Saltar

Guía de mantenimiento del mobiliario de exterior

¿Quieres pasar tiempo al aire libre? Deja volar la imaginación, charla, descansa o tómate algo sin preocuparte por la calidad de los muebles de exterior, ya que nos hemos encargado de todo por ti. Desde la elección de materiales duraderos hasta la aplicación de una protección adicional contra las inclemencias del tiempo. ¡Dedícate a disfrutar!

Una mano barnizando el respaldo de una silla de madera de exterior con una brocha.
Una mano barnizando el respaldo de una silla de madera de exterior con una brocha.

Muebles con materiales de fácil mantenimiento

El aluminio, el plástico, el ratán de plástico y el acero no requieren mantenimiento, por lo que son ideales para los muebles de exterior. Solo tienes que limpiarlos con agua y un jabón suave. No te olvides de taparlos o guardarlos durante el invierno en un lugar fresco y seco, como el garaje, el porche o el sótano (sobre todo el plástico y el ratán de plástico, que pueden agrietarse como consecuencia del frío).

Ver todos los muebles de jardín
Ver todos los muebles de jardín

Muebles con materiales que requieren muy poco mantenimiento

La acacia, el eucalipto y otras maderas macizas suelen requerir algo de mantenimiento de vez en cuando. Limpia los muebles con agua y jabón suave, y tápalos cuando no los uses. Todos nuestros muebles de madera de exterior han recibido un tratamiento con barniz o pintura. Recomendamos barnizarlos de nuevo para que no se agrieten y para prolongar su vida útil. La frecuencia con la que tendrás que volver a barnizarlos dependerá de la ubicación, el uso y la exposición a las inclemencias meteorológicas. Por ejemplo, los muebles de exterior deben volver a barnizarse si las gotas de lluvia empiezan a absorberse, en lugar de permanecer encima de ellos. Si los muebles pintados empiezan a desconcharse o parecen desgastados, píntalos de nuevo o retócalos con pintura para exterior.

Ver todos los aceites, barnices y productos de mantenimiento
Ver todos los aceites, barnices y productos de mantenimiento

Mantenimiento de las sombrillas

Pliega la sombrilla cuando no la uses. Normalmente, solo hace falta limpiar a fondo las sombrillas una vez al año. Ten en cuenta las instrucciones de la etiqueta de lavado. Recomendamos protegerla del polvo, la suciedad, el polen y la lluvia con una funda TOSTERÖ, y guardarla bajo techo, en un lugar fresco y seco. La funda debe ponerse cuando la sombrilla esté seca.

Ver todos los productos de protección para muebles de exterior
Ver todos los productos de protección para muebles de exterior

Mantenimiento de los cenadores

Quita el techo del cenador siempre que haga viento o llueva con fuerza. Límpialo frecuentemente por fuera y por dentro. Ten en cuenta las instrucciones de la etiqueta de lavado. Para evitar que se agrieten, barniza con frecuencia la estructura de los cenadores de madera. Una estructura de acero es más fácil de mantener, ya que solo se necesita una solución de agua y jabón suave. Antes de guardarlo en un lugar fresco y seco, limpia el tejido y deja que se seque bien. Puedes usar una caja o unas bolsas de almacenaje TOSTERÖ para las cortinas y el techo del cenador.

Ver todas las sombrillas y cenadores
Ver todas las sombrillas y cenadores

Mantenimiento de los cojines

Para prolongar la vida útil de los cojines de exterior, límpialos con frecuencia. Guárdalos cuando no los estés usando, a poder ser bajo techo, en un lugar fresco y seco. Puedes usar las cajas y bolsas de almacenaje TOSTERÖ. Comprueba que los cojines estén totalmente secos antes de cerrar la bolsa o la caja.

Ver todos los productos de protección para muebles de exterior
Ver todos los productos de protección para muebles de exterior