Puffs y reposapiés

Puff, no es un sillón pero sirve como asiento adicional

Generalmente, un puff es más bajo que un sillón y no tiene respaldo ni reposabrazos. Por eso, también se puede utilizar para elevar las piernas cansadas. Exacto, ¡es un reposapiés con formas suaves y redondeadas!

Tenemos una amplia selección de sillones puff con almacenaje que añaden funcionalidad a un salón, de forma que puedes elegir uno que combine perfectamente con tu decoración.

Pon un reposapiés en tu salón

Consulta las características de nuestros reposapiés y sillones puff y llévate uno desenfundable para poder lavar la funda y tenerlo siempre como nuevo. También tenemos puffs y reposapiés con material antideslizante en la parte inferior, para que tu puff se mantenga inmóvil en su sitio o lo puedas apilar si tienes poco espacio.

En IKEA fabricamos los puffs y reposapiés en un montón de materiales. En función de tu estilo, puedes elegir entre un puff de tela, un reposapiés de piel o un puff de piel sintética. Además, tenemos puffs de mimbre y de ratán de estilo natural. Por eso, estamos convencidos de que tenemos una solución que encaje perfectamente con tus necesidades, tanto en comodidad y espacio de almacenaje como en estilo y diseño.

Elige un reposapiés que combine con tu sofá de piel para un estilo sofisticado, o un puff de tela para crear un ambiente vintage a juego con tu decoración. Algunos puffs con almacenaje tienen compartimentos secretos que son perfectos para guardar revistas, mantas y plaids, o incluso los mandos a distancia. Los puffs también funcionan muy bien como asientos adicionales para los invitados, por lo que, cuantos más, ¡mejor!

Añade comodidad a tu sillón con los puffs y reposapiés de IKEA

¿Tienes un sillón y quieres añadirle un punto extra de comodidad? Un reposapiés es la solución perfecta, porque podrás ver la tele o leer tu libro favorito sentado en el sillón mientras estiras las piernas y descansas con tu elegante reposapiés.

Descubre todas las ventajas de los reposapiés y olvídate para siempre de descansar las piernas sobre la mesa de centro de tu salón. Recuerda que si no tienes espacio para un puff o un reposapiés, puedes encontrar la solución perfecta con uno de nuestros sillones relax, porque tienen reposapiés incorporado y, además, se reclinan para una mayor comodidad.