Saltar

Cómo decorar un dormitorio infantil en tonos azules

¿Quieres decorar la habitación de tu hijo o hija con un toque de color? En el siguiente artículo, te inspiramos con un recorrido por un dormitorio infantil muy luminoso y alegre decorado en tonos azules. Sigue con nosotros y descubre cómo aplicar estos consejos de decoración de interiores en la habitación de tus peques, juegues con el color que juegues.

¡No te lo pierdas!

Cómo elegir un color para un dormitorio infantil

Elegir un color protagonista con el que decorar un dormitorio, ya sea para un adulto o para un niño, es una tarea más sencilla de lo que parece, y te lo vamos a demostrar.

Está claro que deberás tener siempre en cuenta los gustos de tus hijos, pero te recomendamos que, antes de nada, investigues un poquito sobre los colores que tienes en mente para saber cómo combinarlos o incorporarlos correctamente. ¿Sabías que cada color tiene un efecto sobre nuestra percepción y energía? Te explicamos por qué nos hemos decantado por el azul.

Según la psicología del color, los tonos azules suelen vincularse con conceptos como la serenidad y la calma por las sensaciones que nos transmiten, así que es un color perfecto para una zona dedicada al descanso, como es el caso del dormitorio. Además, los tonos más claros dentro de este color se relacionan normalmente con la infancia y juventud, mientras que los más oscuros se relacionan con una edad más adulta y madura.

Por todo esto, nos hemos decantado por jugar con este color, ya que es perfecto para favorecer el sueño y nos permite que se mantenga esa esencia de juventud.

Decora el dormitorio con textiles

No es de extrañar que cada cierto tiempo queramos cambiar la decoración del dormitorio para darle un toque fresco y renovado y, en el caso de los niños, es perfectamente normal que este vaya cambiando cada poco tiempo a medida que crecen y van adquiriendo nuevos gustos.

Por tanto, teniendo en cuenta que esta habitación no solo va cambiando con el paso de estaciones, te recomendamos que a la hora de decorar un dormitorio infantil o juvenil lo hagas, en su mayoría, con textiles. ¿Por qué? Muy sencillo. Al pintar los muebles y las paredes en blanco, contaremos siempre con una especie de “lienzo en blanco” que nos permitirá tener más libertad para cambiar la decoración siempre que queramos y de una forma mucho más económica, pues solo tendrás que cambiar algunas fundas y pequeños detalles decorativos.

En este caso, por ejemplo, hemos jugado con una funda nórdica reversible que nos da dos opciones decorativas azules en un único producto. Estas fundas, además, están confeccionadas en algodón cultivado de forma sostenible, así que son mucho más respetuosas con el medio ambiente. ¿Qué te parece?

Aplica pinceladas de color con complementos

Como hemos comentado, el punto fuerte para decorar esta habitación infantil ha sido a través de los textiles de la cama, pero podemos ir un pasito más allá y llevar el tono que hemos elegido al resto de rincones de la habitación para que haya mucha más armonía. Mira cómo lo hemos hecho:

En un dormitorio infantil, una alfombra es un accesorio realmente útil, ya que no solo permite decorar el espacio o mantener el calor natural de la habitación, sino que también es perfecta para que nuestros hijos jueguen con total comodidad en el suelo y se absorba el ruido. Por eso, hemos aprovechado la oportunidad y hemos elegido esta en tonos turquesa que, además de estar fabricada con poliéster reciclado, se ajusta al color azul que hemos incorporado en la habitación. Y, ¿qué nos dices del perchero? Acompaña a la decoración y resulta súper práctico para colgar objetos.

No solo hay que centrarse en los textiles, también podemos incorporar colores con el resto de los objetos del dormitorio. Un complemento que te permitirá ordenarlos y exponerlos de una forma económica y original es un tablero como el que te enseñamos en la imagen. ¡Deja que personalicen su habitación con aquello que más les motiva e inspira!

Aunque en este detalle no hemos añadido el color azul, creemos que puede servirte como idea para añadir a cualquier dormitorio infantil.

Y es que esta divertida lámpara infantil es personalizable, ya que se puede dibujar y pintar en ella con rotuladores para pizarra. Así, se convierte en un perfecto mini espacio con el que decorar la habitación de tus hijos y darle un toque diferente.

Decoración infantil bonita e inteligente

La ventaja de tener los muebles principales en color blanco es que podemos decorar como queramos todo su alrededor, incluso con los objetos que queremos guardar en ellos.

Por ejemplo, puedes aprovechar la parte superior de los armarios, si tienes los techos altos, para colocar algunos objetos decorativos, como hemos hecho con los gorritos de magia. En la parte inferior, hemos decorado el espacio con los juguetes favoritos del peque de la casa para que los tenga siempre a mano. Al ser también los más pesados, es aconsejable que estén abajo para evitar accidentes. En este caso, como son varias piezas, las hemos agrupado en unas prácticas cajas para juguetes. Si quieres, estas también pueden ser de colores en lugar de semitransparentes para ir en consonancia con el dormitorio.

Hablando de juguetes, ¿quieres algún consejito para mantenerlos ordenados? No te pierdas este vídeo.

    Las soluciones de almacenaje, como ves, también pueden ser una forma estupenda de decorar un dormitorio.

    En esta parte de la habitación, hemos dejado a la vista aquellos objetos más voluminosos que, además, también siguen los tonos azules. Los que no tienen estos colores o, sencillamente, son más complicados de guardar, los hemos metido en organizadores y cajas, como en el ejemplo anterior. De esta forma, tendremos (casi) siempre un dormitorio ordenado y precioso.

    ¿Quieres una idea más? Puedes introducir el color elegido en los pomos de los armarios para darles ese toque decorativo. ¡Es cuestión de experimentar!

    Sigue estos consejos y transforma el dormitorio infantil de tus hijos con consejos fáciles y prácticos de decoración. Si quieres inspirarte con más ideas, no te pierdas esta selección especial de artículos.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.