Saltar

10 juegos infantiles para pasar el rato sin recurrir a la tecnología

Con tantos días por delante, los videojuegos y la televisión no nos bastan para matar el tiempo y disfrutar en familia de un rato juntos.
¿Qué te parece si hacemos una lista con juegos infantiles que no dependan de ningún tipo de tecnología? ¡Desconectad juntos y pasad un rato en grande! Hay juegos para todas las edades y gustos.

1- ¿Cómo dices?

En muchas casas se conoce como el ‘teléfono loco’, ‘teléfono roto’, ‘teléfono escacharrado’ y, sea como sea, lo que está claro es que este juego es ¡divertidísimo!

Poneos todos formando un círculo. Ahora uno tendrá que pensar una palabra o frase y susurrársela (tan solo una vez) al oído a su compañero de al lado. Este tendrá que repetir lo que haya entendido (¡sea lo que sea!) a la persona siguiente. El último en la cadena tendrá que decir en voz alta cual es el mensaje que ha recibido. Veréis cómo se transforman los mensajes. No podréis parar de reír.

2- Adivina adivinanza

Un juego que nos ha acompañado toda la vida y que, además de entretenido, ejercita nuestro cerebro. Si no sabéis muchos, siempre podéis buscar previamente unos cuantos cada uno y hacer vuestra propia lista. Podéis poneros el reto de una adivinanza diaria e ir acumulando puntos durante toda la semana. ¿Quién será la persona más astuta de la casa?

3- Cuentacuentos animado

A todos nos gustan las buenas historias, así que ¿qué tal si hacemos una tarde-noche de cuentacuentos animado?
Vamos a preparar el entorno. Apagad las luces de la habitación y colocad unas linternas dentro de una bolsa de plástico puesta hacia arriba para crear una lámpara de ambiente casera. Sentaos alrededor, como si de una hoguera de campamento se tratase y que cada uno cuente una historia inventada o extraída de su cuento infantil preferido. Será mucho más divertido si os preparáis algunos accesorios que le den ese toque a vuestros cuentos: una capa para el súper héroe, una espada para la intrépida guerrera, una llave para abrir el portal mágico…

¿Le habéis cogido el puntillo a eso de interpretar y contar historias? Haced un teatro de marionetas y experimentad esta afición tan bonita y divertida de una forma muy original. Os contamos cómo en este artículo:

4- ¡Películas en la sombra!

Los juegos de mímica son un gran entretenimiento y sacan nuestro lado más imaginativo. Así que os proponemos que representéis con sombras algunas de las escenas de vuestras películas predilectas. Sabemos lo que pensáis…Suena genial, pero ¿cómo se hace eso sin una pantalla? ¡Muy fácil!

Para jugar a películas en la sombra tan solo necesitas: una sábana clara (si es blanca, mejor), un palo largo (como el de la fregona o escoba), unas pocas pinzas, un flexo y ¡listo!

Sujeta con las pinzas uno de los extremos largos de la sábana alrededor del palo y cuélgalo. Si tienes una doble puerta, puedes colocar cada extremo en una de las puertas abiertas, de modo que queda como un telón o una pantalla de cine. Ahora, coloca detrás un flexo apuntando directamente hacia la sábana. ¡Y ya está! Por turnos, id representando con mímica y sonidos la película que has elegido. Los demás tendrán que adivinarla desde el otro lado de la sábana.

Consejo: dejad al lado una caja con complementos que os ayuden, como una manta (para capas, faldas…), alguna gorra o sombrero, un paraguas (para varitas mágicas, espadas…), un muñeco, etc. Así podréis hacer vuestros personajes más reales.

5- Juegos de mesa

El clásico de los clásicos. Los juegos de mesa y los juegos de cartas son un imprescindible en toda casa. Y es que siempre hay un juego perfecto para cada tipo de persona: de construcciones y propiedades, de palabras, de estrategia…Quitadles el polvo y disfrutad de un buen tablero, los dados, las fichas y todos los complementos de un buen juego de mesa.

¿No tenéis ninguno por casa o ya os habéis cansado de los que hay? Descargaos este juego de "Retos Estelares" y disfrutad de nuevos y emocionantes retos con toda la familia. Tan solo tenéis que hacer clic en el siguiente botón, redortad las piezas y el tablero y ¡a jugar! ¡A divertirse se ha dicho!

Si los extraterrestres y el espacio no son lo vuestro, os traemos otra opción para jugar a juegos de mesa en familia, 'Misterio en IKEA'.

El famoso osito FABLER BJÖRN ha perdido su pijama y no lo encuentra por ningún sitio. ¿Podréis recuperarlo y resolver el misterio?

Al igual que antes, os dejamos por aquí el descargable en PDF para que solo recortéis las piezas y empecéis con la gran aventura del pijama perdido.

Y como última opción de juego de mesa (pero no por ello menos emocionante y divertido), os proponemos Eco Retos.

Pero, ¿qué es exactamente? ¡Muy sencillo! Eco Retos es un entretenido juego con el que aprender también a ser más sostenibles en casa. ¿No es maravilloso? Con una serie de pruebas repartidas a lo largo de todo el tablero, tendréis que ingeniárolas para convertiros en una familia mas 'eco'. ¿Os animáis?

Podéis descargaros las instrucciones y el tablero en el siguiente enlace.

6- Karaoke en familia

Las penas con canciones son menos. Sacad vuestra vena más artística y cantad vuestros temas favoritos. ¿Os animáis a poner vosotros también la parte instrumental? Sacad sartenes, flautas y cualquier objeto que emita un sonido y ponedle ritmo a la tarde. Montad un grupo de música al completo.
Cuando hayáis ensayado suficiente, quién sabe… alomejor podemos hacer una excepción a la norma de ‘cero tecnología’ y grabar nuestro primer sencillo familiar con la cámara del móvil. ¡Seguro que es graciosísimo! Además, quedará inmortalizado para el recuerdo.

7- ¿Quién soy?

Coged papel y lápiz y escribid una palabra (a poder ser, en mayúscula y que se vea lo mejor posible). Puede ser un nombre de un personaje de ficción, un famoso, un objeto, un alimento…lo que se os acurra.
Ahora coged el papel y pasadlo a la persona de vuestro lado boca abajo. Coged el nuevo papel, ¡sin mirar lo que pone!, y enseñadlo al resto.
Por turnos, deberéis formular preguntas de respuesta ‘sí’ y ‘no’ y adivinar quién o qué sois. Si las respuestas que obtienes son un sí, puedes seguir preguntando. Si te responden con un ‘no’, pasa el turno al siguiente jugador. ¡Suerte!

8- Veo, veo

Con banda sonora o sin ella, es un gran juego para repasar el abecedario con los más peques. Agilizaremos su concentración y ¿por qué no? Es una excusa perfecta para conocer a fondo los pequeños detalles de nuestra casa.

Si queréis darle un toque diferente a este juego y ya os lo conocéis a la perfección, podéis hacer los siguiente: que todo el mundo salga de la habitación y solo se quede una persona. Esconde un objeto, el que quieras, o cámbialo de sitio. Ahora deja pasar al resto de la gente. ¿Son capaces de ver la diferencia?

9- ¿Qué será?

Jugar con los sentidos es genial, pero… ¿Y si solo probamos con uno de ellos? ¿Qué ocurriría? En una bolsa o en una caja de cartón colocad un objeto, lo que queráis. Vendadle los ojos a uno y, tan solo con el tacto, deberá adivinar de qué se trata. Podéis poner un peluche, el mando de la tele, incluso si queréis ser un poco más traviesos, podéis poner algo un poco más viscoso, como un yogur o una gelatina (seguro que la otra persona no se lo espera). ¡Jugad con las texturas!

10- En busca del tesoro

Tu casa se convierte en una isla encantada, llena de aventuras, peligros y muchos pero que muchos tesoros ocultos. ¿Cómo encontrarlos? Haz un mapa con las zonas clave del hogar y marca dónde están escondidas las riquezas de esta nueva tierra. Puedes jugar con puzles, enigmas y al final, el gran tesoro. Quién sabe…puede ser una deliciosa tarta de chocolate.

Esperamos que estas ideas sirvan para que lo paséis en grande y disfrutéis de un ratito divertido con la familia y amigos. Si te ha gustado este artículo y quieres más ideas de planes que hacer en casa con nuestros hijos durante la cuarentena no te pierdas el siguiente artículo:

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.