IKEA utiliza cookies propias y de terceros con fines de rendimiento, publicidad y redes sociales para ofrecerte una mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web, ofrecerte información personalizada de acuerdo a tus hábitos de navegación. Recuerda que siempre puedes cambiar tus preferencias acerca de las cookies a través de los ajustes de tu navegador o si estás de acuerdo cerrar o seguir navegando.

Consulta la Política de privacidad y la Política de cookies para obtener más información.

Has deshabilitado tus cookies, lo que significa que IKEA no recordará tu búsqueda a lo largo de la web. Encuentra como activar tus cookies para una experiencia mejor

Rebajas de enero: cómo ordenar el armario y conseguir más espacio

18 diciembre 2018

Sí. Definitivamente este es el momento perfecto para saber cómo ordenar el armario para sacarle todo el partido posible. ¡Acompáñanos!

A open wardrobe full of clothes with rails, shelves and boxes set against a pink wall.
¡Las rebajas ya están aquí! Y entre esto y todos los regalitos que nos han traído los Reyes, nuestro armario corre peligro de colapsar. Si cada cierto tiempo te preguntas cómo ordenar el armario y conseguir más espacio (sin un milagro de por medio), que sepas que has llegado al sitio adecuado. Queremos echarte una mano para que este proceso de orden sea mucho más sencillo e inspirarte a la hora de encontrar algunas ideas.

Saca toda la ropa y ¡comienza de cero!

Vamos a empezar por el principio: saca fuera toda la ropa y decide con qué te quedas y con qué no. La ropa que decidas descartar para la nueva vida de tu armario, puedes donarla o regalarla.
 
Después, debes comenzar por clasificar tu ropa y accesorios por tipo y temporada. Así, podrás decidir qué solución de almacenaje se adapta mejor a ti y a tu ropa: riel, estante o cajón.
 
En este caso se trata de un armario ELVARLI personalizado en el que se han introducido mayoritariamente baldas y apenas dos cajones. Si haciendo esta limpieza y orden en el armario te das cuenta de que quizás no cuentas con el que mejor se adapta a ti, puedes plantearte cambiarlo o hacerlo de cero a tu gusto.
 
¿Cómo sería tu armario ideal?

Comienza a sacarle verdadero partido a tus estantes (¡y más si son abiertos!)

Tener estanterías suficientes para toda la ropa no quiere decir que el orden esté garantizado. Y es que las estanterías pueden acabar por convertirse en todo un foco de desorden: camisetas mal dobladas que acaban arrugadas, jerséis mezclados con pantalones, camisetas de tirantes con otras de manga larga, bolas de ropa hecha “un higo”…
 
Este es el momento de reestructurarlas y darles una nueva vida y un nuevo sentido: coloca cajas en las que ordenar las diferentes prendas o clasifícalas por tipo, color o tejido, ¡como más te guste!
 
Si además tienes un armario abierto como este (y con estanterías de sobra) puedes aprovechar para colocar algo de decoración que te ayude con tu dormitorio o vestidor.

Fundamental para un mayor espacio visual: el espejo

Si hay algo esencial en cualquier vestidor o cerca de cualquier armario que se precie, eso es el espejo. Y es que no solo nos ayuda a la hora de probarnos los diferentes modelitos, como es obvio, si no que también fomenta que el espacio entero se vea más grande, que la luz refleje y se haga más luminoso.
 
Por supuesto, hay espejos y espejos. Y nosotros no podemos evitar tener algunos predilectos como el KNAPPER, que tiene un riel incorporado, perfecto para colocar la ropa usada una vez o la que te vas a poner al día siguiente.
 
Practicidad y diseño al poder: ¡lo que más nos gusta!

La ropa de la temporada, siempre a mano

A la hora de clasificar toda tu ropa, hazlo con cierto sentido común. No es necesario colocarla por colores (aunque si te gusta y te ayuda, ¡adelante!). Nosotros creemos que lo más práctico es tener la ropa que más usas lo más a mano posible.
 
En invierno, por ejemplo, puedes colocar la ropa de punto en los estantes abiertos más cercanos para facilitar el acceso, ya que probablemente sea de lo que más te pones. Los jerséis más gruesos pueden ir abajo o arriba, según la frecuenta de uso; mientras que la ropa de verano la guardas perfectamente doblada y clasificada en cajas en los estantes superiores.
 
¿Quieres ver 6 formas de organizar tu armario en un pispás?

Siempre hay espacio para todo, ¡de verdad!

Una vez que hayas diseñado tu armario en lo que a ropa se refiere, personalízalo con cestas y cajas. Por ejemplo, puedes guardar joyas y accesorios para el pelo en pequeñas canastas de mimbre, y almacenar otros complementos o artículos de gran tamaño, como mantas, en cajas más grandes.

Si además te decides por reinventar tu armario con nosotros, verás que las alturas de los estantes son ajustables, por lo que es súper fácil adaptarse para conseguir continuamente algo nuevo. ¡Que tu espacio se adapte a ti y no tú a él!

Otras ayudas más allá del armario

No todo empieza y acaba en el armario: hay muchos extras que pueden sernos de más ayuda para conseguir el espacio deseado y hacer más cómodos nuestros espacios.
 
Tanto si tienes zona de vestidor como si tu armario está en el dormitorio, siempre puedes optar por un fiel amigo como el reposapiés con almacenaje GRÖNLID, que ha salido de tu salón para ayudarte a calzarte sentado sobre él, a guardar mantas, cojines, jerséis de otras temporadas en bolsas al vacío… ¡Lo que quieras!

¿Cómo diseñarías tu armario abierto de ensueño?

Desde los armarios ELVARLI hasta los súper flexibles ALGOT: ¡hay infinitas formas de diseñar tu propio armario abierto! Echa un vistazo a todas las combinaciones en tu tienda o aquí, en nuestra web.
 

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.