Saltar
Adornos de Navidad caseros reciclados

4 adornos de Navidad caseros con materiales reciclados

Estas Navidades nos hemos propuesto ser más sostenibles y para conseguirlo, vamos a reutilizar materiales que tenemos en casa para crear bonitos adornos navideños. ¿Te animas a hacerlos tú también? Aparte de tener adornos más respetuosos con el medioambiente, ahorrarás, que nunca viene mal, y tendrás un plan casero entretenido. Con un poquito de dedicación seguro que consigues piezas únicas.

Y lo de que sean “únicas” no es solo un decir, ya que puedes adaptar las ideas de adornos caseros que compartimos contigo a los materiales que tengas en casa que más te gusten. De esta forma, conseguirás una decoración de Navidad totalmente personalizada, low cost y sobre todo que represente la esencia de vuestra familia.

Lo mejor es que, además de ahorraros unos eurillos y hacer un uso responsable de los recursos, lo cual es genial para el medioambiente, también pasaréis un rato muy entretenido si los elaboráis juntos, algo que viene muy bien ahora que toca pasar más tiempo en casa. Seguro que los más peques se lo pasan pipa y el año que viene os piden repetir. ¡Vamos allá!

Cómo hacer saquitos de tela navideños

1. Saquitos de tela navideños

Para elaborar estos saquitos, que puedes colocar de adorno bajo el árbol o colgándolos en él, necesitarás lo siguiente:

  • Telas (puede ser cualquier tipo, con estampado o sin él)
  • Aguja
  • Alfileres
  • Hilo
  • Tijeras para tela
  • Lazos o cordones
  • Periódicos viejos
  • Máquina de coser (opcional, pero facilita la tarea)

Los periódicos viejos los utilizaremos para el relleno, pero también puedes hacerlo con hierbas aromáticas como la lavanda para que, además de adornar, creen un ambiente muy agradable. Otra opción es guardar dulces o caramelos para que los más peques (y los no tan peques) os deis un capricho de vez en cuando.

Elaboración:

1. Corta un cuadrado de tela de 30x30 cm (puedes variar los tamaños).

2. Haz un pequeño doble en uno de los lados del cuadrado de tela de unos 2 cm.

3. Coloca unos alfileres para sujetarlo y cóselo a medio centímetro del final del dobladillo.

4. Una vez cosido, dobla la tela por la mitad verticalmente dejando a la vista el envés.

5. Cose las telas del margen lateral y el inferior para unirlas.

6. Dale la vuelta y rellena la bolsita con lo que quieras.

7. Pon el toque final con un lacito a modo de cierre.

2. Decoración de sillas navideñas

Pon alegría a vuestras comidas y cenas esta Navidad decorando las sillas de forma personalizada. Hazte con lo siguiente y vamos a empezar:

  • Papel o cartulina de tamaño A4 (según el número de sillas)
  • Pinturas o rotuladores en colores navideños
  • Pegamento
  • Perforadora
  • Pinzas de colgar la ropa
  • Lazos o cordones

Elaboración:

1. Lo primero será hacer la bolsita. Para ello, dobla cada papel o cartulina por la mitad, dejando un pequeño margen en el extremo.

2. Dobla hacia dentro el margen que has dejado.

3. Abre la hoja y aplica pegamento en la parte superior del margen. Cierra la hoja sobre el margen y pégala.

4. Para hacer la parte inferior de la bolsita, coloca de forma vertical y dobla la hoja por la parte inferior hacia fuera unos 5 cm.

5. Dobla las esquinas de este doblez hacia abajo.

6. Abre la hoja y marca los triángulos hacia fuera.

7. Dobla los dos extremos hacia dentro y aplica pegamento.

8. Dobla los laterales de la bolsa.

9. Ahora solo tienes que dar forma a la bolsa, marcando bien los pliegues.

10. Haz agujeros en la parte superior con una perforadora y pon un cordel o lazo.

11. Decora la bolsa para cada invitado y mete algún detalle (bombones, una foto vuestra…). Cuélgala de la silla, pon un cartelito con su nombre con una pinza y coloca un lazo.

3. Rincón de estrellas de los deseos

¿Soléis pedir deseos para el nuevo año? Ahora, más que nunca, todos miramos con esperanza al futuro, así que si es así y queréis hacerlo de una forma más especial este año, te proponemos crear un rincón en el que los dejéis por escrito. Y no solo deseos, también podéis apuntar, por ejemplo, aquello por lo que estáis agradecidos. Es muy sencillo, ya verás.

  • Cartulinas o papeles
  • Lápiz
  • Regla
  • Cordones finos
  • Tijeras
  • Pegamentos
  • Rotuladores de colores

Elaboración:

1. Primero, haz una plantilla para todas las estrellas. Para ello, dibuja con lápiz y, con la ayuda de la regla sobre la cartulina, recórtala.

2. Repite el proceso y haz el número de estrellas que quieras.

3. Puedes hacerlas dobles pegando una sobre otra para que sean más gruesas.

4. Haz un pequeño agujero en la parte superior de las estrellas e introduce los cordones.

5. Colócalas en un cesto junto a rotuladores y, cuando escribáis los deseos, podéis colgarlas del árbol de Navidad o de algún mueble.

6. Puedes decorarlo con una guirnalda de luces led.

Cómo hacer un calcetín navideño

4. Calcetín para dejar regalos

Por último, un adorno que quedará genial colgado cerca del árbol o, si tienes, de la chimenea. Para ello, necesitarás lo siguiente:

  • Tela o fieltro que tengas en casa
  • Lápiz blanco
  • Tijeras
  • Pegamento para tejidos

Elaboración:

1. Con el lápiz blanco, dibuja la silueta de un calcetín sobre el fieltro o la tela.

2. Recorta la silueta con unas tijeras

3. Repite el proceso para conseguir la parte posterior (puede ser en una tela o fieltro de otro color).

4. Comprueba que las dos partes coinciden perfectamente y pégalas con pegamento especial para tejidos.

5. Para la parte superior del calcetín, corta un trozo de una tela diferente para que contraste y pégalo.

6. Por último, corta una tira fina de tela y pégala a mondo de gancho. Si lo prefieres, puedes coserla.

7. Cuélgalo donde prefieras y coloca algunos paquetitos en su interior para que el resultado sea más llamativo.

¿Te han gustado estos adornos? Si es así y quieres otras ideas para que esta Navidad (y tu estilo de vida, en general) sea mucho más consciente y sostenible, aquí te dejamos varios artículos que pueden interesarte.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.