Saltar
Saltar a la lista de productos
Recibe tus accesorios en casa a partir de 48 horas laborables, desde 4€

Jarrones y centros de mesa

Jarrones para tus flores

Nuestros jarrones, floreros y cuencos han sido diseñados para alegrarte los días y fomentar tu propia creatividad. Con nuestros jarrones puedes decorar un espacio con un ramo de flores, colocar solo una flor en un jarrón o poner los cuencos y jarrones sin nada. Nuestra surtido tiene floreros y jarrones asequibles y con un atractivo diseño.

Un jarrón que siempre está en flor

Puedes poner cualquier flor que te guste en un jarrón PÅDRAG, o incluso dejarlo vacío. Quedará muy bonito de todas formas.

Ver todos los jarrones
Ver todos los jarrones

¿Qué tipos de jarrones tenéis?

Contamos con más de 50 tipos diferentes de jarrones grandes y cuencos decorativos de diferentes formas y estilos que se adaptan a cualquier hogar y ocasión.

¿Qué altura deben tener las flores en un jarrón?

Para conseguir que quede perfecto, puede que tengas que recortar los tallos del ramo. Para conseguir la longitud correcta, mide los tallos con el jarrón y córtalos de manera que queden un poco más largos que el jarrón.

Una vez que los tallos tengan la misma longitud, vuelve a cortar la base en un ángulo de 45 grados, lo que mejora la superficie del tallo para que pueda absorber más agua. Y para asegurarte de no aplastar el tallo haciendo esto, usa unas tijeras de cocina o de podar afiladas.

¿Cuáles son las ventajas de los jarrones de cristal?

La popularidad de los jarrones de cristal se debe a su capacidad para jugar con la luz natural. Las diversas formas y cortes del cristal refractan la luz de diferentes maneras, añadiendo una dimensión adicional de decoración a tu hogar. También son ideales para usarlos al aire libre, ya que se limpian con facilidad y son totalmente impermeables, por lo que puedes usarlos en el jardín en verano.

Las flores aportan vida y color a cualquier estancia. Pero la forma del jarrón también añade su propio toque. Ya sea de cristal moderno o de cerámica tradicional, siempre hay un lugar para un jarrón en la casa. Por ejemplo, como centro de la mesa de comedor. Para añadir un toque de verde en la estantería del salón. También puedes usarlos para obtener privacidad al colocarlos en las ventanas con grandes plantas frondosas.

¿Pero qué pasa si las flores y los ramos no son lo tuyo? ¿Y si prefieres exhibir frutas, frutos secos o bellas piedras? En ese caso, los jarrones no sirven. Para eso, lo mejor es usar un bonito cuenco o plato. Afortunadamente, también disponemos de todo eso.

Aquí encontrarás una amplia selección de jarrones y cuencos entre los que encontrarás el que mejor te vaya.

Jarrones y cuencos

¿Quieres perfeccionar esos arreglos florales con jarrones? Piensa en el tipo de flores que sueles comprar o cultivar y tendrás una pista sobre el tipo de forma que mejor te irá.

Por ejemplo, los ramos tradicionales necesitarán un jarrón que permita que los tallos puedan apoyarse y deje que las flores y hojas salgan por la parte superior. En cambio, para las flores de tallo más largo lo mejor es usar un jarrón en forma de V que no vuelque. Y si lo quieres es dar un toque de distinción, prueba con jarrones con formas geométricas inusuales.

¿Pero y si prefieres exhibir otros objetos decorativos? Aquí es donde entran en juego los centros de mesa. Tienes la oportunidad de dar rienda suelta a tu creatividad y no limitarte únicamente a flores o plantas. Por ejemplo, un bello cuenco de madera con nueces aportará calidez a una habitación más fría. Y un cuenco de metal con frutas como naranjas o peras puede añadir un toque de color a una habitación más minimalista.

Imposible no acercar con un jarrón de cristal

Los jarrones de cristal son atemporales y nunca pasan de moda. El material tiene la capacidad de jugar con la luz natural, creando ilusiones y contrastes vibrantes. Las diversas formas y cortes del cristal refractan la luz de diferentes maneras, añadiendo una dimensión adicional de decoración a tu hogar. Los diferentes colores también influyen en el aspecto. Un jarrón de cristal azul puede dar una sensación de relax mientras que uno negro pueda aportar cierta sofisticación.

Junto con un ramo de flores bien cortado, será un elegante accesorio en cualquier habitación. Asegúrate de que cuentas al menos con un par de jarrones de cristal, por si se te antoja comprar unas flores o si te las regalan. De esta forma, nunca tendrás que poner un bello ramo en un jarrón poco favorecedor.

Cómo adaptar las flores a tus jarrones

Se dice que las flores influyen en todo, desde nuestro estado de ánimo hasta nuestra productividad. Así que querrás que queden elegantes cuando las coloques en un jarrón cuidadosamente seleccionado.

Para conseguir que quede perfecto, puede que tengas que recortar los tallos del ramo. Para conseguir la longitud correcta, mide los tallos con el jarrón y córtalos de manera que queden un poco más largos que el jarrón.

Cuando todos tengan la misma longitud, vuelve a cortar la base en un ángulo de 45 grados. Esto mejora la superficie del tallo para que pueda absorber más agua. Y para asegurarte de no aplastar el tallo haciendo esto, usa unas tijeras de cocina o de podar afiladas.