Saltar
Saltar a la lista de productos

Puffs y reposapiés

Puff, no es un sillón pero sirve como asiento adicional

Generalmente, un puff es más bajo que un sillón y no tiene respaldo ni reposabrazos. Por eso, también se puede utilizar para elevar las piernas cansadas. Exacto, ¡es un reposapiés con formas suaves y redondeadas!

Tenemos una amplia selección de sillones puff con almacenaje que añaden funcionalidad a un salón, de forma que puedes elegir uno que combine perfectamente con tu decoración.

A cualquier casa le viene bien un puff. Ofrece un lugar para sentarse, espacio de almacenaje y estilo, todo en un único paquete elegante. Sácalo cuando tengas invitados y necesites otro asiento. Ponle una bandeja con tentempiés en la parte superior y conviértelo en una mesa para disfrutar de una noche de cine en familia. Un puff resistente también se puede usar como un reposapiés cómodo (y evitar las discusiones familiares para decidir quién se sienta en la chaise longue).

Echa un vistazo a nuestro amplio surtido para encontrar el que mejor se adapte a tu hogar.

Puffs en muchos estilos

Además de ser práctico y versátil, un puff también puede ser un magnífico mueble decorativo.

En nuestro surtido los encontrarás en colores vistosos, texturas diferentes y formas divertidas que llaman la atención. Por ejemplo, un puff de ratán puede ser el contraste rústico perfecto para un diseño en el que abundan los tejidos. O un taburete de terciopelo azul satinado puede darle el aspecto de un hotel de lujo al salón.

También tenemos puffs y reposapiés lisos para conseguir un estilo más discreto. Un reposapiés gris o un puff negro lisos combinan con la mayoría de los estilos de interiorismo, y no tendrás dificultades para combinarlos con el sofá o el sillón.

¿Cómo quieres usar tu puff?

Al decorar con un puff, plantéate siempre dónde y cómo quieres usarlo. El contexto determinará qué tipo de puff te conviene.

Los diferentes tejidos no solo expresan distintos estilos, sino que cumplen muchas más funciones. También tienen diferentes ventajas y desventajas. Por ejemplo, la piel es fácil de limpiar si se derrama algo encima por accidente. Sin embargo, tanto la piel auténtica como la sintética pueden ser bastante resbaladizas, por lo que no son la mejor opción para poner bocadillos, bebidas o tablets encima.

Un puff de tela o de algodón puede ser más adecuado para disfrutar de una extensión suave y acogedora del sofá. Sin embargo, un material más duro, como el ratán o la madera, podría ser más práctico si quieres usarlo como mesa de centro. Independientemente de tus necesidades, encontrarás el puff o el reposapiés perfecto en nuestro surtido.

Pon un reposapiés en tu salón

Consulta las características de nuestros reposapiés y sillones puff y llévate uno desenfundable para poder lavar la funda y tenerlo siempre como nuevo. También tenemos puffs y reposapiés con material antideslizante en la parte inferior, para que tu puff se mantenga inmóvil en su sitio o lo puedas apilar si tienes poco espacio.

En IKEA fabricamos los puffs y reposapiés en un montón de materiales. En función de tu estilo, puedes elegir entre un puff de tela, un reposapiés de piel o un puff de piel sintética. Además, tenemos puffs de mimbre y de ratán de estilo natural. Por eso, estamos convencidos de que tenemos una solución que encaje perfectamente con tus necesidades, tanto en comodidad y espacio de almacenaje como en estilo y diseño.

Elige un reposapiés que combine con tu sofá de piel para un estilo sofisticado, o un puff de tela para crear un ambiente vintage a juego con tu decoración. Algunos puffs con almacenaje tienen compartimentos secretos que son perfectos para guardar revistas, mantas y plaids, o incluso los mandos a distancia. Los puffs también funcionan muy bien como asientos adicionales para los invitados, por lo que, cuantos más, ¡mejor!

Añade comodidad a tu sillón con los puffs y reposapiés de IKEA

¿Tienes un sillón y quieres añadirle un punto extra de comodidad? Un reposapiés es la solución perfecta, porque podrás ver la tele o leer tu libro favorito sentado en el sillón mientras estiras las piernas y descansas con tu elegante reposapiés.

Descubre todas las ventajas de los reposapiés y olvídate para siempre de descansar las piernas sobre la mesa de centro de tu salón. Recuerda que si no tienes espacio para un puff o un reposapiés, puedes encontrar la solución perfecta con uno de nuestros sillones relax, porque tienen reposapiés incorporado y, además, se reclinan para una mayor comodidad.