Saltar
Saltar a la lista de productos

Alfombrillas de baño

Regala a tus pies una superficie blandita y a tu baño un aspecto más cálido. Nuestras alfombras de baño son también una forma de renovar tu baño. Colócalas delante de la bañera, del inodoro o del lavabo; las hay de diferentes formas y tamaños, así que seguro que encuentras una alfombrilla de baño adecuada a tu espacio y estilo.

Una alfombra de baño es un artículo esencial del que no podemos prescindir. La tierna calidez que aporta entre los dedos de los pies cuando salimos de la ducha. La sujeción adicional, que ayuda a que los inquietos pies de los más pequeños no se resbalen en suelos húmedos. El toque de color que añade estilo a la habitación. En resumen, una alfombrilla hace que el baño sea más cálido, seguro y acogedor.

Nuestra selección de alfombras de baño te ofrece una forma sencilla de añadir un toque de color a la vez que mantienes el suelo seco. Puedes elegir entre estilos sencillos y minimalistas o más coloridos con estampados creativos. Tenemos una solución para cada baño.

Dónde colocar la alfombra de baño

Hay dos lugares clave donde necesitas una alfombrilla de baño, independientemente del tamaño o la distribución de tu cuarto de baño.

El primer lugar es frente a la ducha o bañera. Esta zona se expone a mucha agua, a veces mezclada con jabón o champú. Pon una alfombrilla de baño aquí para evitar resbalarte con el agua jabonosa y para mantener el suelo seco.

El segundo lugar es frente al lavabo. Si colocas una alfombrilla aquí, podrás disfrutar de su tejido cálido y acogedor al cepillarte los dientes antes de acostarte o cuando te arregles por la mañana.

En algunos baños más pequeños, una alfombrilla puede cubrir ambos lugares. Si tu baño es más grande, puedes optar por un conjunto de alfombras de baño a juego.

Combina la alfombrilla con otros artículos de baño

Dale estilo al baño combinando la alfombrilla con otros detalles textiles.

Por ejemplo, algunas de nuestras toallas y cortinas de ducha están disponibles en colores que se pueden combinar con nuestras alfombrillas de baño. También puedes buscar un albornoz y zapatillas a juego para crear tu propio spa en casa.

Cómo cuidar tu alfombra de baño

Muchas de nuestras alfombras de baño son ligeras, lo que significa que se secan rápidamente. Así que olvídate de pisar una alfombrilla húmeda la próxima vez que entres en el cuarto de baño.

Sin embargo, puesto que la alfombrilla está expuesta a mucha humedad, te recomendamos que también le des un descanso de vez en cuando. Lava la alfombrilla con regularidad y deja que se seque completamente antes de volver a ponerla en el suelo. De esta forma, te asegurarás de que la alfombrilla de baño mantenga el frescor y no se estropee.

Un buen consejo es que elijas la alfombrilla que te guste y compres dos. De esta forma, siempre tendrás una alfombrilla limpia en el baño mientras lavas la otra.