Saltar
Cómo decorar el árbol de Navidad

Decorar el árbol de Navidad: 6 árboles originales para estas fiestas

Aunque este año la Navidad no será igual que los anteriores, estamos seguros de que el árbol hará "acto de presencia" en muchos hogares. Así que, si este año te apetece innovar, no te pierdas estas ideas para un árbol de Navidad original. Además, también te damos algunas opciones más económicas, para que no gastes mucho y puedas disfrutar igualmente de una casa perfectamente decorada para esta época del año.

A nosotros nos encanta el clásico árbol de Navidad, pero también es cierto que adoramos darles un toque nórdico y diferente a nuestros espacios en casa en estas fechas. Por esa razón, estas Navidades te proponemos algunas alternativas al tradicional árbol de Navidad. ¡Toma nota y quédate con la opción que más vaya contigo y con tu hogar!

1. Un árbol tradicional con adornos actualizados

Si te resistes a deshacerte del típico árbol de Navidad, también puedes plantearte rodearlo de una forma mucho más espectacular. Más allá de los adornos que colgamos en él, también es importante qué ponemos cerca de este.

Nuestros pequeños y adorables duendes de Papá Noel pueden ser los mejores compañeros de tu árbol de Navidad, así como una bonita exposición externa compuesta de lazos, estrellas o una bota en la que dejar los regalos.

Todo esto, colocado en un mismo rincón de la casa, creará un entorno que parecerá prácticamente salido del mismísimo hogar de Santa Claus. ¡Tu árbol de Navidad se merece una buena (y diferente) compañía este año más que nunca!

2. Un árbol sencillo y sofisticado a partes iguales

Si no buscas el típico árbol, pero sí quieres que haya un elemento en tu sala de estar que cumpla con su función, esta opción es para ti. Se trata de un diseño en tono dorado que dará un toque muy sofisticado a la estancia. Un conjunto de piezas geométricas que simulan un árbol, sin serlo, y que consiguen reiventar a esta clásica figura de Navidad.

No necesita ningún adorno para destacar, así que es perfecto si lo que quieres es una decoración muy sencilla para estas Navidades. Eso sí, puedes rodearlo con una guirnalda de luces para que por la noche dé un toque más especial al salón.

En caso de que quieras customizarlo con bolas y otros adornos, también podrás hacerlo poniendo algunos ganchos dorados.

3. Un árbol de Navidad ideal para salones pequeños

Un salón pequeño no tiene por qué impedirte que cuentes con un bonito árbol navideño. Y esta alternativa de fieltro que se pega a la pared es la prueba de ello. Se trata de una opción que te ayudará a ahorrar espacio y también algunos eurillos, ya que es económico y no necesitarás tantos adornos.

¿Lo mejor? Que, además de lo práctico que es, el resultado es muy llamativo y de lo más original.

Como en la foto, puedes colgar unos ganchos dorados con pequeñas bolas para darle un toque más colorido. Y si quieres completar el rincón, puedes añadir algún adorno chulo bajo el mismo.

4. Un mini árbol navideño para hogares contemporáneos

Si todavía no tienes en casa una vitrina de coleccionista como esta, te la recomendamos, no solo para Navidad. Es sencillamente ideal para cambiar la decoración periódicamente de una forma súper fácil en función de la época del año.

En su interior puedes ir haciendo diferentes tipos de exposiciones temáticas, como en este caso para Navidad. Nosotros nos hemos decidido por colocar un pequeño abeto junto con unas bolitas que no solo cuelgan de él, sino que también se dejan caer alrededor para conformar una imagen todavía más navideña.

De nuevo, una alternativa perfecta y súper original para pisos pequeños en los que un abeto grande no tiene cabida.

5. Una planta que se convierte en árbol de Navidad

Una planta de interior puede ser una buena alternativa a la hora de poner el árbol de Navidad sin tener que recurrir al típico abeto. Y, aunque puedes colocarlo en el suelo, nuestra recomendación es que encuentres su sitio en la superficie de algún mueble alto.

Puedes colocarlo de muchas formas diferentes. Por ejemplo, siempre puedes recurrir a un macetero bonito con motivos navideños, e incluso, ¡uno que hayas pintado tú! También tienes la opción de crear un envoltorio con papel, simulando que la planta es el propio regalo. Con unas lucecitas alrededor, quedará genial y con un toque muy mágico. Y, por último, una de nuestras opciones favoritas. Puedes introducir tu planta de interior en una cesta, como FLÅDIS, para darle un punto diferente. Además, la cesta podrás utilizarla después para otras plantas, para guardar las mantitas al lado del sofá, guardar los juguetes de los niños… ¡Nos encantan las cosas que tienen varias vidas y sirven para muchos cometidos!

6. Una composición con forma de árbol

Cerramos esta lista de ideas con una de las opciones más transgresoras de todas: un árbol en la pared creado con diferentes elementos. Si tu intención es conseguir un árbol de Navidad llamativo, que no ocupe mucho espacio y sea económico, ¡apunta!

Para crearlo solo necesitarás varios listones de madera de diferentes medidas que hay que colocar de menor a mayor hacia abajo para obtener la forma triangular del árbol. Después, un elemento conector, como una guirnalda de luces o una cinta, que deberás sujetar a un gancho en la parte superior. Y, por último, algún elemento decorativo, que pueden ser adornos clásicos como las bolas de la primera opción o algo más innovador, como fotos con tu familia y amigos. Por supuesto, también puedes combinar ambas si quieres que el resultado sea más llamativo. Algo nos dice que no encontrarás dos iguales…

¿Cuál de todos estos árboles te ha gustado más? Nosotros no sabemos por cuál decidirnos, ¡nos encantan todos! Lo que sí tenemos claro es que, elijamos el que elijamos, la decoración de este año tan peculiar y complicado para todos, marcará la diferencia. Desde aquí te deseamos una muy feliz Navidad y te dejamos varios artículos con otras ideas para que sigas inspirándote. ¡Echa un vistazo!

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.