Tocadores

¿Te gustaría tener tu propio centro de belleza, con todo lo que necesitas a mano? Esto es posible con un tocador. Guarda lo que necesites en los cajones o coloca cajas llamativas sobre la superficie. Añade un espejo al tocador o elige uno con espejo incluido, y ya lo tienes todo para comprobar lo bien que estás hoy.

Los tocadores tienen un estilo clásico y son bastante prácticos. Para alguien con muchos accesorios, ya sea maquillaje, joyas, corbatas o productos de belleza, encontrar el espacio perfecto para almacenarlos, exhibirlos y organizarlos puede ser complicado.

No solo funcionan como un excelente lugar para guardar todos tus accesorios, sino que muchos de nuestros tocadores también cuentan con una gran iluminación y prácticos espejos. Tanto si buscas un tocador con un toque antiguo como si prefieres uno moderno con espejo, poner este icónico mueble en tu dormitorio nunca es mala idea.

Tocadores prácticos

Con un práctico tocador, tendrás mucho espacio para organizar y guardar el maquillaje. Algunos incluyen cajones integrados y otros tienen un aspecto atractivo con elegantes cajas en la parte superior.

También encontrarás tocadores con espejos integrados. O puedes colocar el espejo que te guste en la parte superior.

Asegúrate de contar con una buena iluminación al aplicar el maquillaje. Echa un vistazo a nuestro amplio surtido de lámparas para encontrar una que se adapte a tu estilo y gusto.

Por último, no tienes que preocuparte por las manchas, ya que la mayoría de nuestros tocadores son fáciles de limpiar. Los materiales lisos como el vidrio son una buena opción si quieres limpiarlos de manera rápida y fácil.

Tocador moderno o antiguo

Además de ser un mueble práctico, el tocador también es una declaración de estilo. Elige entre un tocador moderno con líneas sencillas y definidas o uno de aspecto antiguo con líneas más redondeadas y fluidas. Nuestros tocadores se combinan a la perfección con otros muebles de la misma serie. Así, vestir tu habitación con muebles que combinan a la perfección es muy sencillo.

Recomendamos fijar la mayoría de los tocadores a la pared para que no se vuelquen. Esto es especialmente importante si tienes niños pequeños que puedan intentar subirse al mueble o tirar de él para jugar. Asegúrate de utilizar los dispositivos de fijación adecuados para el tipo de pared que tienes en casa. Estos elementos se venden por separado.