Saltar

Cómo aumentar tu bienestar en casa con plantas

Tener plantas en nuestras casas no solo nos sienta bien, también puede ser francamente saludable (sigue leyendo para saber más). ¡Descubre cómo aumentar tu bienestar en casa con plantas y apunta nuestros consejos para decorar tus estancias con mucho verde!

Crea tu propia habitación verde

El verde nos sienta bien. Lo dice hasta la ciencia y la neuroarquitectura. Es lo que los expertos llaman la "hipótesis de la biofilia". Con unas pocas plantas u otros elementos naturales, como muebles o suelos de madera que nos recuerden a la naturaleza, puede ser suficiente para tener una casa que nos proporcione bienestar. Nuestra receta para un rincón de bienestar personal: pon tu asiento favorito junto a una ventana, llena todos los huecos con plantas, añade una lámpara y una mesa auxiliar y complétalo con textiles suaves.

Decora con plantas tu dormitorio

Las plantas son excelentes compañeras de cama. Ayudan a refrescar y purificar el aire y alegran la vista mientras nos desperezamos. Puede que hayas escuchado alguna vez que no es recomendable tener plantas en el dormitorio porque nos roban el oxígeno por la noche, pero en realidad la ciencia no abala este mito. Las plantas necesitan recoger muy poquito oxígeno por la noche y si fuera así, ¿qué ocurriría cuándo duermes en una habitación con otra persona? ¡Puedes decorar tu dormitorio con plantas sin ningún miedo porque, además de dar color y vida a nuestros espacios, también nos ayudan a relajarnos y a mejorar nuestro bienestar!

Dale un poco de vida a los rincones

Siempre hay rincones en una casa a los que podríamos prestar un poco más de atención. Una mesa, un banco o una estantería llena de plantas pueden convertirlos fácilmente en el centro de atención de la habitación, incluso si disponemos de poco espacio. Para un efecto adicional, añade una lámpara de pie o de mesa con luz intensa.

¡Aquí tienes algunas pautas de diseño de interiores que pueden ayudar a mejorar tu bienestar en casa!

    Crea un jardín vertical

    La luz solar y la exposición a la misma pueden ser recursos muy limitados en una casa, especialmente en lugares como el salón, el baño o la cocina. Donde haya luz solar, distribuye el espacio en vertical. ¡Prueba a colocar una estantería en el recibidor, en el pasillo o en cualquier lugar donde puedas tener una ventana para colocar algunas plantas en altura y tener tu propio jardín vertical!

    Un jardín en un bote

    Hacer un invernadero no tiene por qué ser un problema. Hasta puede ser todo lo contrario. Pon plantas en botes para crear arreglos decorativos que llamen la atención. (No te olvides de ventilarlas de vez en cuando). ¡Opta por una planta tipo suculenta que no necesita muchos cuidados!

    ¿Conoces nuestro programa Formando hogar? Hemos hablado con varios expertos para que nos ayuden con nuestras emociones, estilo de vida y convivencia en casa. ¡Descubre más ideas y consejos para mejorar tu bienestar en el hogar!

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.