Saltar

7 ideas para organizar mejor nuestra casa con pequeños cambios

Una de esas "tareas pendientes" en la mayoría de los hogares es el orden de alguna zona concreta. Y es que siempre se nos resiste alguna estancia, armario o cajón, ¿a que sí? Y, aunque no creemos en los hogares perfectos e idílicamente estructurados, sí apostamos por los que buscan soluciones fáciles y versátiles para mejorar su funcionalidad.

Por eso, con el firme propósito de ayudarte a conseguir esa eficacia, sea como sea tu hogar, te hemos preparado 7 ideas para organizar la casa a base de pequeños cambios económicos, útiles y prácticos. ¿Te interesa? ¡Comienza a ver tu hogar como un lugar con muchas más posibilidades de las que crees!

1. Almacenaje cerrado para dejar oculto el desorden

Lo que no se ve, no existe. O al menos así sucede en muchas ocasiones. De hecho, hay veces que por más limpiezas que hagas, siempre quedan objetos que no sabemos muy bien cómo guardar u ordenarlos.

Así que lo mejor que puedes hacer es usar el almacenaje cerrado para extrapolar esta frase para tu propio beneficio. Y es que relajarse en un salón o en un dormitorio que está completamente “manga por hombro” nos parece una tarea imposible, ¿no crees?

Si tienes una estantería abierta, intenta ir mezclando cajas y cestas en los diferentes compartimentos para ocultar las cosas pequeñas o desordenadas que necesitas pero que no quieres ver por medio constantemente. Conseguirás un aspecto mucho más pulcro y uniforme.

2. Cómo sacarle partido a todos los rincones de una casa

Ha llegado el momento de ponerte con los brazos en jarras, admirar tu casa con perspectiva y replantearte cómo estás haciendo las cosas. ¿De verdad le estás sacando todo el partido que puedes? Seguro que hay un hueco con más utilidades de las que parece. ¡Cada rincón es una oportunidad!

Por ejemplo, originalmente, el hueco de estas escaleras estaba prácticamente vacío. Sin embargo, aprovechando el espacio de las paredes, ha resultado el sitio perfecto para hacer una mini despensa. Para ello, hemos colocado unas estanterías modulares en la pared y, como no hay espacio para un gran mueble, hemos añadido un carrito auxiliar que, además, viene genial para mover de un sitio a otro los utensilios que necesitamos. Y, como en el consejo anterior, hemos echado mano de cestas y tarros para organizar los alimentos.

Así, convertimos un espacio incómodo e irregular en un lugar útil y práctico por muy poco. ¿Se te ocurre alguna otra idea para este rincón? Tal vez, con unos estantes y unos rieles, podría haberse convertido en un mini ropero. ¡Imaginación al poder!

3. Cómo aprovechar el espacio de la cocina al máximo

Nos sentimos más cómodos cocinando cuando todo está perfectamente ordenado y lo más a mano posible, no lo vamos a negar. Las cocinas pequeñas son una prueba constante de limpieza y organización y, por eso, tenemos unos truquitos para aprovecharla al máximo.

Los rieles y los ganchos son una excelente manera de mejorar el almacenamiento y la organización, así que no lo dudes a la hora de instalarlos para colgar todo tipo de objetos: tapas de ollas, pequeños cazos, espumaderas, sartenes… Eso sí, que no sean elementos demasiado pesados o voluminosos para no sobrepasar la carga máxima.

Otra de las opciones más eficaces para ganar más espacio en la cocina es aprovechar el almacenaje en altura. Por eso, nosotros hemos instalado unas estanterías de estructura abierta que, además, dan una mayor sensación de amplitud. En este caso, hemos ido un pasito más allá y hemos añadido unos recipientes para nuestros condimentos favoritos. ¿Te gusta? Le da un toque natural.

Esta técnica te permitirá tener un lugar extra para colocar tarros, botes y objetos sin complicarte demasiado. Te recomendamos que los objetos que más utilices los dejes en las estanterías y rieles y que reserves los cajones para los utensilios más pesados y que usas con menos frecuencia.

4. Ordenar correctamente los muebles de cocina

Ya que hemos sacado el tema, ¿qué tal llevas la organización en los cajones y armarios cerrados de la cocina? Si hay un desorden que odia todo el mundo es el que encontramos en los muebles de cocina. Sobre todo, en los que guardamos los productos de limpieza, estropajos, bayetas… Al final acaba todo desordenado, botes caídos, las superficies sucias o pegajosas, ¡hecho un cisco!

La solución a este problema es, probablemente, de las más sencillas: cajas de almacenamiento con asas para moverlas más fácilmente. En una puedes poner los productos de lavadora, en otra los de fregar los suelos, en otra las bayetas y estropajos… Estructúralo como quieras, pero el resultado siempre será el mismo: orden, orden y más orden.

¿Quieres más ideas para ordenar una cocina pequeña? Te enseñamos algunos trucos en el siguiente vídeo.

    5. Ideas de almacenaje a la vista

    ¡No todo tiene por qué ocultarse! No hay nada que nos haga la vida más cómoda que tener a mano todo lo que necesitamos o ver nuestra decoración favorita expuesta de la mejor forma posible.

    Por eso, el almacenaje abierto es una maravillosa idea para cualquiera de estos casos. Puedes complementarlo con pequeñas cajitas o cestas que te ayuden en tu cometido principal de mantener el orden y la armonía.

    Nosotros te recomendamos que, si te apetece dar rienda suelta a tu creatividad, crees tu propia estructura de almacenaje con armarios individuales. Es una forma estupenda de ordenar todos los objetos a la vez que personalizas la casa y le das un toque de estilo.

    6. Cómo aprovechar el pasillo o recibidor

    A la mayoría de nosotros nos lleva más de una hora salir de casa después de levantarnos. ¡UNA HORA! Y muchas veces es porque perdemos el tiempo buscando por todas partes la mochila, la bufanda, el casco de la bici, el bolso… ¡En fin!

    Un sencillísimo (y mega práctico) estante para pasillos (en este caso los soportes los hemos pintado de blanco y agregado ganchos debajo) podría facilitarte más la vida mañanera antes de salir por la puerta. Bolso, llaves, bufanda, abrigo, casco... está todo, así que, ¡vamos!

    7. Percheros para tener la ropa siempre a mano

    Quizás nunca te lo habías planteado, pero un riel para colgar la ropa puede ser justo lo que necesitas para que tu rutina matinal mejore de una forma sustancial. Y no hace falta que renuncies ni a un centímetro de tu dormitorio, mira esta idea. Aprovehando el techo, tenemos el espacio perfecto para colgar el conjunto del día siguiente y, de paso, tenemos la oportunidad de decorar la habitación de una forma muy original (siempre controlando el peso, claro).

    ¿Sabías que escoger la ropa que nos vamos a poner al día siguiente hace que nos levantemos con menos prisas y estrés? El orden te facilita la vida y te hace más feliz, ¡piénsalo!

    Ponte manos a la obra y descubre todos los trucos para mantener tu casa ordenada sin apenas esfuerzo. Si te ha parecido interesante, no te olvides de echarle un vistazo a esta selección especial.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.