Ir al contenido principal

Una vida más segura en casa

Queremos crear un mejor día a día para la mayoría de las personas, y un día a día más seguro es definitivamente mejor. Todas las personas de nuestra empresa trabajan para brindar una vida más segura en el hogar a nuestros clientes. 

Nuestros productos se someten a pruebas y verificaciones muy exhaustivas. Antes de lanzar cualquier producto garantizamos que cumple los estándares y normativas relevantes, además de nuestros propios requisitos.

Seguridad de niños | ¿Cómo sabemos que un producto es seguro? 

Somos especialistas en la vida en el hogar

En IKEA tenemos más de 75 años de experiencia entendiendo cómo vive la gente en sus hogares. Esto significa que también somos conscientes de los peligros comunes en las casas y departamentos, lo que nos ha llevado a innovar y buscar nuevas formas de trabajar para ayudar a nuestros clientes a llevar una vida más segura.

La seguridad es fundamental en el proceso de desarrollo del producto

¿En qué lugar deberías sentirte más seguro que en tu propia casa? La seguridad es la protagonista de cada etapa del desarrollo de productos, desde la idea, el proceso de diseño y ejecución, hasta el producto acabado que ofrecemos a los clientes.

Nuestros diseñadores, desarrolladores de productos e ingenieros consideran las posibilidades de uso de un producto y lo prueban en ese contexto.

Descripción general de la seguridad de un producto global

Recopilamos continuamente opiniones de clientes de todo el mundo para saber cómo usan nuestros productos y qué experiencias tienen con ellos. Toda esta información nos permite ir mejorando nuestro surtido de productos permanentemente con el paso del tiempo. Ejemplo de ello son las cortinas estor sin cuerdas.

Cuando descubrimos el riesgo que significan las cuerdas para la seguridad, dejamos de ofrecerlos. En la actualidad, ninguna cortina IKEA tiene cuerdas a la vista.

La seguridad de los productos para niños y bebés es una prioridad esencial

¿De cuántas formas puede usar un juguete un niño? Nuestro trabajo es dar respuesta a esa pregunta, una y otra vez. Entender y predecir la interacción entre el producto y el usuario es una parte muy importante del proceso de desarrollo del producto.

Los productos para niños de IKEA están diseñados para ser seguros, independientemente de su precio. De esta manera, toda la familia puede utilizarlos de forma segura.


¿Cómo sabemos que un producto es seguro?

Evaluamos muchos aspectos, como: la seguridad, la calidad y el impacto medioambiental en una gran variedad de áreas, ensayos químicos, inflamabilidad, textura, corrosión, iluminación y electrónica, entre otros. Estos son algunos ejemplos:

Inocuidad química

Trabajamos muy duro para asegurarnos de que nuestros productos no contengan componentes químicos que puedan ser nocivos para las personas o el medio ambiente y retiramos de forma proactiva los posibles agentes químicos dañinos, con frecuencia antes de que la legislación lo exija.

Al comprar textiles o juguetes para los más pequeños, puedes tener la certeza de que no contienen ningún componente químico que pueda dañar a tu familia. Nuestra ropa de cama, por ejemplo, no contiene tintes alergénicos ni tóxicos, disolventes tóxicos ni formaldehído.

Seguridad en la estabilidad

Sea cual sea el diseño y la fabricación de una cómoda o cajonera, es necesario fijarla a la pared con los anclajes que vienen incluidos para evitar que se vuelque.

Para que sea más fácil disfrutar de una vida más segura en el hogar, todos los muebles de almacenaje IKEA, a partir de una determinada altura, incluyen protección antivuelco.

Orificios, huecos y aberturas más seguros

Imponemos estrictos requisitos, tanto en los componentes como en los productos acabados, para garantizar que todos los orificios, huecos y aberturas sean seguros.

Entre los productos en los que este aspecto es esencial destacan los camarotes. Los huecos de las barandas deben ser lo suficientemente pequeños como para no caer por ellos accidentalmente, pero también lo suficientemente grandes como para que no exista el riesgo de que se nos quede algún dedo o brazo atrapado mientras dormimos.

Seguridad de las piezas pequeñas

Todos los productos cumplen estándares internacionales y nacionales de seguridad.

Nos aseguramos de que los juguetes IKEA para niños menores de tres años no contengan ninguna pieza pequeña accesible que puedan tragarse o inhalar.

Garantizamos que nuestros productos sean seguros en todas las etapas de la vida del pequeño y ayuden a fomentar su desarrollo.

Seguridad frente a cortes y atrapamientos

Los muebles que generan movimientos tipo tijera al abrirse o cerrarse son siempre un riesgo, especialmente para los niños, ya que pueden provocar graves daños en las extremidades. Por eso, IKEA tiene requisitos frente a cortes y atrapamientos, por ejemplo, para las sillas plegables.

Seguridad eléctrica

Todos nuestros productos cumplen con las normativas locales entregadas por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles.

IKEA ha sido uno de los líderes del sector en la revolución LED. Cambiar nuestro surtido de iluminación para el hogar a la tecnología LED ha aportado importantes ventajas tanto a nuestros clientes como al medio ambiente. Lo que quizás no sabías es que la tecnología LED, que ofrece una intensidad de iluminación potencialmente alta, puede provocar daños en la piel y la vista.

Por eso, en IKEA probamos todos nuestros productos LED conforme a las normas de seguridad más estrictas para asegurarnos de que sea seguro usarlos.


Laboratorios de pruebas de IKEA: una parte esencial de nuestro negocio

Hacemos más de un millón de pruebas de productos al año. Los laboratorios de pruebas de IKEA en Älmhult y Shanghái son innovadores y cuentan con una zona de pruebas de aproximadamente 20.000 m2, donde más de 250 personas se dedican exclusivamente a garantizar que nuestros productos sean duraderos, sostenibles y seguros. Además de nuestros propios laboratorios, también trabajamos con varios laboratorios de pruebas acreditados independientes de todo el mundo.

Todos nuestros productos son sometidos a pruebas y evaluaciones durante toda su vida útil para garantizar la conformidad con nuestros exigentes estándares. Y, si es necesario, los mejoramos.


También te puede interesar