Cómo mantener la casa limpia con perros y gatos

Cuando tenemos mascotas en casa la limpieza se convierte en algo todavía más importante, con el fin de evitar esas bolas de pelo rodando por el suelo, las manchas en el sofá o los malos olores. Y es que, aunque sean nuestros mejores amigos (¡que lo son!), es normal que perros y gatos ensucien un poquito nuestra casa: si salen a la calle, si vivimos en el campo, en la ciudad… Es lógico, lo importante es tener paciencia y conciencia diaria en la limpieza.  
 
Por eso, vamos a ver cómo mantener la casa limpia con perros y gatos.

1. Fundamental: la higiene de nuestras mascotas 

Como primer punto a tener en cuenta para mantener nuestra casa limpia es que nuestros perros y gatos estén limpios. ¿Cada cuánto bañar a un perro? Aproximadamente cada 4 semanas, pero obviamente deberemos incrementar el baño o la higiene si salimos al campo, se ha metido en el agua del río, en algún charco o, simplemente, se ha ensuciado. Los gatos se lavan solos, pero si está muy sucio o no se puede lavar por sí mismo por algún problema, no pasa nada por bañarlos nosotros. 

Utiliza siempre champús específicos para tus mascotas, recomendados por tu veterinario o por un experto.  

2. Fomenta que usen su espacio más que el tuyo 

Si quieres que tu casa se mantenga limpia el mayor tiempo posible, también es fundamental haberles educado desde que eran cachorros a que no se suban a tu cama, al sofá, a que no apoyen las patas en la encimera de la cocina si son perros grandes… En fin, ¡ese tipo de cosas! 
 
Nuestra línea LURVIG tiene todo tipo de complementos y mobiliario para que ellos tengan su propio espacio, sin manchar el tuyo: ¡hasta su propio mini sofá para gatos o perros pequeños! Así, evitarás estar limpiando cada dos por tres el sofá, la cama o la alfombra. 

3. Si usan el sofá o la cama, protege la zona 

Si ya es “demasiado tarde” y tu perro o tu gato se suben a dormir al sofá o a la cama, lo mejor que puedes hacer es colocar una manta o sábana en la zona en la que suelen estar. A ellos también les gusta sentir y reconocer esa manta como suya y volverán siempre a ese huequecito que tenemos reservado para ellos. De esta forma evitarás manchas de sus patas (entre otras) al subir a tu cama o a tu sofá. 
 
Eso sí, esta manta debes sacudirla a diario y lavarla semanalmente, así que ten siempre un par para poder alternarlas. 

4. Limpia asiduamente sus juguetes, cama y correa 

Para mantener la casa limpia con perros y gatos tenemos que mantener limpias todas sus cosas:  

  • La cama o colchoneta en la que duermen normalmente se lava a máquina a 40°C como máximo, tratamiento normal. Aun así, mira siempre las instrucciones del fabricante. 
  • No uses suavizantes, lejía ni ningún producto más allá de un poquito de detergente.  
  • Sus juguetes de plástico mételos de vez en cuando en agua caliente con un poquito de jabón neutro y déjalos en remojo unas horas. Después, acláralos y sécalos bien. 
  • Los peluches, igual que la cama, ¡a la lavadora! 
  • Limpia todas sus cosas como mínimo una vez al mes: ten en cuenta que se acumulan pelos, babas y todo tipo de bacterias. 

5. Aspirar a diario para mantener limpia la casa 

Por supuesto, para tener una casa limpia con mascotas es fundamental pasar la aspiradora o barrer cada día. Pon especial foco en las alfombras: aspíralas bien para eliminar los pelos que se concentran entre sus pelos o fibras y que pueden producir malos olores. 
 
Además, recuerda ventilar a diario durante al menos 15 minutos o media hora para que salgan los malos olores y circule el aire.

6. Una casa impecable, ¡y perfumada! 

Si has llevado a cabo todos lo que hemos visto anteriormente, tu casa no tendría por qué oler mal ni muchísimo menos. Cuidando la higiene y la limpieza cada día, tu casa estará perfecta.  
 
Eso sí, siempre es recomendable que coloques algunas velas aromáticas por la casa, enciendas incienso de vez en cuando, uses ambientadores… Así estará ¡de diez! 

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Etiquetas

  1. Limpiar