Saltar

Selección de los materiales: ser una gran empresa implica importantes responsabilidades

Para nosotros, la selección de materiales tiene que ver con tomar decisiones responsables. Si no podemos utilizar recursos renovables, buscamos recursos reciclados o reciclables. En todo lo que creamos, nos esforzamos por mantener precios bajos y una elevada calidad. Pero esto no se limita a los materiales. También tenemos en cuenta a las personas, la producción y el transporte. Además, siempre hay margen para mejorar. Al trabajar con otros y plantearnos desafíos, nuestro objetivo es garantizar el acceso a largo plazo a materias primas sostenibles y cambiar la manera en la que funciona el sector. Sigue leyendo para conocer algunos de los materiales de nuestros productos.

Mesas y sillas blancas, negras y de madera clara esparcidas por un bosque, una fuente de nuestros materiales renovables.
Mesas y sillas blancas, negras y de madera clara esparcidas por un bosque, una fuente de nuestros materiales renovables.

Madera

La madera es fundamental para las actividades de IKEA: es un material renovable y natural que dura generaciones. Pero los bosques son frágiles y susceptibles al trato que reciben. Por eso la obtención responsable de madera es fundamental para nuestro negocio.

Esto significa colaborar con otras entidades, como el Forest Stewardship Council® (FSC®), para mejorar la gestión forestal responsable en todo el mundo.

Algodón

Nos encanta el algodón. Es un material natural y renovable que transpira bien. Y gracias a su capacidad absorbente, nuestro algodón es apto incluso para los climas más cálidos.

Desde 2015, todo el algodón de nuestros productos procede de fuentes más sostenibles. "Más sostenible" significa que se utilizan mejores técnicas de producción de algodón para las personas y el medio ambiente, que reducen al mínimo el uso de pesticidas y fertilizantes. Se trata de garantizar la gestión adecuada del agua y de desarrollar mejores prácticas de cultivo.

En el futuro seguiremos centrándonos en el uso eficiente del agua y la biodiversidad. Nuestro objetivo también consiste en convertir la producción sostenible en la norma de toda la industria y no solo de IKEA.

Lana

La lana es un material duradero, natural y resistente, perfecto para las mantas, las alfombras y otros productos para el hogar. Además, como se trata de un material sostenible que crece de manera natural en las ovejas, es renovable, biodegradable y reciclable.

IKEA quiere causar un impacto positivo en las personas, los animales y el planeta, por lo que estamos en proceso de conseguir que toda la lana que usamos en nuestros productos sea obtenida de forma totalmente responsable.

Para alcanzar este objetivo para el 2025, IKEA ha empezado a garantizar que determinadas partes de la cadena de valor de la lana cumplan las directrices del Estándar de Lana Responsable (RWS). Esto garantiza que las ovejas se tratan con respecto y que la tierra en la que se crían se gestiona de manera responsable.

Fibras naturales

El uso de materiales de fibras naturales, desde el jacinto de agua hasta el corcho, pasando por las fibras de banano y el ratán, está aumentando en IKEA. No solo son naturales y renovables, sino que también tienen personalidad, lo que hace que cada producto sea único.

La mayoría de esta producción no es industrial. Colaboramos estrechamente con tejedores y artesanos en Vietnam, Indonesia y China, entre otros. Trabajar con expertos artesanos de todo el mundo abre las puertas a la creación conjunta, la inspiración y el conocimiento sobre nuevos métodos de producción.

Restos y reciclaje

Utilizamos materiales reciclados en la medida de lo posible. Madera, plástico, papel y metal son solo algunos de los muchos materiales con los que nos gusta trabajar. Diferenciamos entre materiales reciclados y restos: los restos hacen referencia al material sobrante de otra producción, mientras que los materiales reciclados es cuando podemos reutilizar el material de productos antiguos.

Pero hay algo más, también se trata de una forma de pensar y desarrollar productos. Nuestro objetivo es diseñar de forma que puedas reciclar los productos al final de su vida útil, reduciendo así los desperdicios. Por eso buscamos constantemente nuevas formas de utilizar restos y materiales reciclables, y convertirlos en productos útiles y elegantes para tu hogar, como los frentes de cocina KUNGSBACKA.

Material compuesto

Un material compuesto consta de dos o más materiales, cada uno con características diferentes. En IKEA, utilizamos material compuesto porque es resistente, requiere poco mantenimiento, tiene un precio bajo y es ligero. Un ejemplo es el compuesto de madera y plástico. El uso de residuos de fibra de madera hace que los productos de plástico sean más resistentes, abarata el precio y permite dar un buen uso a los residuos.

Eso es lo interesante del compuesto: se utiliza menos material y es posible usar materiales de menor calidad (clasificados como residuos) y convertirlos en algo nuevo que sea resistente, compacto y ligero con una larga vida útil. Hay materiales compuestos en todo tipo de productos, desde las librerías BILLY a las sillas ODGER o las fundas RÖDTOPPA.

Plástico

Estamos trabajando para utilizar exclusivamente plásticos renovables o reciclados. La mayoría de los plásticos son a base de petróleo, lo que significa que provienen de un recurso no renovable. Por lo tanto, en la medida de lo posible, intentamos utilizar plástico reciclado o renovable en nuestros productos. Actualmente, alrededor de un tercio de nuestros artículos de plástico provienen de fuentes renovables o recicladas.

PET, PE y PP son tres de los plásticos más utilizados en los productos IKEA y todos cumplen con las leyes y las normas de seguridad más estrictas. Contamos con requisitos detallados sobre el uso de productos químicos y otras sustancias en el proceso de fabricación, teniendo en cuenta aspectos sanitarios y el impacto medioambiental.

Bambú

El bambú es una de las plantas de más rápido crecimiento del mundo. Esa es una de las muchas razones por las que nos gusta trabajar con él. Es duradero, resistente y estable. Si la superficie se cuida correctamente, el bambú también resulta un material óptimo para productos en habitaciones húmedas, ya que es menos probable que se agriete con la exposición a la humedad. El bambú es un material extremadamente sostenible que filtra el CO2 del aire y produce oxígeno.

Para fabricar los productos IKEA de bambú utilizamos principalmente la parte inferior y la central de la planta. Las láminas se utilizan para paneles en accesorios y muebles. Algunas técnicas de artesanía (como tejer y enrollar el bambú) requieren listones, como se puede observar en nuestras lámparas KNIXHULT. El bambú es un material renovable y reciclable, lo que lo hace ideal para productos de larga duración. Puedes disfrutar del aspecto natural de la madera de bambú en productos de la serie NORDKISA, la tabla de cortar APTITLIG y las cajas de almacenaje DRAGAN.