Saltar

6 ideas sencillas de organizar tu almacenaje

La función principal de los espacios de almacenaje es mantener el orden y contribuir a que la casa esté despejada. Si no es el caso y crees que, más bien, solo hacen que todo parezca más caótico, ¡apunta! Te damos varias ideas para organizar tu almacenaje y sacarle el máximo partido.

1. Ponlo a la vista   

Es bastante habitual acumular muchas cosas sin orden en espacios de almacenamiento como cajones o cajas. Como no se ven, no se le da mucha importancia y aunque puede que al principio procures tenerlos colocados, con el tiempo suele acabar mezclándose todo, ¿verdad? 
Por eso, te proponemos que apuestes por almacenaje trasparente como tarros de vidrio para guardar aquellos elementos que puedan estar a la vista como unos pinceles, material de costura, joyas, maquillaje o lo que se te ocurra. El efecto puede ser muy estético y el hecho de que se vean te animará a mantenerlos siempre organizados y presentables. ¿Te animas a probar? 

2. Divide por compartimentos tus cajones  

Como hemos señalado en el punto anterior, es frecuente que se dé poca importancia al orden de los cajones porque no siempre están a la vista. De esa forma pueden terminan siendo un cúmulo de cosas sin sentido, que te complica la vida cada vez que intentas buscar algo. Además, esa dificultad para ver lo que tienes en los cajones, puede llevarte a pensar que no tienes algunas cosas y comprar nuevas innecesariamente. 

Si quieres evitar esto, te recomendamos que apuestes por bandejas, cajas y divisores. Puedes aplicarlo en casi todos los cajones de las diferentes estancias de la casa: para organizar la ropa, tu material de escritorio, el papeleo, los cubiertos de la cocina, los productos del baño, las herramientas…  

Gracias a esto conseguirás un efecto de orden mucho mayor en tus cajones y encontrarás todo fácilmente. 

3. Cestas para organizar la despensa  

La despensa es otro de esos lugares de almacenaje que puede convertirse en un desastre si se descuida un poco. Por eso, una idea que puede venirte muy bien es utilizar cestas o cajas a modo de compartimentos para tener todo mucho mejor organizado.  
Lo mejor es que lo hagas en función del tipo de alimento (legumbres, cereales, snacks…) así tendrás todo mejor localizado y a la vista parecerá un espacio mucho más ordenado. 

Además, cada vez que tengas que limpiar el armario o alacena, el proceso será mucho más sencillo porque no tendrás que sacar uno a uno los productos, sino que te bastará con sacar las cestas. ¡Póntelo fácil!

Y si tienes dudas, aquí tienes un vídeo en el que encontrarás todos los consejos que necesitas para organizar tu despensa en un pispás.

4. Aprovecha el espacio inferior de las estanterías

¿Necesitas más espacio? Puedes conseguirlo utilizando el espacio inferior de alguna de tus estanterías. Para ello solo tendrás que añadir unos ganchos debajo de esta y utilizarlos para colgar lo que necesites. Por ejemplo, a modo de perchero de ropa.

Eso sí, es importante que tengas en cuenta que haya espacio suficiente para lo que quieres colgar, porque sino se puede saturar mucho y dar sensación de desorden, que es justo lo contrario de lo que buscamos con estos trucos. 

5. ¿Ya no cabe nada más en tus muebles del baño? ¡Cuélgalo! 

Si tu armario del baño o tus cajones ya no admiten ni un producto más, ¡esto es para ti! Deja a un lado la creencia de que todo debe estar guardado y cuelga todo aquello que puedas para ahorrar espacio. Solo necesitarás poner un perchero o unos ganchos para colgar lo que quieras. No te preocupes si no puedes hacer taladros, hay opciones de percheros para puertas como TJUSIC que solo tendrás que colocar. Nuestro consejo es que apuestes por colgar esas cosas que utilizas a diario y que pueden estar fuera, aparte de espacio ahorrarás tiempo porque las tendrás más a mano.

6. Organiza tu rincón de almacenaje para la colada y di adiós a los montones de ropa 

¿Sueles acumular la ropa para la plancha sobre una silla o en cualquier otro rincón? Si es así, es probable que cada vez que lo veas intentes mirar para otro lado y odies esta tarea del hogar.  

Nuestro consejo es que apuestes por crear un rincón más ordenado en el que puedas guardar las prendas sucias o limpias fácilmente, para que la colada no contribuya a crear más desorden. Puedes optar por una pequeña cajonera, una cómoda o poner ganchos para colgar la ropa limpia y que no se arrugue. Eso sí, te recomendamos que no sea un espacio de almacenaje muy grande, para que no pospongas demasiado la tarea de planchar.  

También puedes incluir un cubo o cesto bonito para la ropa sucia. Si te lo propones, el espacio para la plancha no tiene por qué ser una parte desorganizada o poco estética de tu casa.

¿Has tomado nota? Esperamos que con estas ideas consigas un ambiente ordenado y cargado de paz para tu hogar.

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero ten en cuenta que cambiar o modificar los productos de IKEA de forma que no se puedan revender o usar para sus fines originales significa que se perderán las garantías comerciales de IKEA y tu derecho a devolver los productos.