Saltar

Consejos para gestionar la economía familiar

La pandemia no solo ha provocado una crisis sanitaria, también ha hecho que muchas familias pasen por graves problemas económicos. En nuestro programa Formando hogar hemos hablado con un experto en finanzas, para aportar a las familias algunos consejos que puedan contribuir a una mejor gestión de su economía doméstica.

Luis Pita, coach financiero, conferenciante y autor del libro “Ten peor coche que tu vecino”, nos da en este vídeo 5 consejos para ahorrar y gestionar mejor nuestros gastos.

¡Esperamos que os sea útil!

    Más trucos para ahorrar en casa

    Además de todos los consejos que nos ha dado el experto Luis Pita, hemos querido recopilar en este artículo todos esos trucos que os hemos contado ya alguna vez en nuestro blog de Ideas sobre cómo ahorrar en las facturas de casa.

    No solo se trata de apagar las luces o reducir el consumo de agua. Hay muchas cosas sencillas que podemos hacer y que repercuten más de lo que creemos en nuestro bolsillo. Comenzamos por las facturas de luz y agua, ¡toma nota!

    Cómo reducir los gastos de luz y agua en casa

    Todos sabemos o hemos oído alguna vez que para reducir el gasto de agua en casa debemos usar mejor la ducha y no llenar la bañera o cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes, pero ¿sabías que gastamos menos agua al poner el lavavajillas en un “programa eco” que al lavar a mano? ¿Y que si utilizas grifos y duchas con un aireador de compensación de presión reduces la cantidad de agua que sale manteniendo el flujo que desees?

    ¿Y para reducir el consumo de energía? ¡Tenemos una larga lista que seguro que te ayuda a bajar la factura de la luz! ¡Apunta!

    • Usa bombillas LED. Consumen un 85 % menos de energía y duran 20 veces más que las bombillas incandescentes.
    • Opta por los electrodomésticos con calificación energética AA+ o superior, pues también consumen menos.
    • Siempre que puedes lava en frío. Los programas de la lavadora que usan agua caliente gastan más energía.
    • Llena siempre el lavavajillas y la lavadora para evitar usarlos con más frecuencia.
    • Ajusta la temperatura de tu frigorífico. Debería estar entre 5 y 7 grados. Si la subes, consumirá más.
    • Estudia la potencia eléctrica que tienes contratada y ajústala según lo que gastas.
    • La cocina de inducción gasta hasta un 20% menos que una vitrocerámica.
    • Viste tu casa con cortinas y alfombras gruesas en invierno para reducir el gasto en calefacción.
    • Un termostato te puede ayudar a controlar mejor la temperatura de tu casa, para no excederte con la calefacción o el aire acondicionado.
    • Coloca cortinas o estores en las ventanas en verano para bloquear la entrada de calor.
    • Si tienes que hacer reformas en casa revisa los sistemas de aislamiento térmico. Requieren una inversión inicial importante, pero si lo comparas con lo que te ahorras en las facturas a lo largo de tu vida te compensa.
    • Lo mismo ocurre con los paneles solares que ayudan a reducir la factura de la luz en un 50%.

    Cómo reducir los gastos en la compra

    Muchas veces gastamos más dinero en comida de la que necesitamos debido a algunos malos hábitos inconscientes como, por ejemplo, hacer la compra con hambre. ¡Siempre acabaremos picando y llevándonos algo más de lo que teníamos en mente! Lo más recomendable es hacer una lista antes de ir a la compra u optar por la compra online.

    Una forma más de ahorrar dinero es llevar siempre táper a la oficina porque podrás cocinar un día para varias comidas, congelarlas y así siempre te saldrá más económico que un menú del día en un restaurante.

    Otro de los consejos que te podemos dar para ahorrar es que siempre lleves una bolsa de tela contigo. Ahora, prácticamente en todos los establecimientos tienes que pagar las bolsas de plástico y son unos céntimos que si sumas a lo largo del año hacen una cantidad importante y un gasto innecesario y poco sostenible con el medioambiente.

    Y no olvidemos otro aspecto que debes tener en cuenta: el desperdicio de comida que hacemos en nuestras cocinas. Esto se produce, algunas veces, porque cocinamos mucha cantidad y no la guardamos correctamente y, otras, porque nos caducan productos sin usarlos. Para evitarlo te recomendamos dos cosas: por un lado, realizar una planificación consciente de tus menús semanales, cocinando un día a la semana (para ahorrar también en electricidad) y guardando las raciones debidamente en táperes herméticos en la nevera o congelador. Por otro lado, también es importante que mantengas siempre tu frigorífico y despensa bien organizados y con los productos etiquetados y a la vista, para evitar que alguno caduque y no te des cuenta.

    Más ideas y consejos