Nuevas formas de renovar el aspecto del baño

Varios cestos pequeños de plástico, fijados a la pared con ventosas, sirven para poner accesorios y artículos de aseo.

Nuevas formas de renovar el aspecto del baño

Es cierto que los espacios pequeños son más acogedores, pero aun así deben cumplir con su finalidad. Especialmente el baño. Con tantos productos de aseo, maquillaje, toallas, papel higiénico y demás, se necesitan soluciones de almacenaje prácticas que pongan orden y aprovechen bien el espacio. Echa un vistazo a estos sencillos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

1. Dos barras para la cortina de la ducha son mejor que una si tienes más cosas que colgar que sitio donde hacerlo. Con una barra con ganchos con forma de S tendrás más espacio para colgar toallas y la ropa del gimnasio.

2. Aprovecha la puerta (y el espacio que queda encima). Es estrecho y casi nadie le saca partido, pero es ideal para montar unas baldas con toallas y otros productos. Ponle un perchero a la puerta para colgar la bata y lo que tú quieras.

3. El espacio de las paredes es muy valioso. Especialmente en un baño diminuto. Estos armarios con poco fondo llevan unas baldas regulables que permiten guardar objetos de todos los tamaños, como botes de productos de limpieza. Si quieres darle un toque personal, pon una balda pequeña con una planta y algún adorno.

4. Si quieres que tus mañanas sean un paseo, cuelga organizadores abiertos en la pared del baño (no es necesario hacer agujeros). De este modo encontrarás el maquillaje y los productos de aseo en un pispás, y si pones una barra debajo para colgar la ropa de cada día, todo te resultará más sencillo.

5. No malgastes ni un centímetro. Guarda los productos de limpieza en cajas de plástico resistentes a la humedad debajo del lavabo (al menos mientras no tengas niños en casa que los puedan coger).

Nos encanta que los clientes utilicen nuestros productos de una forma creativa. ¡Atrévete tú también! Pero debes tener en cuenta que las modificaciones y cambios que introduzcas en los productos de IKEA impiden que se puedan volver a vender o utilizar para su uso original, por lo que invalidan las garantías comerciales de IKEA y el derecho a devolución.

Autores
Diseño de interiores: Therese Ericsson/ Katarina Grundströmer
Fotografía: Sandra Werud
Texto: Vanessa Algotsson