, como el espacio es reducido, hablamos de actividades físicas que no requieren mucho desplazamiento como el yoga o el pilates.

En este sentido, se trata de que crees en tu terraza un rincón tranquilo en el que disfrutarás activando tu cuerpo sin que nada te interrumpa. Para ello, la primera premisa será poner pocas cosas, así aprovecharás mucho más la estancia. ¿Qué vas a necesitar? Te recomendamos que coloques una alfombra de exterior que actúe como base de tu esterilla para aportar mayor confort. También puedes poner un pequeño puff o una mesilla para dejar lo que necesites mientras haces ejercicio (un libro con recomendaciones, tu móvil, la tablet, tu botellita de agua…)

Además, nuestro consejo es que pongas un pequeño sillón para que, una vez hayas terminado el ejercicio, también puedas aprovechar tu terraza para pasar un tiempo relajante en ella. La guinda final para ambas actividades será colocar alguna plantita que cree buen ambiente. Si no te sobra mucho espacio, puedes aprovechar las paredes.

3. Decoración para tomar algo

Esta es la decoración perfecta para aquellos que asocian las terrazas con los bares, con tomar algo fresquito y disfrutar de una charla agradable, ya sea solo, con la familia o con los amigos.

En este caso, como se trata de una terraza pequeña, lo ideal es optar por una mesita de tamaño reducido que sirva para dejar las bebidas y poco más. En cuanto a las sillas, puedes escoger algunas plegables y combinarlas con taburetes como el de la foto para ganar unos centímetros de espacio. Lo mejor de las sillas y mesas plegables es que podrás quitarlas cuando no las necesites y guardarlas fácilmente, algo muy práctico cuando hablamos de balcones y terrazas pequeñas.

Para que puedas sacarle el máximo partido a tu terracita de bar particular durante todo el día, tampoco puede faltarte una sombrilla que os proteja del sol. Una vez tengas todo esto listo, solo tendrás que aportar un poco de color y ambiente con plantitas de exterior en la zona de la barandilla y otros adornos como un farolillo para velas que podrás encender cuando caiga la tarde. ¡Planazo!

4. Decoración para disfrutar de las plantas

¿Te encantan las plantas y no tienes patio? Entonces esta idea de decoración es para ti. Se trata de que aproveches tu terraza para crear un pequeño jardín en el que puedas explotar esa pasión que sientes por la jardinería.

El primer paso será elegir las plantas. Para ello, es importante que tengas en cuenta las condiciones de tu terraza: la luz que recibirán en las diferentes épocas del año, si es abierta o cerrada, el viento… Según estas condiciones, deberás elegir unas plantas u otras. Por ejemplo, si tu terraza es cerrada, lo ideal es que optes por plantas de interior.

Para distribuirlas por la terraza, puedes colocar una estantería como KOLBJÖRN. En la parte superior podrás poner muchas de tus plantitas y en la parte inferior guardar todo lo que necesites para su cuidado (regadera, tijeras, guantes…). Si te sobra espacio, pon una pequeña mesita en la que disfrutar tomándote un té mientras observas todas tus plantitas.

5. Decoración para una lavandería

Por último, otra forma práctica de aprovechar tu terraza es destinar el espacio a alguna tarea del hogar para la que no tengas suficiente hueco en casa. En este caso nos parece un espacio interesante para montar una pequeña lavandería en el que incluirás la lavadora y el cesto de la ropa sucia con una pequeña cortina. Encima de ambos elementos puedes colocar una encimera y, más arriba, una barra en la que colgar las prendas más largas y, así, ampliar el espacio más allá del tendedero.

Para ahorrar espacio una vez hayas terminado la colada, puedes poner unos ganchos en la pared que te permitan colgar el tendedero. También puedes colocar un armario en la pared en el que guardar todos los productos de limpieza de la casa, de esta forma los tendrás siempre ubicados y te ahorrarás tiempo cuando tengas que empezar a hacer las tareas.

¿Cuál de estas opciones te ha gustado más? Antes de que te vayas, te recomendamos que eches un vistazo a estos artículos por si necesitas más ideas.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.