Cómo limpiar las alfombras

Limpiar las alfombras no es complicado, pero sí requiere de ciertos conocimientos y cierta atención. ¿Por qué? Porque dependerá del tipo de material del que esté hecha y del tipo de mancha o suciedad que queramos limpiar. Como en todos nuestros consejos de limpieza, lo más importante es poner mil ojos a las instrucciones dadas por el fabricante: la etiqueta. Ahí verás lo que necesitas para limpiar la alfombra de la forma correcta.  
 
Si no tienes etiqueta a la que recurrir o quieres nuevos consejos sobre cómo limpiar las alfombras de casa, no pierdas de vista todas estas pautas. 

1. Alfombras de lana: guía básica de cómo limpiarlas 

¿Sabías que cada alfombra de lana es única? Además, son increíblemente resistentes a la suciedad y el uso, por lo que son geniales para salón o dormitorio. Por supuesto, no debes lavarla a máquina, ni utilizar lejía sobre ella. Aquí tienes otros consejos para limpiarla y mantenerla perfecta: 

  • Las alfombras nuevas de lana desprenden pelusa, pero no te preocupes, simplemente tendrás que aspirarla más frecuentemente al principio.  
  • Aspírala a menudo, al menos una vez a la semana, y siempre con el accesorio estándar de suelo, el mismo que para el resto de la casa, no el rotatorio. 
  • Las manchas secas elimínalas inmediatamente frotando cuidadosamente hacia el centro de la mancha. 
  • En el caso de las manchas húmedas, no frotes. Es mucho mejor que las absorbas con papel de cocina y las humedezcas con un paño y un limpiador suave. 

Además, las alfombras de lana son muy especiales para nosotros. ¿Quieres saber por qué?

2. Alfombras sintéticas: déjalas perfectas 

Las alfombras sintéticas tienen algo en común con las de lana: necesitan exactamente los mismos cuidados que veíamos más arriba. Es decir: aspírala a menudo, no la laves en la lavadora, no la limpies con lejía y sigue las instrucciones de lavado de manchas que comentábamos.  

3. Limpiar las alfombras de fibras naturales 

Las alfombras de fibras naturales tampoco debemos lavarlas a máquina, como es lógico. Si quieres eliminar el olor que muchos de estos modelos tienen al principio (ese “olor a nuevo” tan característico) airéala durante unas horas y después pásale la aspiradora. Aspíralas y sacúdelas a menudo para evitar que el polvo se acumule entre sus fibras.  
 
Y, si quieres una limpieza un poco más a fondo, pasa un paño con agua y jabón bien escurrido por la alfombra, secándola después con otro seco, con papel de cocina o aireándola.  

4. Así se limpia una alfombra de algodón 

La que ves en la imagen es nuestra alfombra TIPHEDE, realizada con algodón reciclado. Otro material que nos parece fantástico y que también es muy especial para IKEA.  

Esto es lo que debes hacer si quieres saber cómo limpiar una alfombra de algodón

  • Debemos lavarla a máquina a 40°C como máximo, tratamiento normal. Apenas encoge un 5%. 
  • No utilizar lejía. 
  • Planchar a 150ºC como máximo. 
  • Lo más recomendable para mantener su forma intacta tras lavarla, es que seque colgada. 
  • Aspira y rota la alfombra con regularidad, si puede ser, todas las semanas.  

5. Otros truquitos extra para limpiar alfombras 

  • Cuando se manche, da igual de qué, el mejor remedio es la rapidez: date prisa en eliminar la mancha.  
  • Normalmente lo mejor es retirar con papel absorbente el líquido sin frotar para evitar que se esparza
  • No uses un paño demasiado mojado para acabar con la mancha: harás que se extienda.  
  • Usa quitamanchas específico de alfombras y sigue las instrucciones del fabricante. Y, aun así, pruébalo antes en una zona no visible de la alfombra para estar seguro de que no se come el color o la estropea. 

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.