Iluminación


La iluminación de tu casa afecta cómo te sientes. Es más que una comodidad práctica, así que cuanto más control tengas sobre tus luces, mejor. Con unas pocas fuentes de luz diferentes, puedes cambiar fácilmente el estado de ánimo para que se adapte a lo que estás haciendo en cualquier espacio donde vives. Desde crear una atmósfera romántica hasta cortar zanahorias, y todo lo demás.