Saltar
Menú

Consejos básicos para cuidar a tu bebé

Los bebés son como auténtica obra de ingeniería. No hay nada que se les parezca. Lo mejor que se puede hacer es diseñar cosas que funcionen a la perfección con ellos para ayudarles a crecer de forma segura y natural. Muchas empresas afirman ser expertas en bebés. Los diseñadores y desarrolladores de productos de IKEA tienen una perspectiva un tanto diferente: un bebé es parte de una familia y, si todos los que se encargan de cuidar del bebé están bien, el bebé también lo estará. No se trata solo del bebé, se trata del bebé y de ti. Juntos.

Un bebe en los brazos de su padre apoyado en cojín de lactancia LEN.
Un bebe en los brazos de su padre apoyado en cojín de lactancia LEN.

Lista para preparar la llegada del bebé

Cuatro buenas ideas: Unas cortinas o unos estores opacos impedirán que la luz entre en la habitación donde está el bebé cuando sea necesario. No te olvides de una lámpara de noche con una luz tenue que te alumbre cuando lo necesites. Una almohada de lactancia como esta de la serie LEN te ayudará a la hora de alimentar al bebé. Prepara una buena cantidad de toallas para bebé. Los bebés ensucian mucho.

Ver todos los productos para bebés
Una lámpara LED de mesa SOLBO encendida sobre un taburete MAMMUT en la oscuridad; el taburete está en el suelo en mitad de una habitación infantil.
Ver todos los productos para bebés

Un espacio natural para el bebé

Los bebés nacen con la piel muy fina, respiran mucho más rápido que un adulto y son muy sensibles a la luz y al sonido. En resumidas cuentas, son muy frágiles. Lo mejor es que evites en la medida de lo posible tener productos químicos en tu hogar y que crees un espacio suave y tranquilo. Que no te quepa la menor duda: el surtido para bebé de IKEA se ha diseñado teniendo en cuenta su seguridad y hemos evitado el uso de productos químicos nocivos.

Ver todos los textiles para bebé
Una pila de textiles para bebés, incluida una manta SOLGUL de color amarillo oscuro y una funda nórdica para cuna LENAST, con un monitor para bebé UNDVIKA encima.
Ver todos los textiles para bebé

Música para el bebé

Durante los primeros meses, un bebé no tiene desarrollados del todo los sentidos de la vista y el oído. Las luces y sombras son más importantes que los colores, al igual que ocurre con la melodía, que prima sobre las palabras. El movimiento de las hojas o un móvil sobre la cuna captará la atención del bebé, al igual que una voz en una canción o un juguete musical, como la oruga KLAPPA.

Ver todos los juguetes para bebé
Un juguete musical KLAPPA con forma de oruga sobre una alfombrilla para bebé encima de un cambiador SOLGUL blanco.
Ver todos los juguetes para bebé

No se necesita tanto

Si tienes más hijos, ya sabrás cómo es, pero para los padres primerizos tener un bebé es como aterrizar en un planeta desconocido. Además de comprar cantidades industriales de todo, añadirás suministros de reserva por si se acaban. Te va a sobrar de todo. No cabe duda de que tu bebé se merece lo mejor, pero la calidad es más importante que la cantidad.

Un niño pequeño con un body de lunares, unos pantalones cortos marrones y unos calcetines largos marrones acostado boca arriba en una cuna blanca.

Mantén la calma ante todo

Los padres van a recibir muchísimos consejos, cada cual más contradictorio. Esto puede ser una fuente de estrés importante, precisamente lo último que necesita tu bebé. Tranquilízate, confía en tu instinto y no te olvides de que son solo consejos.

Ver todas las cunas
Un niño pequeño de pie en una cuna SUNDVIK mirando a su padre, que está sentado en una cama al lado de la cuna con un peluche en la mano.
Ver todas las cunas

Productos que se adaptan a tu bebé

Hay una cosa que nadie puede negar: los bebés no paran de crecer. Puede parecerte que comprar cosas es un derroche. Acabas de comprar algo para el bebé y a la semana siguiente ya no sirve. Los productos IKEA se han diseñado teniendo en cuenta esto. Desde cunas ajustables con lateral desmontable hasta el cambiador SUNDVIK que se convierte en cómoda, podrás adaptar muchos productos para seguir usándolos durante más tiempo.

Ver todos los cambiadores
Cambiador SUNDVIK en una habitación infantil de estilo clásico junto a una ventana y cerca de un armario SUNDVIK.
Ver todos los cambiadores

Diseñados y probados para el bebé

Los bebés son los exploradores más pequeños del mundo. Los productos IKEA se han diseñado teniendo presente en todo momento la seguridad de los niños. Por tanto, tienen bordes redondeados, no hay huecos ni aberturas para evitar que las manos se queden atrapadas, no tienen cuerdas ni cables sueltos, ni piezas pequeñas, e incluimos accesorios de seguridad para fijar a la pared todos los muebles que lo necesiten.

Más información sobre la seguridad de los productos
Manta SOLGUL de color amarillo oscuro en el borde de una cesta junto a una cuna SOLGUL blanca con colchón de espuma.
Más información sobre la seguridad de los productos