Saltar

Reformar el baño sin obras es posible

Para reformar el baño no hace falta enfrascarse en una obra. Reformar el baño sin obras es posible y te vamos a contar cómo hacerlo en cuatro sencillos pasos. Además de ahorrar tiempo, dinero e incomodidades, será un proceso sencillo y fácil de conseguir.

Sea cual sea tu tipo de baño, conseguirás transformarlo por completo o llenarlo de personalidad con pequeños gestos como cambiar las toallas o cortinas, renovar los accesorios o incluir un carrito para el almacenaje.

¡Empecemos!

Cómo renovar el baño sin obras en cuatro pasos

Puede ser que vivas de alquiler y no puedas hacer grandes reformas o, simplemente que no puedas reformar el baño por una cuestión de precios. Sea cual sea tu motivo, sigue estos cuatro pasos y consigue renovar tu baño sin obras.

1. Cambiar las toallas

Algo tan sencillo como efectivo es darle otro tono y color a tu baño cambiando, simplemente, las toallas.

Si tenemos un baño estilo romántico, unas toallas oscuras pueden combinar a la perfección con el ambiente. Si por el contrario, tienes un baño blanco, siempre puedes jugar con una paleta de colores vivos (como el verde) que aporten calidez y alegría al espacio. ¡Ah! Y si no te van los colores sobrios, elige toallas con estampados floridos.

Combínalas con el resto de complementos de la habitación, como la jabonera, la alfombrilla de la ducha o unas cajitas y ¡listo!

2. Cambiar las cortinas

Otro de los elementos que cambian, y mucho, el aspecto de tu baño son las cortinas de baño o de ducha. Si, como es el caso de este baño, el tuyo es de un color con mucha personalidad, prueba con colores lisos. Siempre puedes elegirla con un pequeño dibujo para darle un toque diferente.

O decántate por las cortinas estampadas si quieres darle esa explosión de color. En este caso, hemos buscado una que combine con el color rosado de los azulejos para que tenga mucha más armonía cromática. ¿Qué te parece?

3. Incluir un carrito con ruedas para aumentar el almacenaje

Una forma estupenda de darle un aire renovado a tu baño sin levantar una mota de polvo es añadir uno de nuestros carritos auxiliares para el baño o uno de los taburetes de baño que tenemos.

Y, ¿por qué el carrito auxiliar? Sencillo. Sus ruedas hacen de ellos uno de los mejores asistentes mientras estás aseándote. Tendrás, por un lado, almacenaje extra y por otro, facilidad para desplazarlo por donde quieras.

Un banco, a la par de cómodo, también ofrece la opción de almacenar enseres imprescindibles para tu baño. Así que puede ser otra buena decisión incluirlo.

Y si hay pequeños en casa, el taburete para el baño es lo más. Si eliges uno de colores vivos a juego con tus toallas o alfombras de baño, también te ayudará a darle un aire renovado a tu baño.

4. Renovar los accesorios de baño

Otra opción muy interesante es renovar los accesorios de lavabo. Puedes empezar, por ejemplo, por algo tan sencillo como las cajas de almacenaje.

En estas cajas con tapa puedes guardar lo que necesites para que todo esté en su sitio y bien ordenado.

¿Te gusta el resultado? Es una forma perfecta para organizar nuestros objetos y darle un toque decorativo a la estantería.

El espejo de baño es otro de los accesorios que, al cambiarlo, se modifica también el aspecto de tu lavabo y de todo el conjunto. Además, siempre aporta una mayor sensación de amplitud y de iluminación.

¿Qué te han parecido los cuatro pasos para reformar el baño sin obras? ¿Lo ves factible? ¡Seguro que puedes transformar tu baño siguiendo alguno de estos consejos!

Si tu cuerpo te pide más referentes e ideas para decorar y organizar el baño, no te pierdas estas ideas de Pregúntale a Allen:

    ¡No te vayas! Aún tenemos más truquitos que enseñarte.

    Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.