Cómo limpiar el colchón a fondo

Para un buen descanso se necesita un buen colchón. Pero también una almohada que se adapte a nuestra postura al dormir, ropa de cama transpirable y un buen somier o base de cama. Todos estos puntos solemos tenerlos claros, pero, ¿qué pasa con la limpieza de nuestro colchón? ¿Estamos haciendo todo lo posible para mantenerlo libre de ácaros y bacterias, así como en perfectas condiciones? Vamos a ver cómo limpiar el colchón a fondo, cómo quitarle manchas y cómo debemos mantenerlo día a día.

1. Rutinas básicas diarias para mantener limpio el colchón 

Como reza el famoso dicho “más vale prevenir que curar”. Por eso, te recomendamos que sigas estas indicaciones diarias para que tu colchón se mantenga en las mejores condiciones de mantenimiento y limpieza posibles.

Así, cuando llegue el momento de limpiar el colchón a fondo, verás que es más fácil:

  • Ventilar la habitación con la cama sin hacer al menos 10 minutos diarios: esto es fundamental para evitar malos olores y ácaros. 
  • Al hacer la cama, sacudir bien todas las sábanas, incluida la bajera para que el colchón transpire un poco. 
  • Cambiar las sábanas todas las semanas. 
  • Cuando las cambiemos, lo más recomendable es aprovechar para aspirar el colchón. 
  • Mantener el colchón siempre protegido con una funda transpirable y lavable. 

2. Consejos de temporada para mantener el colchón como nuevo 

Esas rutinas que hay que hacer día a día, semana a semana, van seguidas de todas aquellas que debemos hacer por temporada, normalmente al cambiar de estación.  

Muchos colchones tienden a hundirse, dependiendo del material que estén hechos o el peso de la persona que duerme, entre otros factores. En estos casos es fundamental darles la vuelta al menos cuando llega el invierno y cuando llega el verano. Y no solo por eso, sino también porque hay modelos que cuentan con cara de invierno (más cálida y aislante) y de verano (más finita y fresca). Dale la vuelta, y no solo de una cara o de otra, también poniendo los pies en la cabeza y la cabeza en los pies. Esto puedes hacerlo varias veces al año si tu colchón se hunde mucho, ¡lo vas a notar!  

3. Consejos anuales para limpiar el colchón a fondo 

Llegamos al meollo de la cuestión: cómo limpiar el colchón a fondo. Esto debes hacerlo un par de veces al año. 

  • Comienza sacudiéndolo bien, “golpeándolo”. 
  • Continúa con el aspirador, pero únicamente si tiene boquilla de mano para el cepillo y siempre con la velocidad más suave, para evitar causarle desperfectos.  
  • Si no tienes aspirador con boquilla especial, hazlo con un cepillo, haciendo especial hincapié en las zonas más sucias o que más roce suelen tener, como la de los pies.
  • Para limpiar el colchón a fondo y acabar con gérmenes y malos olores, te recomendamos el truco del bicarbonato: échalo por encima (no demasiada cantidad) y déjalo una hora para que penetre en el interior. Después, pasa un cepillo de mano hasta retirarlo completamente y depura los restos con la aspiradora si hace falta. 

Algunos de nuestros colchones son desenfundables y lavables. Los ácaros proliferan en ambientes cálidos, oscuros y húmedos como las camas, por eso, para personas alérgicas recomendamos este tipo de colchones. Así podrás lavarlo con frecuencia para mantenerlo limpio e impecable siempre.

Aquí verás más información sobre cómo entender las etiquetas de nuestros colchones para mantenerlos perfectos más tiempo:

4. Cómo alargar la limpieza del colchón 

La mejor forma de mantener tu colchón limpio más tiempo es utilizar protectores de colchón que puedas lavar a máquina siempre que lo necesites. Existen protectores acolchados o impermeables, que envuelven el colchón como una sábana bajera o solo lo cubren. Lo importante es que tienes opciones para cada necesidad y resuelven muy bien el problema de las manchas difíciles.  

Eso sí, recuerda que cada 10 años por muy buen mantenimiento que haya tenido tu colchón, es recomendable que lo cambies. Este vídeo te será muy útil para elegir tu próximo lugar donde descansar.  

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.